Vocabulario de Descartes


Álgebra: Parte de las matemáticas, en la que los números, en cuanto realidad matemática, son sustituidos por letras, que se relacionan por medio de las operaciones básicas de la aritmética. El lenguaje algebraico es mucho más conciso y potente que el aritmético, porque opera con símbolos que se refieren no sólo a números sino a magnitudes, ya sean aritméticas o geométricas.

Alma: Sustancia pensante (res cogitans). Es una de las partes que compone al ser humano, junto con el cuerpo, pero totalmente diferente y más importante que éste. Su propiedad esencial o atributo es el pensa­miento, que se concreta en dos modos generales, la percepción y la determinación. Lo propio de la percep­ción es concebir, imaginar o sentir. Lo propio de la determinación es desear, odiar, afirmar, negar o dudar.

Análisis: En Descartes se puede entender de dos maneras: como proceso del pensamiento y como parte de las matemáticas. Como proceso del pensamiento consiste en la descomposición de un problema o una cues­tión en sus partes más simples. Constituye la segunda regla del método. En cuanto parte de las matemáticas o análisis de los geómetras, se refiere al método que usaron los matemáticos griegos para estudiar las diver­sas relaciones geométricas. "Análisis" y "álgebra" son dos nombres (griego el primero y árabe el segundo) que designan el mismo campo de las matemáticas. Por su mala notación numérica los griegos no pudieron desarrollar el lenguaje algebraico y se fijaron en las figuras geométricas.

Apetito: Término heredado de la escolástica, que significa inclinación hacia algo propia de seres que po­seen el conocimiento. Se diferencia de deseo, en cuanto éste expresa un movimiento más violento y apasio­nado. Hay dos clases de apetitos: el apetito sensible o sensualidad y el apetito inteligible, que es la voluntad en cuanto movida por el entendimiento.

Arte: Equivale al término griego tejne. En sentido general significa virtud o habilidad para hacer o produ­cir algo. Esta habilidad puede ser manual o intelectual, llegando con este segundo significado a incluir a la ciencia. En la Edad Media el término "arte", tal como se usó en la frase "artes liberales", tuvo el significado de saber.

Certeza, cierto: La certeza es el estado firme de la mente que me asegura el conocimiento de la verdad. Se diferencia de "verdad" en que la certeza es un estado subjetivo. En Descartes la certeza se caracteriza por la claridad y la distinción. En el texto se distinguen dos clases de certeza: certeza metafísica y certeza moral. La certeza metafísica es una certeza absoluta; la certeza moral es una certeza probable.

Ciencia: Modo de conocimiento que, mediante un lenguaje y unas reglas rigurosas, es capaz de formular principios, leyes y teorías verdaderas. Descartes toma a las matemáticas como modelo de ciencia y de ella coge su ideal deductivo.

Circunspección: Prudencia ante las circunstancias para comportarse con moderación.

Claridad, claro: Según Descartes, "entiendo que es claro aquel conocimiento que es presente y manifiesto a un espíritu atento, tal y como decimos que vemos claramente los objetos cuando, estando ante nosotros, actúan con bastante fuerza y nuestros ojos están dispuestos a mirarlos" (Los principios de la filosofía).

Concebir: Formar una idea, elaborar un concepto.

Confusión, confuso: Es lo contrario de distinto. Se aplica a todo conocimiento que no está perfectamente definido o delimitado.

Conocimiento, conocer: Conocer es averiguar por medio del entendimiento la naturaleza de las cosas, lo que son las cosas.

Continuo: Es aquello que puede dividirse ilimitadamente, que admite una divisibilidad infinita. Una cosa continua es una cosa llena. Aplicado al espacio, un espacio continuo es un espacio lleno, que no admite el vacío.

Cosa (res): Todo lo que tiene entidad, ya sea corporal o espiritual. En Descartes cosa (res) se identifica con sustancia.

Cosa alguna material: Lo material en Descartes se reduce a extensión, es decir, a aquello que puede ser medido y expresado geométricamente. La materia en Descartes está llena, no existe el vacío.

Creencia, creer: Creer es tener por cierta una cosa que no está comprobada o demostrada. Creencia es el asentimiento o conformidad con algo.

Cuerpo: Objeto material que se caracteriza por poseer las tres dimensiones principales, longitud, altura y profundidad. Descartes lo define así: "entiendo por cuerpo todo aquello que puede estar delimitado por una figura, estar situado en un lugar y llenar un espacio de suerte que todo otro cuerpo quede excluido" (Meditaciones Metafísicas). El cuerpo es sustancia extensa (res extensa). El cuerpo es una de las partes que componen al hombre junto con el alma, aunque totalmente distinto de ésta.

