INICIO >> Jornadas de Poesía para Maestras/os

   
Volver a:
  Objetivos, Contenidos, Desarrollo de las Sesiones, Bibliografía
   

Primera Jornada

 
  Segunda Jornada
  Tercera Jornada
 

 
¿Qué es la poesía?
   
Es evidente que aunque aparentemente para todo el mundo pueda parecer que el concepto de poesía es el mismo, puede que para cada uno sea algo diferente. Hay muchos autores y autoras que han intentado definir la poesía; unos con más acierto que otros pero sí que es verdad que no se puede decir que ninguna de las definiciones sea errónea porque a cada uno su precisión le ha salido de dentro y para él o para ella, eso es la poesía.

Desde luego, depende de la perspectiva desde la que se mire y por supuesto de la persona a la que se le pregunte, la poesía tendrá diferentes concepciones. Para unos-as la poesía estará más ligada a un concepto de romanticismo solamente; para otros-as a algo cursi y para otros, a algo que simplemente "no le va". Por supuesto, para muchos-as, la poesía es belleza y una forma de disfrutar de una de las fuentes de placer que quedarán grabadas en nuestra memoria y que podremos recordar o releer en cualquier momento. Sí podemos hacer un resumen con todas las definiciones y decir que la mayoría coinciden en un concepto: "LA POESÍA ES LA BELLEZA COMUNICADA CON LAS PALABRAS" .

Dicho así, la poesía tiene que ser concebida como un arte, y como arte, tiene un fondo y una forma. Su fondo es la belleza que se quiere transmitir y su forma, la hermosura de las palabras, de los sonidos, de los ritmos y de las estructuras gramaticales que juegan a "despertar" las mentes y los oídos de los lectores. Y precisamente para ahondar un poco más en la pregunta del principio sobre ¿Qué es la poesía? Podemos realizar un cuestionario, como sugiere Víctor Moreno en su libro "Va de poesía", que se deberá realizar no con demasiada lentitud (unos 10 minutos aproximadamente ) y que después se comentará y se contrastará pudiendo comprobar que hay muchas respuestas posibles.

   
 

Cuestionario sobre el Concepto de Poesía

(ideas previas)

1) La poesía es:
2) Yo la entiendo como ...
3) Me sugiere ...
4) La simbolizaría con:
5) Las características de un poema deben ser:
ME PREGUNTO :
- ¿Por qué hay poesía?
- Cuando existe poesía en el mundo ...
- ¿Qué pasaría si todos fuésemos poetas?
 
* En definitiva: ¿Qué es poesía? (No vale responder "Poesía eres tú"...)
Descargar el cuestionario en formato .rtf (9 Kb)
 
Descargar
el
cuestionario
     
  Volver
   
   
El mundo fascinante de la poesía
   
Todos los niños y niñas desde que empiezan a descubrir el mundo que hay a su alrededor, perciben todo su entorno envuelto en una aureola fascinante, cualquier cosa los llega a seducir aunque sólo sea por unos pocos segundos. Desgraciadamente esto sólo sucede en los primeros años de la vida del niño-a. Realmente es triste perder la magia de estos descubrimientos que nos acompañan en los primeros años de nuestra vida. El niño-a hasta los seis años lo percibe todo desde esa perspectiva encantada que sólo vive con nosotros cuando somos pequeños y que después con los años se evapora: el viento que mueve las hojas de los árboles, las flores de distintos colores que adornan un parque o el campo, cualquier pequeño animalillo, un viento suave que trae volando hasta él cualquier cosa insignificante, las chispitas que saltan de la leña encendida en una hoguera...

Todo llega a ser maravilloso para el niño-a. Pero a medida que este niño o niña crece, esa fascinación va desapareciendo hasta que llega un momento que hay muy pocas cosas que llaman su atención. El perder esa capacidad de percibir las cosas de una manera especial como si todo fuera increíble que es lo que deberíamos intentar que sucediera durante toda nuestra vida, nos lleva a convertirnos en "borreguitos"; todos iguales caminando por el mismo sendero recto y aburrido. Ello nos lleva al desinterés y a que las destrezas para el aprendizaje también lleguen a ser aburridas y monótonas. Por eso es importantísimo cultivar y fomentar todo aquello que permita al niño-a seguir manteniendo viva esa aureola fascinante con la que ha vivido sus primeros descubrimientos y que a la vez nos haga vivirlo a nosotros también si es que estamos dentro de ese círculo al que pertenecen todos los que no se fascinan ante un globo que surca el cielo después de escapársele a un niño-a o mientras una mariposa blanca revolotea a nuestro alrededor haciéndonos revivir lo mágico del mundo. Es aquí donde realmente podemos incluir la poesía como un elemento fundamental que nos permitirá introducirnos en el Universo mágico de las palabras y nos ayudará a ver el mundo desde otros prismas diferentes.

Hay que cultivar todo aquello que nos permita seguir manteniendo vivo ese halo mágico, en definitiva todo aquello que nos permita seguir siendo personas en el más amplio sentido de la palabra y descubriendo lo mágico del mundo. La poesía es la llave secreta que nos permite entrar en la magia de las cosas, descubrir la belleza de las palabras y hacer que nuestros sentidos permanezcan siempre palpitantes. Pero para que esto ocurra hay que despertar en el niño-a la emoción.

