Equipo de trabajo Valores Educativos Técnicas de escritura creativa Enseñanza de lenguas extranjeras Fo-
rum
WORKTEAM Education for values Creative writing techniques Foreign language teaching
 
 Generalidades metodológicas
 Distintos enfoques en la enseñanza de lenguas extranjeras
 Libros de texto y materiales
 

 

GENERALIDADES METODOLÓGICAS

Propuesto por José González
e-mail: fagonca@fsie.es

 

Todo análisis lingüístico suele formularse con los siguientes componentes básicos:

* Unas muestras de la lengua en forma de diálogos, textos, folletos..., generalmente estructuradas por áreas temáticas o centros de interés: la familia, la descripción, saludos, etc.

* Una explicación teórica sobre esas muestras de lengua, en forma de esquemas gramaticales, reglas de uso y/o instrucciones, gráficos, cajas léxicas, etc.

* Propuestas de ejercicios, actividades y/o tareas para adquirir determinadas capacidades.

* Propuestas para desarrollar la creatividad y de acercamiento a los comportamientos sociales y culturales que permitan entender el mundo compartido por los hablantes de una lengua.

Esta generalización puede, evidentemente, concretarse mucho más y secuenciarse dependiendo del enfoque o método de enseñanza de una lengua extranjera. Centraremos nuestra atención en tres enfoques ( estructural, nocio-funcional y por tareas) que, desde nuestro punto de vista, no son totalmente excluyente sino que pueden y deben complementarse.

El enfoque estructural está basado fundamentalmente en ejercicios escritos para la comprensión consciente de las reglas gramaticales y su memorización. Los contenidos gramaticales recogen los constituyentes esenciales de una lengua en el nivel fónico, léxico y semántico. Los contenidos se trabajan en el aula como una secuencia lineal de estructuras en función de la dificultad lingüística, por ejemplo, el subjuntivo, el artículo... Por tanto desde este enfoque, de un modo estricto, aprender una lengua extranjera equivale a acumular el conocimiento formal de los contenidos estructurales de la lengua y los alumnos se limitan a acumular contenidos y a expresar su conocimiento formal de los mismos en una prueba escrita.

El enfoque nocio-funcional está basado fundamentalmente en trabajos diálogos-tipo en los que se practican los contenidos, las muestras lingüísticas estudiadas. Los contenidos lingüísticos (estructurales y funcionales) surgen de la necesidad para alcanzar un "nivel umbral" de comunicación en situaciones tipificadas y se trabajan en el aula siguiendo una secuencia lineal de contenidos organizados en temas, situaciones o contextos que reproducen las situaciones tipificadas de comunicación. Por tanto se basan en intercambios comunicativos de alta frecuencia (encuentros, saludos-despedidas, hablar del pasado, etc.) que generan contenidos estructurales y funcionales. Desde este enfoque aprender una lengua extranjera equivale a dominar un conjunto de muestras lingüísticas en situaciones comunicativas tipificadas. Así los alumnos saben qué decir en estas situaciones, reconocen muestras lingüísticas iguales o parecidas a las practicadas, producen clichés combinables para discursos escritos tipificados, comprenden la información de varios tipos de texto y describen las formas lingüísticas con relación a sus usos en situaciones de comunicación.

El enfoque por tareas está basado fundamentalmente en actividades de usos interpersonales, informativos y estéticos de la lengua, con ejercicios dirigidos al dominio de los contenidos (estructuras, muestras lingüísticas, etc.) necesarios para realizar las actividades. Por tanto la programación se basa en el análisis de los contenidos necesarios para la realización de las actividades de uso de la lengua derivadas de las necesidades lingüísticas de los alumnos. Los contenidos son utilizados a medida que van siendo necesarios para la realización de actividades comunicativas y son reciclados permanentemente. Las unidades didácticas se organizan sobre centros de interés y actividades comunicativas que reproducen los usos de la lengua extranjera derivados de las necesidades lingüísticas de los alumnos. Aprender una lengua extranjera equivale a ser capaz de utilizar la lengua para satisfacer las necesidades lingüísticas propias del entorno vital de los alumnos y estos son considerados como individuos con necesidades, intereses y ritmos propios. En consecuencia, los alumnos participan en conversaciones y modos de discurso propios de sus necesidades, producen creativamente textos, leen por placer y describen las formas lingüísticas con relación a sus usos en situaciones de comunicación.

Por otra parte, podemos establecer cuatro tipos de objetivos básicos:

a.- Comunicativos: establecer y mantener relaciones interpersonales y en ellas intercambiar información, ideas, opiniones, actitudes y sentimientos, así como conseguir que otros hagan algo.

b.- Socioculturales: tener una cierta comprensión de los modos de vida del grupo social equivalente al suyo en la comunidad de la lengua-meta.

c.- Aprender a aprender: negociar y planificar etapas de trabajo. Fijarse objetivos realistas y encontrar los medios para alcanzarlos.

d.- Conciencia lingüística y cultural: tener una cierta comprensión de la naturaleza sistemática del lenguaje y del modo en que funciona.