Deducir, deducción: La deducción es un tipo de razonamiento que parte de premisas, que si son verdade­ras, la conclusión obtenida tiene que ser también verdadera. Está concebida como la segunda opración de la razón en el proceso del conocimiento

Demostración: Es una argumentación mediante la cual se obtiene una conclusión a partir de premisas cier­tas. En Descartes y el racionalismo en general la demostración se entiende como relación principio-conse­cuencia, o sea, como deducción.

Distinción, distinto: Una de las notas definitorias de la evidencia.Según Descartes "es distinto aquel conocimiento que es en modo tal separado y distin­to de todos los otros, que sólo comprende en sí lo que manifiestamente aparece a quien lo considera como es preciso" (Los principios de la filosofía). Un conocimiento distinto es un conocimiento perfectamente delimitado y diferenciado de los demás.

Dios: Sustancia infinita. Según Descartes, "llamamos Dios a la substancia que entendemos supremamente perfecta, y en la cual nada concebimos que incluya defecto alguno, o limitación de la perfección" (Segundas Respuestas. Def. VIII). El Dios cartesiano es un Dios filosófico, visto desde una perspectiva puramente racional; de ahí que describa su naturaleza con los atributos de infinitud, eternidad, inmutabilidad, omnis­ciencia y omnipotencia. En Descartes Dios cumple dos funciones: garantiza tanto la existencia real del mundo, como la verdad de nuestros conocimientos, de nuestras ideas.

Duda, dudar: La duda es vacilación, irresolución. La duda es la indecisión ante una creencia o conjunto de creencias. La duda puede ser de tres tipos: duda vital, duda escéptica y duda metódica. La duda escéptica es una duda como actitud, que es la de aquellos que consideran que no puede alcanzarse la verdad. La duda vital es una duda concreta, que se nos plantea con frecuencia ante las diversas alternativas entre las que tenemos que elegir. La duda metódica es sólo un procedimiento para llegar a la verdad. La duda cartesiana es una duda metódica y se constituye en el fundamento del método.

Entendimiento: Facultad de conocimiento, cuya función es la percepción clara y distinta. El entendimiento humano es pasivo y finito. Es pasivo, porque se limita a percibir los objetos que se le presentan. Es finitc porque no puede ir más allá de esos objetos.

Error: Concepto equivocado o juicio falso. Desacuerdo entre el juicio y la cosa juzgada. Para Descartes el error no se encuentra en el mismo juicio, sino en el acto de la voluntad, que, en cuanto afirma o niega, se pronuncia sobre el juicio. La voluntad es la responsable del error, que se produce cuando ésta transgrede los límites del entendimiento.

Escéptico: Es aquel que considera que no hay ningún conocimiento firme, ni puede haber ninguna opinión totalmente segura. En la Edad Moderna el escepticismo es una postura sobre la posibilidad o más bien la imposibilidad del conocimiento. El sujeto no puede captar nunca el objeto o lo capta de forma relativa y cambiante.

Esencia: Lo que es una cosa. En Descartes aparece como sinónimo de naturaleza.

Espíritu: Se entiende como opuesto a materia. El espíritu designa una realidad que no es material, ni orgá­nica, ni corporal. Está relacionado con el término "alma", pero tiene un significado más dinámico, porque se refiere al conjunto de actividades mentales, en cuanto diferentes de las actividades corporales.

Evidencia: Criterio de verdad de la filosofía cartesiana. lO evidente es lo indudable, aquella verdad cierta y segura. Captación de la verdad a través de una "simple" (directa) inspección de la mente. Esta "simple inspección" de la mente equivale a una intuición. La evidencia cartesiana es una evidencia intelectual, no empírica.

Existir, existencia: Se refiere a aquello que está ahí, en la realidad, a aquello que es real. Existencia se con­trapone a esencia. Mientras que la esencia es universal y puede expresarse en una definición, la existencia es algo concreto.

Extensión, extenso: La extensión es la capacidad para ocupar una parte del espacio. Y dado que el espacio es cualitativamente neutro, decimos que algo es extenso cuando puede dividirse en partes cualitativamente iguales. La extensión es el atributo de la sustancia extensa ('res extensa").

Idea: Aquello en lo que pensamos, el resultado de la actividad de pensar. Cuando la mente piensa, lo que piensa son ideas. Según Descartes "la idea es la misma cosa concebida, o pensada, en cuanto está objetiva­mente en el entendimiento" (Primeras Respuestas). Las ideas pueden considerarse desde dos aspectos: como actos mentales y como contenidos objetivos de la mente. Como actos mentales todas tienen la misma importancia. Como contenidos de la mente, las ideas se dividen en adventicias, facticias e innatas. Estas últimas son las más importantes, porque sólo ellas son claras y distintas.

