VÍA VERDE
CAPA DE OZONO


¿QUÉ ES LA CAPA DE OZONO?

Es una capa que se encuentra en la atmósfera y que abarca entre los 15 y los 50 kilómetros por encima de la superficie terrestre. En ella se producen concentraciones de ozono de hasta 10 partes por millón. Esta capa de ozono es muy importante para los seres vivos, ya que nos protege de los peligrosos rayos ultravioleta que emanan del sol.

Recientemente, unos científicos descubrieron un agujero en esta capa que, al parecer, estaba siendo producido por los compuestos químicos llamados clorofluorocarbonos (CFC). Dichos compuesto provienen de refrigerantes y de los propelentes usados en los aerosoles.

PROBLEMAS CAUSADOS POR LA DESTRUCCIÓN DE LA CAPA DE OZONO

LA PÉRDIDA DE PROTECCIÓN DEL OZONO SUPONE SERIOS RIESGOS DE ENFERMEDADES PARA LOS SERES HUMANOS Y GRAVES PROBLEMAS PARA LA AGRICULTURA, LA PESCA Y LA GANADERÍA

Como ya hemos dicho, esta capa nos protege de las radiaciones ultravioleta, por lo que su destrucción acarrea serios problemas para las personas.
Los efectos de los rayos ultravioletas en el organismo son:

  • Reducen el sistema inmunológico del cuerpo humano, haciéndolo más susceptible a las enfermedades infecciosas.
  • Causan daños en los ojos, llegando a provocar cataratas.
  • Provocan un envejecimiento acelerado, arrugas y formas variadas de cáncer de piel.

Conlleva, además, otras consecuencias como:

  • Reduce el rendimiento de las cosechas y perjudica a la industria pesquera.
  • Deteriora los materiales y equipos que están al aire libre.
  • Incrementa sensiblemente el gasto sanitario.
     

 

 ¿QUÉ PODEMOS HACER PARA PRESERVAR LA CAPA DE OZONO?


NO A LOS C.F.C.
UTILIZA EL TRANSPORTE INDIVIDUAL CON MODERACIÓN

Aunque el problema tiene un carácter mundial, para el que serían necesarias soluciones globales, todos podemos aportar nuestro granito de arena siguiendo los consejos que, a continuación, se exponen: 

  • Comprobar que nuestros refrigeradores y sistemas de aire acondicionado no tienen filtraciones.
  • No consumir sprays que no garanticen ser inócuos para la capa de ozono (no contengan CFC) o, utilizar, métodos de pulverizado tradicionales.
  • Revisar la emisión de gases de nuestros automóviles.
  • Mantener bien sellados los productos domésticos que contengan elementos químicos volátiles.
  • Manejar con cuidado los combustibles evitando que se derramen.

 

 

Residuos y Reciclaje
Energía
Agua
Transporte
Capa de Ozono
Productos Tóxicos
Parques y Jardines