Todo estudiante debe llegar a ser capaz, no sólo de formular frases fonética y gramaticalmente correctas, no sólo de entender su significado, debe ser capaz también de utilizarlas de forma adecuada a la situación en que se encuentra. En definitiva, alcanzar una competencia comunicativa, esto es, un conocimiento práctico de las reglas socio-lingüísticas que permitan el adecuado empleo de una lengua en una situación determinada.

Una lengua es un sistema de actuación social, no basta por tanto con saber formar preguntas y contestarlas. Veamos un ejemplo:

a) - ¿Puedo pasar?

    • Sí, puedes

 

b) ¿Puedo pasar?

    • Sí, sí. Pasa, pasa.

El diálogo a) está perfectamente estructurado y combinado gramaticalmente, pero no es la respuesta habitual pues cierto matiz de incomodidad planea sobre la respuesta, no queda claro el permiso para entrar.

El diálogo b) es una concesión plena de permiso, es la habitual.

Evidentemente, debemos aclarar que todo dependerá del nivel de aprendizaje del alumnado, por lo que es lógico y aconsejable iniciar la enseñanza con el ejemplo a) para después profundizar con el diálogo b).

Las actividades deben estar sujetas a criterios de autenticidad, capacitación, corrección y fluidez. Pueden perfilarse en dos tipos:

  • Mundo real (ensayo/actuación)
  • Mundo del aula (estudio/práctica/análisis/corrección...)

Subir

 

DISTINTOS ENFOQUES EN LA ENSEÑANZA DE LENGUAS EXTRANJERAS

Propuesto por José González
e-mail: fagonca@fsie.es

 

  1. ENFOQUE ESTRUCTURAL (Ejercicios).-

¿ Qué hacen en Lengua Extranjera los alumnos cuando acaban el curso?

  • Expresión Oral: Producen palabras, oraciones simples descontextualizadas.
  • Comprensión Auditiva: No comprenden conversaciones, discursos orales.
  • Expresión Escrita: Producen oraciones formalmente correctas.
  • Comprensión Escrita: Traducen textos formales.
  • Reconocen y describen gramaticalmente las estructuras lingüísticas.

¿ Qué y cómo evaluamos?

  • Conocimiento gramatical, vocabulario, ortografía, traducción para clasificar a los alumnos por niveles.
  • Pruebas de resolución de problemas gramaticales y de léxico, interpretación de textos y traducciones.

¿Qué hacemos en clase?

  • Análisis de la gramática.
  • Ejercicios escritos para la comprensión consciente de las reglas y su memorización.

¿De dónde salen los contenidos de las programaciones?

  • Es una lista de contenidos gramaticales que recoge los constituyentes esenciales de la lengua (nivel fonológico, léxico y sintáctico)

¿En qué orden se trabajan los contenidos?

  • Secuencia lineal de estructuras en función de la dificultad lingüística.

¿En torno a qué se organizan las lecciones?

  • Estructuras gramaticales (la voz pasiva, el verbo...)

¿Qué concepción de aprender tenemos?

  • Aprender una Lengua Extranjera equivale a acumular el conocimiento formal de los contenidos estructurales de la lengua.

¿Qué concepción de los alumnos tenemos?

  • Los alumnos se limitan a acumular contenidos y a expresar su conocimiento formal de los mismos en una prueba.

 

  1. ENFOQUE NOCIO/FUNCIONAL (Actividades).-

¿Qué hacen en Lengua Extranjera los alumnos cuando acaban el curso?

  • Expresión Oral: Saben qué decir en situaciones generales tipificadas.
  • Comprensión Auditiva: Reconocen muestras lingüísticas iguales o parecidas a las practicadas.
  • Expresión Escrita: Producen clichés combinables para discursos escritos tipificados.
  • Comprensión Escrita: Comprenden la información de varios tipos de texto.
  • Describen las formas lingüísticas en relación a sus usos en situaciones de comunicación.

¿Qué y cómo evaluamos?

  • Expresión oral, comprensión auditiva, expresión y comprensión escrita para regular el aprendizaje a lo largo del curso y calificar.
  • Pruebas que miden indirectamente el nivel de realización en las cuatro destrezas de situaciones tipificadas trabajadas en el curso-

¿Qué hacemos en clase?

  • Trabajos diálogo-tipo en los que se practican los contenidos estudiados (muestras lingüísticas estructuradas).
  • Ejercicios de fijación de contenidos.
  • Actividades comunicativas para fijar los contenidos en las situaciones tipificadas.

¿De dónde salen los contenidos de la programación?

  • Lista de contenidos lingüísticos (estructurales y funcionales) necesarios para alcanzar un "nivel umbral" de comunicación en situaciones tipificadas.

¿En qué orden se trabajan los contenidos?

  • Secuencia lineal de contenidos organizados en temas, situaciones o contextos que reproducen las situaciones tipificadas de comunicación.

