El euro es el nombre de la nueva moneda de los países de la Unión Europea que a partir de enero de 1999 se incorporen a la Unión Monetaria.

Inicialmente sólo aquellos países con una economía saneada y una baja inflación, que no ponga en peligro el éxito de la integración monetaria europea, podrán hacer del euro su moneda.

Así, todos los países que aspiren a compartir el euro desde 1999 tendrán que haber acreditado, en la primavera de 1998, la buena salud de sus economías.[ Ver detalles ]

España y los demás países de la Unión Europea deberán realizar los esfuerzos necesarios para aprovechar la singular oportunidad que ofrece el euro y poder disfrutar de sus ventajas desde el inicio.

ETAPAS DE CAMBIO

La sustitución de las actuales monedas por el euro se llevará a cabo en dos etapas. Una etapa transitoria y una segunda de conclusión. La diferencia fundamental es que en la primera no estarán disponibles los billetes y monedas en euros.[ Ver detalles ]

LO QUE CAMBIARÁ CON EL EURO

El primer cambio consistirá en que tendremos un nuevo medio de pago: billetes y monedas en euros, que sustituirán a los correspondientes en pesetas.

Otro cambio muy visible que se implantará gradualmente será la expresión en euros de toda la información que veníamos recibiendo en pesetas.

Todas las grandes empresas, los Bancos y las oficinas tributarias están renovando ya sus sistemas informáticos para que cada ciudadano reciba en el año 2002 directamente en euros sus tickets de caja, sus resúmenes bancarios, sus nóminas...

VENTAJAS DE LA MONEDA ÚNICA

  • Al viajar por la comunidad, ya no será necesario cambiar dinero y se evitarán las perdidas que ocasiona cada cambio de moneda. Los margenes de cambio y las comisiones que se pagan a los bancos desaparecerán.
    Las pequeñas empresas serán las más beneficiadas, ya que los pagos y transferencias entre Estados miembros serán más rápidos, más fiables y más baratos.

  • Para las empresas y los consumidores, desaparecerá la incertidumbre sobre el precio de venta de los artículos. En la actualidad, las fluctuaciones repentinas de los tipos de cambio pueden hacer que los márgenes de beneficio desaparezcan en cuestión de horas.

  • Al fijar en una única divisa el precio de los bienes y de los servicios, se acrecienta el efecto competitivo del Mercado Único, lo cual redunda en beneficio de toda la Comunidad. Por tanto, la moneda única contribuirá a fomentar el crecimiento y el empleo.

  • La moneda única podrá resistir con mayor firmeza las presiones que ejercen los especuladores sobre las diferentes monedas nacionales, con lo cual se reducirá la incertidumbre sobre los tipos de interés.

CONVERSIÓN PESETA-EURO

Saber cuánto vale en euros un producto o servicio será muy sencillo. Sólo tendrá que dividirse su coste en pesetas por la equivalencia fijada entre pesetas y euros. Esta equivalencia ya está establecida y los tipos de conversión se mantendrán fijos con respecto a la moneda nacional. Este tipo de conversión tiene tres decimales significativos.

Así, con un tipo de conversión de 166,386 pesetas por euro, sólo deberá dividirse la cantidad en pesetas entre 166,386 y se sabrá a cuántos euros equivale.

Por el contrario, si se ve el precio de un producto en euros y se quiere saber la equivalencia en pesetas, solo tendrá que multiplicarse por 166,386.

Ejemplos:

  • Un coche con un precio de 1.950.000 ptas equivaldrá a 11.719,73 euros.
  • Una televisión con un precio de 58.750 ptas equivaldrá a 353,09 euros.
  • Un ordenador con un precio de 200.000 ptas equivaldrá a 1.202,02 euros.

  • Una barra de pan de 60 ptas equivaldrá a 0,36 euros.
  • Una botella de aceite de oliva de 480 ptas equivaldrá a 2,88 euros.
  • Un par de zapatos de 7.650 ptas equivaldrá a 45,98 euros.

Conversor Peseta-Euro. Netscape 3.x, 4.x o Explorer 4.x