Dirección IP y nombre de dominio

Todo ordenador conectado a la red Internet tiene que estar identificado de forma inequívoca con respecto al resto de ordenadores. Si no fuera así, no podrían comunicarse unos con otros. Es lo mismo que sucede con las direcciones postales o con los números de teléfono: han de ser únicos y exclusivos para cada usuario.

Los ordenadores conectados a Internet se identifican mediante lo que se denomina Dirección IP. Las direcciones IP están formadas por cuatro números separados por puntos, cada uno de los cuales puede tomar valores entre 0 y 255. Por ejemplo, la dirección IP del servidor web de la Red Telemática Educativa (Averroes) es la siguiente:

150.214.90.20

Además de por la dirección IP, los ordenadores conectados a Internet pueden también identificarse por lo que se llama nombres de dominio. Los nombres de dominio se construyen de acuerdo a una estructura jerárquica y están formados por palabras separadas por puntos. Esto permite que sean más fáciles de recordar que las direcciones IP y que además puede deducirse la situación geográfica del ordenador, a quién pertenece o el propósito del mismo. El nombre de dominio del servidor web citado anteriormente es el siguiente:

averroes.cec.junta-andalucia.es

La primera palabra del nombre de dominio corresponde siempre al nombre del ordenador servidor, en nuestro ejemplo averroes. El resto de las palabras de ese nombre representan un subdominio que a su vez está comprendido en otro subdominio de alcance mayor, y así hasta la última palabra que corresponde al dominio principal o de primer nivel. En el ejemplo, cec corresponde a Consejería de Educación y Ciencia, junta-andalucia a Junta de Andalucía y es corresponde al dominio principal España.

Los nombres de los subdominios son generalmente arbitrarios y dependen de los administradores de las redes locales. Los dominios principales y también algunos subdominios amplios, responden sin embargo a unas reglas establecidas. Los dominios principales constan de dos letras que indican el país al que pertenece el ordenador. A continuación se ofrecen algunos ejemplos de dominios principales:

Alemania de Suiza ch
Francia fr Argentina ar
Reino Unido uk Chile cl
Italia it Perú pe
Bélgica be Uruguay uy
México mx Japón jp

Estados Unidos es una excepción a esta regla. El motivo es que Internet tuvo su origen histórico en las redes nacionales de ese país. En Estados Unidos los dominios de primer nivel hacen referencia al tipo de organización al que pertenece el ordenador. Los más utilizados son los siguientes:

edu Educación
com Empresa comercial
gov Entidad del gobierno
net Recursos de la red
mil Militar
org Otras organizaciones

Algunos países utilizan estos dominios como subdominios con el mismo significado. También hay ordenadores no situados en Estados Unidos cuyos dominios principales no corresponden con el del país sino con estos últimos.

Para conectarse con un ordenador remoto y utilizar un determinado servicio de Internet es necesario conocer la dirección IP o el nombre de dominio del ordenador que presta ese servicio. La dirección IP y el nombre de dominio pueden utilizarse indistintamente para conectar con un ordenador remoto porque, en el fondo, se conozca o no el número, detrás de cada nombre de dominio hay siempre una dirección IP.

Como hemos visto, todo ordenador que pertenece a una red conectada a Internet tiene necesariamente que estar identificado con una Dirección IP única que le adjudica el administrador de la red. En el caso de los ordenadores que acceden a Internet vía módem a través de un servidor de acceso, como desde el momento en que se conectan han de estar también identificados, lo que sucede es que el servidor de acceso le proporciona a ese ordenador de forma provisional (para esa sesión) una dirección IP de un rango que se reserva para ese fin. Cuando ese ordenador se desconecta, la dirección IP que se le adjudicó queda libre y puede volver a asignarse a otro usuario. Esta "asignación" de la dirección IP se lleva a cabo mediante uno de los numerosos protocolos que componen la familia de protocolos TCP/IP, denominado PPP (protocolo punto a punto).