MODERNIZACIÓN, ATENCIÓN A LA FAMILIA Y ESFUERZO INVERSOR, EJES DEL PRESUPUESTO DEL 2002 DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA

 

El Consejo de Gobierno aprueba las cuentas de la Comunidad para el próximo año, que ascienden a 18.999 millones de euros, un 11% más que en el 2001

 

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy el proyecto de Ley del Presupuesto de la Comunidad Autónoma de Andalucía para el año 2002, que asciende a 18.999 millones de euros (3,16 billones de pesetas), lo que supone un crecimiento del 1.885 millones de euros (11%) respecto al del año anterior. El proyecto, primero que se elabora en euros, recoge los compromisos del V Acuerdo de Concertación Social y refleja, por primera vez, la reclamación defendida por el Gobierno andaluz durante los últimos cinco años en el sentido de ajustar los ingresos procedentes del Estado al censo real de la población de la comunidad autónoma. Igualmente, incluye una apuesta decidida por servicios de atención a las nuevas necesidades de la familia.

El Consejo de Gobierno, también ha aprobado el proyecto de Ley de Medidas Fiscales, Presupuestarias, de Control y Administrativas para 2002, la llamada Ley de Acompañamiento.

El avance en las políticas de Bienestar Social y un marcado carácter inversor constituyen las notas más destacadas de las cuentas de la Junta para 2002, cuyos objetivos principales se centran en contribuir a la segunda modernización de Andalucía, fortalecer la cohesión social y reforzar la cooperación con las ciudades y municipios, que se refleja en un importante incremento presupuestario.

También se otorga prioridad a políticas como la modernización de la Justicia, el impulso a la investigación y el desarrollo tecnológico, el apoyo a la internacionalización de las empresas andaluzas, la incorporación a la sociedad del conocimiento y el fomento del empleo y la actividad productiva.

El conjunto de políticas de Bienestar Social acapara el 58,5% del presupuesto, con una dotación total de 11.108 millones de euros destinada prioritariamente a mejorar la cobertura y la calidad en sanidad, educación y servicios sociales, así como a la puesta en marcha de nuevas iniciativas de apoyo a la familia y a la mujer.

En cuanto al esfuerzo inversor, el Presupuesto alcanza un nuevo máximo histórico al incluir inversiones por valor de 3.220 millones de euros, lo que supone un peso del 16,9% sobre el total de gastos (1,3 puntos más que en 2001).

Este aumento de las inversiones se debe en gran parte a la moderación del crecimiento del gasto corriente y a la consiguiente mejora del ahorro bruto, que aumenta en un 30% en comparación con el presente ejercicio.

Respecto a los ingresos, se subraya la mayor autonomía financiera derivada del nuevo sistema de financiación autonómica, que va a permitir un fuerte incremento de los recursos de origen tributario (37,5% frente al 9,4% en 2001). Sobresale también el aumento del 7,8% en los ingresos propios por tributos cedidos, debido a la mejora de su gestión por la Junta de Andalucía.

Finalmente, el proyecto para 2002 continúa la línea de equilibrio presupuestario iniciada en este ejercicio, ya que nuevamente el déficit no financiero será igual a cero.

El escenario económico previsto para el año 2002, pese a la incertidumbre de la situación internacional, confirma que la economía andaluza, por noveno año consecutivo, sostendrá su tendencia de crecimiento económico.

 

Políticas sociales

Los 11.108 millones presupuestados para Bienestar Social suponen un incremento del 10,9% y 1.092 millones más en relación con 2001, además de concentrar el 88,4% de los capítulos I y II (Personal y Bienes y Servicios) del presupuesto de gastos. Este bloque de políticas, que incluye Sanidad, Educación, Asuntos Sociales, Cultura y Deporte, Vivienda y Pensiones Asistenciales, absorbe más de la mitad (el 57,9%) del crecimiento total del Presupuesto de 2002 respecto al del año anterior.

La principal novedad que recoge el proyecto para 2002 en este campo es la creación de los Servicios de Apoyo a la Familia, que cuentan con una dotación total de 120 millones de euros, de los cuales 60 se asignan a políticas de Educación, 30 a Sanidad y 30 a Servicios Sociales.

Como objetivos generales, estas nuevos servicios persiguen favorecer la creación, desarrollo y estabilidad de las familias; el establecimiento de políticas específicas de soporte real y efectivo y de incremento de la natalidad; garantizar que los padres y las madres puedan conciliar la vida laboral y familiar y, finalmente, contribuir a que los mayores puedan convivir con familias jóvenes, aisladamente o formando parte de ellas.