¿En torno a qué se organizan las lecciones?

  • Intercambios comunicativos de alta frecuencia (encuentros, saludos y despedidas, hablar del pasado...) que generan contenidos estructurales y funcionales.

¿Qué concepción de aprender tenemos?

  • Aprender una Lengua Extranjera equivale a dominar un conjunto de muestras lingüísticas en situaciones comunicativas tipificadas.

¿Qué concepción de los alumnos tenemos?

    • Los alumnos son idealizados como aprendices tipo.
    • No pueden intervenir en el proceso de gestión del curso.

 

  1. ENFOQUE POR TAREAS (Tarea).-

¿Qué hacen en Lengua Extranjera los alumnos cuando acaban el curso?

    • Expresión Oral: participan en conversaciones y modos de discurso propios de sus necesidades lingüísticas.
    • Comprensión Auditiva: Comprenden conversaciones y modos de discurso propios de sus necesidades lingüísticas.
    • Expresión Escrita: Producen creativamente textos acorde a sus necesidades lingüísticas.
    • Comprensión Escrita: leen por placer y por informarse textos propios de sus necesidades lingüísticas.
    • Describen las formas lingüísticas en relación a sus usos en situaciones de comunicación.

¿Qué y cómo evaluamos?

    • El proceso de aprendizaje para regular el avance hacia las necesidades lingüísticas de los alumnos.
    • Los usos interpersonales, informativos y estéticos de la lengua extranjera.
    • Análisis de objetivos. Tareas comunicativas. Criterios de uso, pruebas de Expresión Oral, Comprensión Auditiva, Comprensión y Expresión Escrita.
    • Autoevaluación de los alumnos.

¿Qué hacemos en clase?

    • Actividades de usos interpersonales, informativos y estéticos de la lengua.
    • Ejercicios dirigidos al dominio de los contenidos ( estructuras, muestras lingüísticas, etc.) necesarios para realizar las actividades.

¿De dónde salen los contenidos de la programación?

    • Análisis de los contenidos necesarios para la realización de las actividades de uso de la lengua derivadas de las necesidades lingüísticas de los alumnos.

¿En qué orden se trabajan los contenidos?

    • Los contenidos son utilizados a medida que van siendo necesarios para la realización de actividades comunicativas. Son reciclados permanentemente.

¿En torno a qué se organizan las lecciones?

    • Centros de interés y actividades comunicativas que reproducen los uso de la lengua extranjera derivados de las necesidades lingüísticas de los alumnos.

¿Qué concepción de aprender tenemos?

    • Aprender la Lengua Extranjera equivale a ser capaz de utilizar la lengua para satisfacer las necesidades lingüísticas propias del entorno vital de los alumnos.

¿Qué concepción de los alumnos tenemos?

    • Los alumnos son considerados como individuos con necesidades, intereses y ritmos propios.
    • Los alumnos intervienen en la concreción del programa del curso.

 Subir

LIBROS DE TEXTO Y MATERIALES

Propuesto por José González
e-mail: fagonca@fsie.es

 

Marín Arrese, F. y Morales Gálvez, R.: Los trotamundos 1-2. Curso de Español para niños y niñas. Edelsa. Madrid.1998

Castro, F.: Uso de la gramática española. Nivel elemental. Edelsa. Madrid. 1999

Miquel, L. y Sanz. N.: Intercambio 1-2. Difusión. Madrid. 1990

Cerrolaza, Matide y otras: Planeta 1- 2-3-4. Español Lengua Extranjera. Edelsa. Madrid. 1998

Castro, F. y otros: Ven 1- 2- 3. Español Lengua Extranjera. Edelsa. Madrid. 1998

EQUIPO PRAGMA: Para empezar. Curso comunicativo de español para extranjeros. Edelsa. Madrid. 1989

Fernández, N. y Sánchez, J.: Español 2000. Nivel elemental. S.G.E.L. Madrid

Sánchez Lobato, J. y otros: Español sin fronteras. S.G.E.L. Madrid. 1998 (Nivel intermedio)

Miquel, L. y Sanz. N.: Rápido. Difusión. Barcelona. 1994

Chamorro Guerrero, Mª y otros: Abanico. Difusión. Barcelona. 1996

EQUIPO PRAGMA: Esto funciona. Curso comunicativo de español para extranjeros. Edelsa. Madrid. 1989

González, A. y Romero, C.: Curso de puesta a punto en español. Edelsa. Madrid.1999

Miquel, L. y Sans, N.: ¿ A que no sabes...?. Curso de perfeccionamiento de español

para extranjeros. Edelsa. Madrid. 1999

Marcos, Mª y Obra, Mª:: Punto final. Curso superior E.L.E. Edelsa. Madrid.1998

Páginas web de interés:

http://www.Cervantes.es

http://www.el-castellano.com

http://averrroes.cec.junta-andalucia.es/vertie

Subir

  

 

VOLVER / RETURN HOME