Ilusión: Imagen o representación que carece de base real. La ilusión viene producida por la imaginación o por un engaño de los sentidos.

Imaginación, imaginar, imaginable. La imaginación es una facultad mental que se caracteriza por la pro­ducción de imágenes conscientes. El imaginar es un modo del pensamiento junto con sentir o concebir.

Infalible: Se dice de alguien que no se equivoca o de algo donde no es posible equivocarse.

Infinito: Aquello que no tiene límites. La noción de infinito se puede entender de dos maneras: como infini­to potencial y como infinito actual. El infinito en potencia se aplica a aquello que se extiende ilimitadamen­te, siendo cada una de sus partes limitadas, finitas. El infinito en acto es un infinito absoluto, en el sentido de que no contiene límites en sus perfecciones. Según Descartes sólo a Dios es aplicable esta noción de infinito, porque ni observamos límites en sus perfecciones, ni puede tenerlos. Al mundo sólo es aplicable la noción de infinito en potencia o indefinido.

Ingenio: Capacidad humana para discurrir o inventar con prontitud y facilidad.

Juicio: En un sentido psicológico, que es el que aparece en el texto, es un proceso mental por el que decidi­mos conscientemente que algo es de un modo u otro. Es una afirmación sobre la realidad de algo

Lógica: Por lógica se suele entender el estudio de las condiciones de la inferencia válida. La inferencia es un proceso que consiste en pasar de la creencia en uno o más enunciados (premisas) a la creencia en un enunciado posterior (conclusión). Las dos clases principales de inferencia son la deducción y la inducción. Las condiciones son las propiedades formales (reglas o leyes) que rigen esa inferencia.

La lógica tiene una tradición muy larga. Aunque su uso es anterior entre los filósofos, la lógica se constituye como saber específico con Aristóteles, que la concibe como un medio o instrumento (órganon) del pensamiento. En la Edad Moderna se la considera como un "arte de pensar" (Lógica de Port-Royal). incluyendo en sus contenidos, no sólo el análisis de la estructura de los argumentos (lo que tradicionalmente se ha llamado "lógica formal"), sino otros más relacionados con lo que hoy llamamos "teoría del conoci­miento" (o, en terminología tradicional, "lógica material").

En el texto Descartes se refiere a las reglas y preceptos de la lógica formal.

Magnitud: Propiedad física que puede ser medida.

Máxima: Regla o principio generalmente admitido por todos los que profesan una ciencia o saber.

Método: Etimológicamente modo de hacer el camino, y más generalmente, modo de decir o hacer algo con orden. Según Descartes, conjunto de "reglas ciertas y fáciles, cuya exacta observancia permite que nadie tome nunca como verdadero nada falso, y que, sin gastar inútilmente ningún esfuerzo de inteligencia, lle­gue, mediante un acrecentamiento gradual y continuo de ciencia, al verdadero conocimiento de todo lo que sea capaz de conocer" (Reglas para dirección de la mente. Regla IV). Todo método debe contener un con­junto de reglas o procedimientos que permitan descubrir la verdad. Por un lado, el método se opone al azar, que carece de orden, y por el otro, a la demostración, que no busca descubrir la verdad, sino sólo la razón de por qué algo es verdadero. El método se entiende como descubrimiento, y no como mera exposición.

Naturaleza: Es lo que hace que una cosa sea, aquello por lo cual una cosa posee una índole propia suya. Se asemeja a "esencia".

Necesidad, necesario: Requisito o condición imprescindible.

Noción: Idea o concepto que se tiene de algo, normalmente de carácter básico.

Omniperfecto: Totalmente perfecto, sin ninguna imperfección. Es un atributo exclusivo de Dios.

Omnisciente: Se dice de quien tiene conocimiento de todas las cosas, reales y posibles. Es un atribuí: exclusivo de Dios.

Opinión, opinar: La opinión es un juicio o parecer sobre algo cuestionable o discutible. La opinión es alee intermedio entre el saber y la duda. En la opinión no hay saber ni tampoco ignorancia, sino un modo parti­cular de afirmación más o menos probable.

Pasiones: Son afecciones del alma, algo por lo que el alma se ve afectada y por tanto alterada. Se dife­rencian de las acciones en que las pasiones son involuntarias y las acciones son voluntarias. Las pasiones proceden de la relación que el alma tiene con el cuerpo. Las dos pasiones más importantes son la alegría y la tristeza.

Paralogismo: Razonamiento falso.

