ATRÁS      
RECICLAJE DE MADERA.
Las selvas y los bosques son una parte vital del ecosistema. El reciclaje de la madera que consumimos se hace tan necesario que, con él, contribuimos a la conservación de la vida en la Tierra.
La madera se convierte en los países industrializados en el 10% de la basura acumulada. En algunos países está prohibido arrojar la madera a los vertederos y convierten la madera, directamente, en aglomerado, mantillo y material para construir carreteras. En España, el índice de recuperación de madera es distinto en cada comunidad autónoma: hay zonas donde se recupera hasta el 80% de sus residuos.

El reciclaje de madera se hace necesario en nuestro país ya que somos deficitarios en madera y con el aprovechamiento de esta materia prima disminuye su recogida en los montes.

La madera recuperada es triturada y convertida en tableros de aglomerado para que vuelvan a ser consumibles. Los tableros de fibras y los de partículas, son derivados de la madera que surgen como consecuencia de su aprovechamiento integral. Para producir una tonelada de aglomerado se necesitarían seis árboles; gracias al reciclaje de madera, no es necesario talar ninguno.

También se puede utilizar la madera recogida como fuente energética controlada y limpia. Existen algunos proyectos para que ciertos focos industriales reúnan residuos y hagan biomasa o inicien un proceso de cogeneración energética.

Otra de las formas de reciclaje de la madera es la conversión de ésta en compost que es una mezcla de materia orgánica descompuesta y transformada en una rica enmienda para el suelo. Las virutas de madera y el serrín es un buen material para compostar ya que es rico en carbono.

Desde el hogar podemos contribuir al reciclaje de la madera construyendo pequeños objetos como cajas o juguetes con los muebles viejos que se quieren tirar. También se pueden restaurar los muebles, cambiarlos de aspecto y alargar su vida útil con un tratamiento adecuado.

Además, podemos usar la madera que queremos eliminar como combustible en estufas de leña que son la forma más limpia de quemar la madera. Antes de tirar o quemar la madera en alguna hoguera se debe pensar en alguna empresa, taller, escuela que la pueda necesitar.

Se pueden salvar grandes cantidades de recursos naturales no renovables cuando en los procesos de producción se utilizan materiales reciclados. Los recursos renovables, como los árboles, también pueden ser salvados. La utilización de productos reciclados disminuye el consumo de energía. Cuando se consuman menos combustibles fósiles, se generará  menos CO2 y por lo tanto habrá  menos lluvia ácida y se reducirá el efecto invernadero.

¿Sabías que...?

  • Las traviesas de madera de las vías del ferrocarril se están sustituyendo por otras de hormigón. Esta madera que suele ser de quebracho de Argentina o de roble está tratada con creosota por lo que no se reutiliza en interiores. Sin embargo, estas vigas se reciclan como material para fabricar mobiliario urbano como parterres, jardineras, o para delimitar caminos forestales y taludes.
  • Existe una asociación, Forest Stewardship Council (FSC), que se encarga de certificar la madera que proviene de bosques controlados, garantizando el desarrollo sostenible del planeta .
  • El pabellón Clydesdale, hecho para los Juegos Olímpicos de Sidney, es una de las instalaciones más impresionantes del mundo hecha en madera reciclada.

 ATRÁS