Pulsa para información de Sevilla  

Inicio   |   Departamentos   |   Orientación

Hábitos alimenticios saludables.
Dentro de las actividades programadas en el Plan de Acción Tutorial de Centro, los alumnos y alumnas de 1º de la ESO han cumplimentado unas encuestas y han recibido a continuación una serie de recomendaciones acerca de cómo mantener unos hábitos alimenticios saludables. Estas actividades han sido impartidas por la especialista en nutrición Dª Mª Ángeles Trigo Chito.  
Informe sobre la encuesta realizada al alumnado de 1º de E.S.O.

 

Estudiados los resultados de las encuestas se obtienen las siguientes conclusiones que se exponen a continuación:

  1. En general todos presentan una alimentación no correcta en cuanto a porciones semanales de los distintos alimentos que deberían tomar.

  2. En general el desayuno es bueno, aunque deberían tomar un poco de más leche y hay aproximadamente un 30% del alumnado que afronta el día sin desayunar.

  3. Se observa que toman pocas legumbres y cereales, refiriéndonos en este apartado no a los cereales de desayuno sino a los hidratos de carbono como el arroz, la pasta, el pan etc.

  4. En general toman más carne que pescado y toman la fruta de una manera aceptable.

  5. Como hábitos negativos resaltaron que toman bebidas gaseosas y refrescos por lo que el consumo de azúcar es bastantes elevado y puede conllevar la aparición de distintas patologías.

  6. La mayoría pica entre horas, come embutidos y fritura lo que favorece la aparición de obesidad.


RECOMENDACIONES.

En la charla impartida por la experta en nutrición se hicieron las siguientes recomendaciones. Convendría que desde casa los padres velaran por el cumplimiento de estos hábitos tan convenientes para la salud.

  1. La alimentación debe ser variada.
El organismo necesita cuarenta nutrientes diferentes para mantenerse sano. Ningún alimento los contiene todos, de modo que no conviene comer siempre lo mismo.

  2. Toma frutas y verduras.
Las frutas, verduras y hortalizas contienen nutrientes que te ayudan a prevenir enfermedades, de modo que no te olvides incluirlas cada día en tu dieta.

  3. La higiene es esencial para tu salud.
No toques los alimentos sin haberte lavado las manos antes. Cepilla tus dientes al menos dos veces al día y recuerda que tras el cepillado nocturno, no debe ingerirse alimento alguno, ni otra bebida que no sea agua


  4. Bebe lo suficiente.
Es fundamental mantener el cuerpo bien hidratado ya que la mitad del peso es agua. Asegúrate por tanto que recibes el aporte necesario de líquidos.

  5. Haz cambios graduales.
No intentes cambiar tus hábitos de alimentación de un día para otro. Te resultará más fácil hacerlo poco a poco marcándote objetivos concretos cada día.

  6. Consume alimentos ricos en hidratos de carbono.
La mayoría de las personas consumen menos hidratos de carbono de los que necesitan. Al menos la mitad de las calorías de tu dieta debería proceder de estos nutrientes. Para aumentar el consumo debes comer pan y en general productos elaborados basados en trigo y otros cereales

  7. Mantén un peso adecuado para tu edad.
Evitar pesar mas o mucho menos de lo que deberías. Para saber cual es tu peso correcto debes tener en cuenta muchos condicionantes: Edad, sexo, altura, constitución y factores hereditarios.

  8. Come regularmente.
Nuestro cuerpo necesita disponer de energía para moverse. Al levantarnos, después de toda la noche sin comer, nuestro nivel de energía está muy bajo de modo que conviene hacer un buen desayuno. Aprovecha el recreo de media mañana para comer alguna cosa y no dejes de merendar por la tarde.

  9. Haz ejercicio.
Intenta hacer algo de ejercicio. Cada día sube por las escaleras en lugar de utilizar el ascensor y si puedes ve caminando al Instituto.

  10. Recuerda que no hay alimentos buenos ni malos.
No te sientas culpable por comer determinados alimentos. Eso sí, evita los excesos y asegúrate de que tu dieta es lo bastante variada como para resultar equilibrada.

Departamento de Orientación


Inicio
   |   Departamentos   |   Orientación