TEMA 4: EL NIVEL LÉXICO – SEMÁNTICO.

CONTENIDOS.

  1. Nivel léxico – semántico. Concepto y disciplinas lingüísticas. Unidades lingüísticas.
  2. Origen del léxico: léxico culto y léxico patrimonial.
  3. La formación de palabras en castellano.
  1. Palabras y monemas.
  2. Tipos de palabras según su forma.
  3. Mecanismos de formación de palabras: el aumento del léxico.
  4. La formación de palabras y su categoría gramatical.
  5. Principales prefijos y sufijos.
  1. El significado de las palabras: campos semánticos, familia léxica, campo distribucional, campos léxicos.
  2. El significado denotativo y connotativo.
  3. Las relaciones semánticas: tipos de palabras según su significado.

ACTIVIDADES INICIALES.

  1. ¿En qué se diferencian los lexemas y los morfemas?
  2. Explica el significado de la palabras intercontinental a partir de los monemas que la constituyen.
  3. ¿Por qué la palabra paraguas es compuesta?
  4. Cita cinco palabras formadas por iniciales.
  5. ¿Por qué subir y ascender son palabras sinónimas? ¿Por qué descender es un antónimo de las anteriores?

 

  1. NIVEL LÉXICO – SEMÁNTICO. CONCEPTO. UNIDADES Y DISCIPLINAS LINGÜÍSTICAS.

NIVEL LÉXICO – SEMÁNTICO. Incluye las unidades lingüísticas que poseen significado léxico, pleno, es decir, remiten al universo extralingüístico o realidad, con existencia real o imaginaria. Por ejemplo, casa o instituto son unidades léxicas con existencia real, mientras ovni o centauro tienen existencia imaginaria, esperanza o caridad son conceptos mentales o abstractos.

Diferenciamos dos disciplinas lingüísticas en el nivel léxico:

Lexicología: tiene como objetivo el estudio científico del significado de las palabras desde un punto de vista sincrónico, se propone hacer el inventario y clasificación léxica de las unidades de una lengua.

Semántica: estudio del significado atendiendo a los cambios semánticos, la descomposición del significado en rasgos mínimos y las relaciones entre las unidades de una lengua.

Frente a la Lexicología y la Semántica, la Morfología estudia los formantes de las palabras.

UNIDADES LINGÜÍSTICAS.

MONEMA: unidad mínima con significado léxico o gramatical.

Se dividen en:

LEXEMAS o unidades con significado léxico o pleno.

MORFEMAS o unidades con significado parcial.

Los MORFEMAS se clasifican en:

MORFEMAS INDEPENDIENTES. Formalmente coinciden con clases de palabras, carecen de significado léxico, poseen significado gramatical. Son los artículos y adjetivos determinativos, cuya función es determinante del nombre, y las preposiciones y conjunciones que actúan como elementos relacionantes o nexos.

MORFEMAS DEPENDIENTES. Aparecen ligados al lexema con los que constituyen una palabra (sustantivos, adjetivos, verbos o adverbios). Se clasifican a su vez en MORFEMAS GRAMATICALES Y MORFEMAS DERIVATIVOS O AFIJOS.

LOS MORFEMAS GRAMATICALES o FLEXIVOS son necesarios, actualizan un lexema como sustantivo, adjetivo o verbo y poseen significado plenamente gramatical. Pueden ser nominales (género y número) característicos de los sustantivos o nombres y adjetivos y verbales (persona, número, tiempo, modo, aspecto, voz) propios del verbo.

LOS MORFEMAS DERIVATIVOS o AFIJOS son facultativos, permiten la formación de nuevos términos. Añaden matices significativos al lexema. Se dividen en PREFIJOS, van delante del lexema, y SUFIJOS, se posponen al lexema. Existen los INTERFIJOS O INFIJOS, elementos átonos sin función gramatical ni significativo que son necesarios a veces para unir el lexema y el sufijo de algunas palabras derivadas.

PALABRA. Unidad lingüística constituida por uno o más monemas, sean lexemas o morfemas. El lexema es la parte fundamental de las UNIDADES LÉXICAS (sustantivos, adjetivos, verbos y adverbios) que expresan globalmente un concepto y aluden a la realidad extralingüísstica. Podemos incluir los pronombres como sustitutos del nombre.

Por tanto, una palabra es unidad léxica cuando posea, al menos, un lexema. Según su estructura, podrán combinarse lexema / s y morfema / s. También son clases de palabras las constituidas por morfemas independientes antes mencionados (artículos, adjetivos determinativos, preposiciones y conjunciones).

