GONZALO JIMÉNEZ DE QUESADA

Escudo de Armas

D. Gonzalo Jiménez de Quesada, personaje que da nombre a este Instituto, debió de nacer en 1506, aunque se desconoce en la actualidad el lugar, pues, si bien alguno de los Cronistas que describen su aventura americana lo sitúa en Córdoba, otros afirman que fue en Granada, adonde había llegado su padre para ejercer la abogacía. Al margen de la polémica sobre su origen, es evidente que él siempre se sintió granadino, con una especial admiración por nuestra ciudad de Santa Fe.

D. Gonzalo Jiménez de Quesada Fue el mayor de seis hermanos, y, pasada la adolescencia, se traslada a Salamanca para cursar estudios de Leyes, y regresa a Granada, ya abogado, alrededor de 1533, según algunos documentos que lo acreditan como Gonzalo Jiménez “el Mozo” para diferenciarlo de su padre.

Los años 1534 y , sobre todo, 1535, van a ser decisivos en la vida de D. Gonzalo y de sus hermanos, en especial el segundo, Hernán Pérez de Quesada. La llegada a Sevilla de Alonso Luis de Lugo, hijo del nuevo Gobernador de Santa Marta, Pedro Fernández de Lugo, para preparar una expedición que acometiera la subida por el río Magdalena y así llegar a la tierra del oro y de la plata, identificada con el Perú de Pizarro, supuso la presentación de muchos voluntarios, entre los que se va a encontrar Jiménez de Quesada.

Mural en la Academia Colombiana de la Lengua La expedición parte de Sanlúcar con más de mil hombres y en Canarias se le nombra Teniente de Gobernador de Santa Marta, que suponía confiarle la administración de justicia del territorio. Nada más desembarcar se le entrega el mando de la expedición y el 5 de Abril de 1536 comienza la subida del río Magdalena. En octubre han recorrido 900 kilómetros; el desbordamiento del río le obliga a invernar y cuando reinicia la expedición encuentran algunos indios que utilizaban panes de sal, la auténtica riqueza de los chibchas, para comerciar con las demás tribus. En abril de 1537 descubre el Valle de los Alcázares, la Bogotá donde residía el Zipa indio. Después de algunas escaramuzas recorre todo el territorio y va venciendo a las distintas tribus, y obteniendo un cuantioso botín.Santa Fe de Bogotá. Plano Siglo XVIII Regresa en Febrero a Bogotá, desde donde envía expediciones de exploración en busca de la tierra del Meta y de El Dorado. Convencido de que no existen, en Junio de 1538 procede al reparto de dicho botín. Para afirmar su voluntad de permanencia, el 6 de Agosto de 1538 funda la ciudad de Santa Fe de Bogotá “por la buena memoria de la ciudad de Santa Fe de Granada, que fundaron los Reyes Católicos, don Fernando y doña Isabel”, a la vez que nombra el territorio como Nuevo Reino de Granada.

La llegada de Benalcázar y Federman le obliga a un compromiso, y deciden los tres viajar a la Península para presentar testimonios de sus descubrimientos. De 1539 a 1551 D. Gonzalo permanecerá alejado del Nuevo Reino, y hasta 1545 también de España al ser enjuiciado, aunque en 1547 se le absolverá de casi todos los cargos, se le nombrará Mariscal, se le concederá escudo de armas, y, si quedara vacante, el cargo de Adelantado.

De 1551 a 1570 va a alternar su residencia entre Santa Fe, Cartagena y Suesca, haciendo Juicio de Residencia a don Juan Maldonado, siendo residenciado a su vez, y sobre todo escribiendo. Jiménez de Quesada es un gran intelectual, como lo demuestra el contenido de sus obras, las dos conservadas (El Antijovio, refutación de libro de Paulo Jovio que atacaba la actuación de las tropas españolas en Italia, y el Epítome de la conquista del Nuevo Reino de Granada) y aquellas otras perdidas de las que se tiene referencia por los que las contemplaron.

En 1570 se embarca en la aventura de la búsqueda de El Dorado en los llanos de la actual Venezuela, de la que regresa derrotado, fracasado y arruinado a los dos años y medio, por lo que tiene que solicitar a la Audiencia ayuda por indigente.

Todavía en 1574, con 68 años, se le encomienda la pacificación de los indios gualíes, y durante las operaciones funda la ciudad de Santa Águeda.

Tumba en la Catedral de Santa Fe de Bogotá En 1577 se traslada a Mariquita, a una tierra caliente que le aliviara su enfermedad, en la que morirá el 16 de Febrero de 1579. Será enterrado en la Iglesia Parroquial de esta ciudad y en su epitafio se grabó “Expecto resurrectionem mortuorum”. Sus restos serían trasladados a Santa Fe de Bogotá en 1597, en cuya Catedral reposan actualmente.

D. Gonzalo Jiménez de Quesada es, con Hernán Cortés y Francisco Pizarro, el tercer gran conquistador de América en el siglo XVI, y, sin duda, el que menos favorecido fue por la Corona. Forma parte, no sólo de la Historia de España, sino también, de manera destacada, de la Historia de Colombia, cuya capital fundó. Este Instituto lleva su nombre para honrarlo, de la misma manera que él honró muy especialmente a esta ciudad de Santa Fe la Real de la Vega de Granada.

Volver a la Página Principal