   

Despertar la Emoción

   
Despertar esa emoción poética que todos-as llevamos dentro en estado latente. Dice Rosalía de Castro en el prólogo de sus "Cántares gallegos": "Guiada por aquellas palabras cariñosas y aquellos gritos nunca olvidados, que tan dulcemente resonaron en mis oídos desde la cuna y que fueron recogidos en mi corazón como herencia propia, atrevime a escribir estos cantares."

Descubrir sonidos diferentes provinientes de distintos instrumentos o lugares o distintas onomatopeyas, sentir la musicalidad de las palabras acopladas a distintas frases o expresiones; combinarlas para sentir que podemos jugar con ellas. Son los primeros pasos absolutamente necesarios para empezar a sentir la musicalidad de un texto poético, sentir su música acoplada al ritmo de nuestros sentidos.

     
  Volver
   
   
Transmitir la Emoción
   
Uno de los recursos básicos básicos para transmitir emociones es sorprender. Es raro que la sorpresa no logre captar la atención de un niño-a. ¿Y cómo sorprender con un libro de poemas? Se pueden hacer muchas cosas:
  • El profesor-a llega con un libro y empiezan a caer objetos de él: : una luna roja dibujada en cartulina, estrellas de colores, un reloj, letras con vida propia ... Únicamente hace falta cartulina, imaginación y crear un ambiente mágico con los gestos, movimientos y el entusiasmo que le ponga el maestro-a .
  • Los niños y niñas sacan objetos –sorpresa de una bolsa (barco, flor, cadena, papel, muñeco, niños...) y tienen que encontrar un poema donde aparezca dicho objeto de unos cuantos que previamente haya seleccionado el maestro-a . Cuando lo encuentran leen el poema en alto.
  • En una tormenta de ideas, los niños y niñas dicen las palabras que les sugiera una idea dada o cualquier frase extraída de un libro y a continuación deben encontrar un poema donde aparezcan dichas palabras o la frase que se ha seleccionado . El que lo encuentre, lee el poema en voz alta.
  • Caen versos de un libro o se esconden por la clase escritos en cartulinas de colores; los niños-as tienen que buscar a qué poema pertenecen y lo van leyendo completo. Después pueden escribirlo e ilustrarlo libremente.
  • Los niños-as representan un poema con un dibujo o un símbolo.

También para transmitir esa emoción es muy importante al leerles al niño-a un poema tener en cuenta los gestos, la mirada, la expresión corporal al fin y al cabo. No es lo mismo recitar un texto monótonamente que recitarlo bien. Es muy importante trabajar los distintos recursos y trucos para hacer que un poema cobre todo su esplendor. Para ello lo primero es leer el texto en cuestión- en este caso el poema- y ver qué tipo de entonación, pausas o cambio de tono pide. Pueden ensayarse varias formas de hacerlo para ver lo que gana o pierde el texto según la forma en que lo recitemos (Se pueden leer en distintos tonos "La delfina Marcelina " de Gloria Fuertes y "Para perder el miedo " de Carmen Gil).

Luego están la gestualidad, la expresión corporal. Representar el poema con gestos y danzarlo ayuda a su memorización e interiorización. Un poema puede ser representado a través de los gestos y de distintas acciones: jugar al corro, saltar a la comba, a la cuerda ... etc. en el estribillo los niños-as, cogidos de las manos, pueden saltar dos veces.

También una de las cosas que nos transmite emoción es la música. Precisamente a veces alguien ha definido la poesía como "la música hecha palabras". Puede incluso resultar difícil marcar el ámbito de cada una – poesía y música- porque se invaden mutuamente. La poesía nos ayuda a desarrollar el sentido musical y la música nos ayuda a comprender la poesía.

Para aunar música y poesía se pueden hacer distintas actividades, como las que se proponen en el taller de poesía de esta Sesión.

     
  Volver
   
   
TALLER DE POESÍA
   
Quiero introducir esta parte de la jornada con la siguiente reflexión: Hacer poesía requiere una ejercitación aunque haya personas con una gran sensibilidad y capacidad para crear poemas que nunca han necesitado ese adiestramiento. Esta disciplina se puede conseguir en la escuela si los maestros-as encuentran los estímulos, mejor en forma de juegos, que interesen a los alumnos-as para crecer en profundidad creativa. Primero se puede hacer jugando con poemas ya elaborados por poetas conocidos o no conocidos – y sólo después de trabajar muchas veces con estas actividades se podrá conseguir despertar en los niños-as la imaginación la sensibilidad y hasta la técnica y llegará un momento aunque nos parezca sorprendente que nuestros propios alumnos-as nos asombrarán por su capacidad creadora.

Es en la Educación Infantil y en la Educación Primaria, el momento privilegiado para trabajar y estimular esa buena "capacidad poética del niño-a", sobre todo hacia la poesía oral, medida y rítmica –juego con el tiempo- con producciones del orden de la canción o del canturreo , el recitado en alta voz, -aprendido de coro- de memoria, rítmico y acompasado de letanías, corros, romances, fábulas, coplas y versos varios. El niño-a suele prendarse de los artilugios que impliquen juego con el tiempo: sucesividades, repeticiones y alternancias que caracterizan las producciones de la poesía de tradición oral, pobladas siempre de producciones de "niño-a" .

   
Actividades:
     
  Volver
   
 

Resolución óptima: 800 x 600

mailto:webmaster

(c) Carpe-Diem 2001-03