CLASES DE PALABRAS:

  1. ORIGEN DEL LÉXICO: LÉXICO CULTO Y LÉXICO PATRIMONIAL.

Entendemos por léxico el conjunto de términos que posee una lengua. Constituye un inventario abierto en constante evolución.

Estudiando el léxico desde un punto de vista diacrónico, puede afirmarse que la conquista romana de la Península, comenzada en el año 218 antes de Cristo marca el inicio del proceso de formación de nuestra lengua. La romanización unifica lingüísticamente la Península. Todas las lenguas existentes hasta ese momento, lenguas prerrománicas (vasco, celta, ibero, etc.) desaparecen, no sin dejar huellas en lo que se ha denominado influencia de sustrato, con la única excepción del vasco que pervive hasta hoy.

Prestando especial atención a la base latina de nuestra lengua, debemos diferenciar como componentes básicos, dos grandes subconjuntos de palabras: el subconjunto léxico culto y el patrimonial. Ambos tienen un origen común, el latín, se diferencian por la distinta evolución seguida. Por otro lado, un gran número de palabras son préstamos tomados de otras lenguas en diversos momentos de la historia.

El léxico patrimonial está compuesto por palabras latinas, que con el paso del tiempo y con una evolución espontánea, fueron transformándose hasta convertirse en las hoy existentes. La peculiar evolución del castellano, por una romanización tardía y por la influencia del sustrato prerrománico, principalmente el vasco, hace que, frente a las demás romances hispánicos, sus términos patrimoniales se diferencien bastante de sus étimos o palabras latinas originarias. Entre los rasgos más característicos de la evolución del latín al romance citamos:

El léxico culto está formado por palabras latinas que por diversas razones no sufrieron la evolución habitual y mantienen enla actualidad una estructura fónica muy semejante a su étimo latino. Estas palabras cultas, cultismos, entran en nuestra lengua desde los primeros momentos y siguen incrementando el léxico en la actualidad. La formación de términos cultos se produce en la actualidad, fundamentalmente en el lenguaje técnico – científico, formando términos nuevos mediante sufijación o prefijación sobre la raíz latina.

A veces, un término latino ha dado en castellano una doble solución: una palabra patrimonial y un cultismo o semicultismo, se denominan dobletes. Ejemplo: del latín frigidum > frío y frígido, del latín collocare > colgar y colocar. Lácteo es un cultismo de formación reciente a partir del étimo lactem > leche.

El préstamo léxico se define como el proceso por el cual una lengua adquiere un término del que carecía para nombrar una realidad y que pertenece a otra lengua. Los cultismos son una forma de préstamo de la propia lengua materna, el latín. El castellano, a lo largo de su historia, ha entrado en contacto con otras lenguas de las que ha tomado numerosas palabras en distintos momentos de su historia.

Cada palabra nueva que se introduce en el léxico constituye en su momento un neologismo, cuando cae en desuso se denomina arcaísmo.

La invasión actual de anglicismos u otros préstamos adopta dos vías principales:

En el primer caso los términos se denominan xenismos (extranjerismos puros y duros), palabras no asimiladas aún por el patrimonio léxico de nuestra lengua, en el segundo ante un fenómeno más complejo que va socavando la estructura léxica y morfosintáctica de la lengua.

La lengua reacciona ante estas situaciones de dos modos:

 

  1. LA FORMACIÓN DE PALABRAS EN CASTELLANO.
  1. PALABRAS Y MONEMAS
  2. CLASES DE PALABRAS SEGÚN SU ESTRUCTURA.

Según los monemas que integran las palabras, éstas pueden clasificarse en simples, compuestas, derivadas y parasintéticas.

  1. Palabras simples = lexema o lexema + morfemas gramaticales o flexivos nominales o verbales. (niño, sol, cantaré)
  2. Palabras compuestas = dos o más lexemas unidos mediante disyunción o unión significativa pero no formal de dos palabras (pez espada), unidades léxicas formadas por un nombre más un complemento preposicional que han sufrido un proceso de lexicalización perdiendo el significado que tenían como palabras simples e independientes (traje de luces), composición por contraposición mediante la unión de los elementos con un gruión (buque – escuela) y, por último, yuxtaposición de los elementos, la más habitual, unión total en la escritura (aguardiente).
  3. Palabras derivadas = lexema + morfemas derivativos o afijos (sufijos o prefijos). (bañista, portero, panadero, intolerable)
  4. Palabras parasintéticas = combinación de algunos de los mecanismos anteriores.
  1. Palabras acrónimas. Unión en una sola palabra de alguna parte de varias (iniciales, comienzo, y final). RENFE, RNE, TV, ESO, BUP, COU