Pensar, pienso, pensamiento: Según Descartes por pensar "entiendo todo aquello que acontece en no­sotros de tal forma que nos damos cuenta inmediatamente de ello; así pues, no sólo entender, querer, imaginar, sino también sentir es considerado aquí lo mismo que pensar" (Los principios de la filosofía). Y en las Meditaciones Metafísicas dice: "¿qué es una cosa que piensa? Es una cosa que duda, que entiende, que afirma, que niega, que quiere, que no quiere, que imagina también, y que siente". Con el pensamiento Descartes se refiere a toda la actividad mental consciente del sujeto. El pensamiento es el atributo de la sustancia pensante (res cogitans).

Perfección, perfecto: Se entiende por perfecto lo que está acabado y completado, de tal manera que no le falta nada, pero tampoco le sobra para ser lo que es. Como consecuencia de lo anterior, lo perfecto será lo mejor en su género, porque no hay nada que lo pueda superar. El concepto griego de perfección implica limitación y, por tanto, finitud. Sólo está acabado lo que está limitado, lo finito. La infinitud se considera imperfección. Con el pensamiento cristiano el concepto de infinitud pierde su carácter negativo y se hace positivo. La infinitud es afirmación de ser.

La perfección puede ser de dos tipos: absoluta y relativa. Sólo Dios es perfección absoluta. Todo lo demás tiene una perfección relativa.

Precepto: Regla que ha de seguirse en la aplicación de una técnica o método. Precipitación: Lanzarse imprudentemente a decir o ejecutar una cosa.

Prejuicio: Juicio previo al conocimiento adecuado de una cosa. Los prejuicios constituyen un obstáculo para el recto entendimiento de lo que se quiere conocer.

Prevención: Concepto, normalmente desfavorable, que se tiene de una cosa.

Principio: Tiene dos significados, origen y fundamento. Principio se puede entender como "aquello de donde derivan todas las demás cosas" y también como "aquello que da razón de las demás cosas". Esos dos significados pueden darse unidos o separados. El primer significado entiende "principio" como realidad. Es principio del ser. El segundo significado entiende "principio" como razón. Es principio del conocer. El pensamiento de Descartes se acerca más al segundo significado.

Quimera: Animal mitológico, que vomitaba fuego y tenía cabeza de león, vientre de cabra y cola de dragón.

Razón, razonar: La razón no es una simple facultad de conocimiento, sino una estructura innata a la mente humana, que se caracteriza por la intuición y la deducción. Por la intuición la razón capta las "naturalezas" u objetos simples sin posibilidad de duda o error. Por la deducción se obtienen los objetos más complejos.

Razonamiento, razones: El razonamiento es un proceso mental, por el que se formulan nuevos juicios a partir de otros anteriores. El proceso puede ser deductivo o inductivo. Descartes sólo contempla el primero. Las razones son los juicios que se aducen para justificar un conocimiento o una acción.

Real: Aquello que no es meramente aparente o ilusorio, o que no es sólo posible. También se puede enten­der como aquello existe. En este caso realidad equivale a existencia.

Regla: Las reglas se refieren a los preceptos que componen un método; y en ese sentido, regla y precepto son sinónimos. También se puede entender por reglas las instrucciones para la aplicación de los preceptos de un método. Estos dos sentidos están presentes en Descartes.

Resolución: Animo o determinación en hacer algo.

Sentidos: Hay que distinguir entre "sentir" y "sentidos". Los sentidos, como la vista, el oído, el olfato, etc. son órganos corporales y, como tales, pertenecen a la sustancia extensa. Pero el sentir, que es la consciencia de esas sensaciones que nos transmiten los sentidos, es una facultad del alma, un modo de pensar, que nos da una percepción confusa. Esa confusión viene dada por su relación con el cuerpo. Corporal es lo que es sentido; lo mental es sentir.

Ser: Cada una de las cosas que existen. Hay dos clases de seres: el Ser Perfecto (Dios) y los seres creados.

Silogismo: Deducción lógica compuesta de dos premisas y una conclusión. De los dos términos que compo­nen cada premisa, uno (el término medio) es común a las dos y no aparece en la conclusión, a diferencia de los otros dos, que son el término mayor y el término menor.

Simple: Se dice de aquello que no tiene partes ni puede dividirse en partes. Lo simple es indivisible. Suposición: Lo que se da por sentado.

Sustancia: Según Descartes es "una cosa que existe en forma tal que no tiene necesidad sino de sí misma para existir" (Los principios de la filosofía). Esta definición difiere bastante de la aristotélica, según la cual la sustancia es aquello que ni se da en otro ni se predica de otro.

Verdad, verdadero: Por verdad se entiende en Descartes todo conocimiento que se ajuste a las leyes de la mente. La verdad consiste en la percepción clara y distinta por parte del entendimiento. Un conocimiento verdadero es un conocimiento claro y distinto.

Verosímil: Aquello que, aun no siendo verdadero, se asemeja a la verdad.