ATRÁS       

RECICLAR  ORDENADORES

Los aparatos electrónicos se diseñan para un periodo de vida útil cada vez más corto. Ante el volumen de chatarra que generan, algunos fabricantes ya están apostando por la tecnología ecológica.
 
Los desechos eléctricos y electrónicos (ordenadores y teléfonos móviles) representan ya el 4% de la basura total en Europa, según el Grupo de Trabajo para los Residuos Eléctricos y Electrónicos de la UE. España genera al año entre 100.000 y 160.000 toneladas de basura electrónica doméstica al año, una cifra que alcanza las 200.000 toneladas si añadimos las que son responsabilidad del sector de la electrónica, el resto de la industria y los establecimientos comerciales. Una cifra más la de Estados Unidos, que genera cada año dos millones de basura electrónica.
 
Lo más preocupante es que sólo el 11% de ese material se recicla. La Oficina Ambiental Europea asegura que el 90% de los desechos electrónicos se envía directamente a los vertederos, se quema o abandona de cualquier manera. Si se lograse reciclar el 70% de estos desechos, se podrían recuperar mas de 90.000 toneladas de metales, 30.000 toneladas de plásticos y 13.000 toneladas de vidrio.
 
Cartas en el asunto
En 1999, la UE fijó un límite de 2,75 kilogramos por habitante y año para la basura electrónica doméstica que se recoja a partir de 2002. Además, el Parlamento Europeo prepara una normativa que obligará a los fabricantes a hacerse cargo de los aparatos que vendan, de modo que deberán recoger y reciclar esos productos una vez finalice su vida útil. Se espera que esta medida encarezca en un 5% el precio de los ordenadores.
 
A partir de 2006 se prohibirá construir ordenadores y electrodomésticos que contengan plomo, mercurio, cadmio, cromo hexavalante y bifeniles polibrominados o éter difenil. El objetivo es que se reutilice el 70% de la basura electrónica.
 
Los fabricantes se mueven
Empresas como IBM o HP, conscientes del problema medioambiental y asustados ante el llamado impuesto ecológico anunciado por el gobierno norteamericano, han desarrollado
sus propios programas de reciclado de ordenadores obsoletos, a cambio de una tarifa que oscila entre los 10 y 35 dólares. Dell ha ideado un proyecto para que los ordenadores desechados lleguen a las cárceles norteamericanas. Allí los presos los desmontan y reciclan.
 
Nuevo mercado
Otras empresas han ido más allá y ya están a punto de sacar al mercado el ordenador ecológico. Es el caso de la empresa japonesa NEC. El nuevo PC se llamará PowerMate
ECO
y consta de una sola pieza que integra al monitor, teclado y CPU.
 
Está fabricado de material plástico especial, mezcla de silicona retardada y resina de polímero. Además, su pantalla no tiene boro, un metal muy utilizado y que resulta altamente contaminante. El precio de este ordenador personal ecológico rondará los 1.600 euros.
 
Teléfonos móviles reciclables
Se estima que en España hay alrededor de 20 millones de teléfonos móviles, 3 millones
ya obsoletos. La experiencia piloto de recogida de móviles realizada en la Comunidad de Madrid, entre los meses de enero y julio de 2001, arroja resultados positivos: se recogieron 8 toneladas de residuos de teléfonos móviles, unos 51.000 aparatos en total.
 
En el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), los grandes fabricantes acordaron que los nuevos móviles deberán ser fáciles de reciclar a partir de 2005. Algunas empresas ya comercializan un teléfono móvil de un solo uso y reciclable. Es el caso de Hop-on, una compañía de California, cuyos modelos desechables permiten hablar durante una hora mediante una tarjeta de llamadas, que lleva incorporado un micrófono y auriculares. Cuando se termina el crédito, se puede devolver el teléfono a la empresa a cambio de 5 dólares.
 
¿Sabías qué...?
- Estados Unidos exporta su basura electrónica a los países pobres. Casi el 80% de los desechos electrónicos destinados al reciclaje en EEUU se coloca en contenedores y se envían por barco a China, India, Pakistán y otros países subdesarrollados, donde se vuelven a reutilizar o se reciclan, aunque en condiciones perjudiciales para el medio ambiente y la salud.
- La mayoría de los teléfonos móviles están fabricados con plástico y metal que se puede reciclar. En cuanto a las baterías, el material utilizado suele ser litio o níquel, aprovechables en un 60 u 80%.
  ATRÁS