DEMETER -  (Ceres)

Protectora de la agricultura

Deméter o Dimitra era la diosa de la agricultura y del cultivo de la tierra, una especie de madre Tierra.

Asistía en la cosecha y aseguraba la maduración de los cultivos. Ella fue quien enseñó el modo de sembrar trigo, maíz y cebada.

Deméter era hija de Cronos y Rea. Devorada por su padre, al igual que sus hermanos, hasta que Zeus obligó a Cronos a sacarlos de su vientre.

Sus dos hermanos, Zeus y Poseidón, se enamoraron de ella, pero la modesta diosa rechazó su amor.

Una vez Zeus, transformado en toro, la violó y así nació su hermosa hija Perséfone o Kore. Para evitar a su segundo hermano, Deméter se transformó en yegua, pero Poseidón, transformado en caballo la arrebató y así nació el corcel Arión.

La diosa se enamoró una sola vez. De su unión con el héroe Jasón nació Plutos (Riqueza. No confundir con Hades (Plutón).

Plutos vagó por el mundo, ofreciendo abundancia y riqueza a los mortales. Ya hemos hablado de Hades y la hija de Deméter, Perséfone. Esta es una de las leyendas más famosas de la mitología griega (Ver cap. sobre Hades). Cuando Perséfone desapareció, su madre encendió dos antorchas y fue a buscarla por todo el mundo. Caminaba por todas partes día y noche, pero ningún mortal o dios osaba decirle la verdad. Por nueve días y nueve noches vagabundeó y rehusó comer o beber 'néctar y ambrosia' y no tomó un baño".

El tercer día encontró a Helios (Sol), que había visto todo y le dijo quién se había llevado a su hija. La diosa madre, indignada con Zeus y los otros dioses, abandonó el Monte Olimpo. Se transformó en una anciana a la que nadie podía reconocer. La tierra se rehusaba a producir frutas y vegetación. Los animales comenzaban a morir. Ese año fue el más cruel para la humanidad.

Zeus decidió entonces intervenir y solucionar el problema. Envió a Hermes, el mensajero alado de los dioses, a Hades. Hermes lo convenció para que dejara salir a Perséfone de su reino tenebroso durante la mitad de cada año para reunirse con su amada madre.

Antes de irse Perséfone, su marido le dio de comer la semilla de la granada. Esto la traería de vuelta a él por la otra mitad del año. Así se convirtió en diosa de los muertos y en diosa de la fertilidad de la tierra

Los símbolos sagrados de la diosa eran el trigo, la amapola y la serpiente.

Página Principal