APROBADO EL RÉGIMEN DE AUTORIZACIÓN Y REGISTRO DE LOS LABORATORIOS AGROALIMENTARIOS EN ANDALUCÍA

 

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy el decreto por el que se regula el procedimiento de autorización, acreditación y registro de los laboratorios de productos agrarios y alimentarios y de medios de la producción agraria en Andalucía.

Como principal novedad, esta norma incorpora la posibilidad de que los laboratorios privados puedan participar en el control oficial de productos agroalimentarios, complementando así el trabajo que actualmente realizan los laboratorios de la Consejería de Agricultura y Pesca. Para ello, los centros privados deberán que estar acreditados por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) y, posteriormente, autorizados por la Junta de Andalucía.

El decreto establece asimismo la creación de un registro que permitirá a las administraciones públicas y a los potenciales usuarios conocer el número, la ubicación, los tipos de análisis y las materias para las que están autorizados los laboratorios de este tipo en la comunidad autónoma. La inscripción en este censo supondrá el reconocimiento de la capacidad técnica de los centros y de sus análisis a nivel nacional e internacional.

Finalmente, la nueva norma regula los requisitos necesarios para la autorización de los laboratorios en cuanto a instalaciones, cualificación del personal, instrumental y tipos de análisis; fija sistemas de evaluación técnica, y establece mecanismos sancionadores para los casos en que se detecten irregularidades de funcionamiento.

Actualmente funcionan en Andalucía 137 laboratorios privados autorizados por la Consejería de Agricultura y Pesca para realizar análisis de productos agroalimentarios y de medios de producción. Los análisis oficiales en esta materia vienen siendo realizados hasta ahora por los laboratorios dependientes de la Junta.

El decreto aprobado hoy se suma a la serie de iniciativas promovidas por la Junta de Andalucía en los últimos años para garantizar los máximos niveles de calidad y seguridad en el sector alimentario. Entre estas medidas destacan la creación de la Agencia Andaluza de Seguridad y Calidad Alimentaria, la constitución de una comisión para el seguimiento de la seguridad sanitaria en la distribución de alimentos, la informatización de los sistemas de información sobre seguridad alimentaria, la agilización de trámites para el registro sanitario de industrias y la consolidación de las redes de alerta fitosanitaria y vigilancia epidemiológica en la comunidad autónoma.