LOS FRISOS

Es frecuente en arquitectura, arte y decoración el uso de bandas donde cierto motivo se repite determinadas veces. A estos diseños se les conoce como frisos.

Hay sólo siete formas de generar un friso a partir de un motivo mínimo. A continuación veremos cada una de ellas y propondremos ejemplos:

F1: El friso se obtiene al aplicarle una traslación a nuestro motivo (el banderín) y continuar así sucesivamente.

F2: Se obtiene mediante los siguientes pasos: Motivo + simetría vertical + traslación de vector perpendicular al eje de simetría

F3: Motivo + simetría horizontal + traslación de vector paralelo al eje de simetría

F4: Motivo + Giro de 180º + Traslación

F5: Motivo + Giro de 180º + Simetría vertical + Traslación

F6: Motivo + giro de 180º + Simetría horizontal + Traslación

F7: Motivo + Deslizamiento de vector T y eje S + Traslación de vector 2T

Cualquier friso se puede obtener mediante los procedimientos anteriores.

Observación: 

la manera de obtener un friso no es única: el friso F6 puede obtenerse también aplicando una simetría horizontal al banderín y posteriormente aplicar al resultado otra horizontal. 

Lo cierto es que el friso F1 es el más fácil (sólo intervienen traslaciones). 

Además de las traslaciones, en los frisos F2 y F3 sólo intervienen simetrías (vertical y horizontal respectivamente), en los únicos que aparecen giros son en los F4, F5 y F6 (que se diferencian porque en F4 sólo hay un giro, y en  F5 y F6 aparece acompañado de una simetría vertical y otra horizontal respectivamente). Únicamente hay deslizamiento en F7. Todo esto se puede esquematizar de la siguiente manera:

Algoritmo de clasificación de frisos

Una vez localizado el motivo mínimo, se procede según el organigrama de abajo:

Actividades

  1. Dibuja los siete tipos de frisos a partir del motivo:   
  2. Investiga los tipos de frisos que se pueden obtener mediante plegado y recorte de papel.
  3. Averigua a qué tipo de friso pertenece cada uno de los ejemplos siguientes:
            1.