Parque de los Toruños

Fauna

El parque da cobijo en sus diferentes hábitats a una rica y variada fauna. Las especies que habitan estos ecosistemas responden a las condiciones del medio, presentando adaptaciones concretas a periodos de desecación, variables fisico-químicas y edafológicas, etc.

Es sabido que la marisma representa uno de los ambientes más productivos con un gran aporte de nutrientes utilizados por los productores primarios, que a su vez son consumidos por los invertebrados, de ahí la enorme abundancia de éstos en la marisma.

Ya sea en el río San Pedro, en cualquiera de los caños secundarios que recorren Los Toruños, o a lo largo de la playa de Levante podemos encontrar bivalvos como navajas, coquinas, almejas, etc., crustáceos como el cangrejo violinista y poliquetos como la miñoca, todos ricos manjares para la avifauna que utiliza el parque durante la invernada o en los pasos migratorios.

La dinámica mareal en el parque, unida a la enorme productividad de los caños, convierten a la marisma en una despensa para muchas especies de peces. Las especies más abundantes son la dorada (Sparus aurata), lubina (Dicentrarchus labrax), lenguado (Solea senegalensis), anguila (Anguilla anguilla) y lisas (Liza spp).

Las aves limícolas utilizan los sectores fangosos del parque durante la bajamar como áreas de alimentación. También son utilizadas las zonas arenosas como la playa de Levante para este mismo fin y como zona de descanso.

Dentro de las especies más importantes durante la invernada encontramos al ostrero, el correlimos tridáctilo, el correlimos común y el chorlitejo patinegro. Otras aves abundantes en la zona son el zarapito trinador, archibebes, cigüeñuelas, garzas y charranes. 

El parque también sustenta una abundante y diversa comunidad de aves paseriformes, destacando los silvidos. Encontramos en mayor proporción currucas acompañadas de tarabillas, mosquiteros, lavanderas, petirrojos, etc. El parque, fundamentalmente durante el periodo invernal, alberga especies como collalbas, pechiazules,reyezuelos o torcecuellos, que encuentran en el sotobosque y la masa forestal un refugio amplio y rico en alimento (insectos y frutos variados del lentisco, olivilla, acebuche y sabina).

 Es destacable  también el volumen de fringílidos durante todo el año (jilgueros, verdecillos y verderones)

 ¿Donde ver aves en el Parque de los Toruños?

Los anfibios son animales nocturnos, por lo que no es habitual encontrarlos a plena luz del día. Las poblaciones se localizan principalmente en el sector oriental del parque, en charcas temporales como la  Laguna de la Vega, donde podemos encontrar especies como el sapo de espuelas y el sapo corredor.

Los reptiles, a diferencia de los anfibios, muestran una distribución mucho más uniforme, utilizando la marisma y sus inmediaciones. Destaca especialmente la presencia del camaleón y otras especies como lagartijas y culebras (bastarda, de herradura y de escalera). En zonas como el pinar de la Algaida no es raro observar, además de las especies anteriormente citadas, algún que otro lagarto ocelado. Entre los mamíferos cabe destacar la presencia del erizo europeo, el lirón careto y el conejo, principal habitante de este grupo faunístico en el pinar de la Algaida.

 


Esta página contiene enlaces a sitios web ajenos a la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía que, en consecuencia, no se hace responsable del tratamiento que esas webs hagan de los datos que las personas usuarias les proporcionen. Por ello, se recomienda que antes de facilitar datos a esas páginas web, se consulte la política de privacidad de las mismas.