TEXTOS INVENTADOS

 

 

La perrita Lucerita

 

Erase una vez una perrita que vivía en el escaparate de una tienda. Todas las personas que pasaban la miraban de bonita que era. Era gris entera y tenía dos manchones en cada oreja.

Pasaba por allí una familia, al niño pequeño se le antojó y se la llevaron a su casa. A la perrita Lucerita le daban las mejores comidas que había en el supermercado, la llevaban al mejor veterinario que había en el pueblo.

Se va aproximando el verano y con él las vacaciones. Ya va creando la perrita un gran problema. El niño estaba muy encariñado con la perrita y lloraba porque los padres la querían abandonar. Cuando los padres le dijeron que cuando volvieran de vacaciones le iban a comprar otra más pequeña, el niño se quedó conforme. Muchas veces tienen la culpa los padres por no educar bien a sus hijos.

Llegó agosto, ya tenían planeado lo que iban a hacer con la perrita y por la noche la dejaron en un aparcamiento de coches que estaba muy lejos de su casa para que la perrita nunca encontrara a sus dueños.

Pasó una gran pesadilla, la fue a coger un coche, estuvo toda la noches sola, y todo el día, sola, casi muerta de hambre, con heridas graves de la cogida del coche.

A la perrita Lucerita la vio una anciana y se la llevó a su casa. La cuidó muy bien, la alimentó muy bien, le presentó a su perro y tuvo muchos perritos igual de bonitos que ella.

La historia ya ha terminado con un fin muy bonito. Pero muchos perros no tienen la misma suerte, los coge un coche o desaparecen y cuando aparecen ya están muertos.

 

¡Por favor, no abandonen a los animales!

¡Por favor, no lo hagan! Que todos no tienen la misma suerte que la perrita Lucerita. Os lo dice vuestra amiga Esmeralda.

 

Las cosas del cielo

El sol y sus rayos.

La luna y su luz.

La estrella y sus compañeros.

La nube negra y sus gotas.

Todas las cosas del cielo

se esconden bajo el día

y cuando éste empieza

¡Brilla que brilla el día!

 

Rocío Espinar 4º

Ir a la página principalIr a la página siguiente