En cuanto a la Sanidad, es la política de gasto que más se incrementa en términos absolutos (517 millones de euros) y a la que se asigna una mayor dotación (5.649 millones de euros). El 71,1% de los recursos de esta política se destina a mejorar la calidad y la eficiencia de la prestación sanitaria pública. Entre las principales iniciativas previstas, destaca la extensión de la atención sanitaria bucodental a los niños de entre 6 y 15 años; el incremento de la asistencia sanitaria a domicilio para mayores, enfermos y discapacitados; el impulso a la Red de Telemedicina y el desarrollo de los planes oncológico y de actuación sanitaria contra el tabaquismo.

La Política de Educación es la segunda, tanto en términos absolutos de crecimiento (385 millones de euros más) como en dotación presupuestaria (un total de 4.150 millones de euros). El 70% de esta partida se asigna a la enseñanza no universitaria, con especial atención a los proyectos de construcción, ampliación y mejora de centros docentes. Asimismo, se ampliará el servicio de transporte escolar a 78.000 alumnos más y se incrementarán los comedores escolares y las ayudas a la adquisición de libros de texto para las familias con menor poder adquisitivo.

En cuanto a las universidades, la partida total asciende a 670,6 millones de euros, lo que supone un incremento del 17,4% respecto a 2001.

El ámbito de Servicios Sociales, al que se asignan 711 millones de euros, crece en términos relativos prácticamente el doble que el Presupuesto en su conjunto. Destacan las iniciativas relacionadas con la adaptación a la Ley Penal de Menor, que contarán con una dotación de 37,3 millones de euros destinada, entre otros proyectos, al acondicionamiento de centros para la atención de 1.700 menores.

También se potenciarán los servicios sociales comunitarios a través de la financiación de actividades en colaboración con los 69 Ayuntamientos andaluces con más de 20.000 habitantes.

En relación con los nuevos servicios de apoyo a la familia, está prevista la creación de 11.500 plazas en guarderías de 0-3 años; el aumento de 1.000 plazas en los centros ocupacionales para personas con discapacidades, y el desarrollo del Plan Gerontológico Andaluz, con la construcción de 1.000 plazas diurnas y 1.500 residenciales y el concierto de otras 2.500.

En Vivienda y Urbanismo, las principales previsiones se centran en la realización de 12.525 intervenciones de conservación y recuperación del patrimonio público residencial, con proyectos destacados en el centro histórico de Cádiz, (30 millones de euros) y en los barrios de La Chanca, en Almería (15 millones), El Albaicín, en Granada, (5 millones) y Marismas del Odiel, en Huelva (6 millones). También está prevista la realización de 1.214 proyectos de transformación de infravivienda.

En los campos de la cultura y el deporte, destacan las partidas destinadas al Museo Picasso de Málaga, el refuerzo de las secciones de arte contemporáneo en los museos andaluces; la construcción de nuevos espacios escénicos, la modernización de archivos y bibliotecas; la mejora de las instalaciones deportivas en colaboración con las corporaciones locales (34,3 millones de euros), y la construcción de nuevas instalaciones (7,6 millones) como los centros de actividades naúticas de Almería y Cádiz, los centros de alto rendimiento de Sevilla y Málaga y los estadios de la juventud de Granada y Almería.

 

Modernización y empleo

Después de las políticas de cohesión social, el segundo bloque destacado del Presupuesto del 2002 es el de la modernización del sistema productivo, con una dotación global de 2.488 millones de euros y un peso del 13,1% sobre el total presupuestado (frente al 11,9% del año anterior).

Este bloque, que incluye las políticas de Investigación y Desarrollo Tecnológico, Fomento Económico, Promoción del Empleo, Infraestructuras y Agricultura y Pesca, registra un crecimiento de 454 millones de euros respecto a lo asignado en 2001. En términos relativos se alcanza un incremento del 22,3%.

Dentro de este conjunto de políticas, que absorben el 24,1% del crecimiento total del Presupuesto la mayor dotación corresponde a infraestructuras, con 619 millones de euros (106 más que en el presente ejercicio). Los principales proyectos recogidos son los relativos al transporte metropolitano de Sevilla, Málaga y Granada; las autovías Jerez-Los Barrios y A-92 Sur; el soterramiento del ferrocarril en Cádiz; el corredor ferroviario de la Costa del Sol, y las obras de abastecimiento y depuración de aguas.

Por su parte, la política de promoción del empleo experimenta un incremento de casi el 41% en relación con el presupuesto de 2001, con una dotación total de 597 millones de euros, destinada fundamentalmente a financiar los distintos compromisos alcanzados en el V Acuerdo de Concertación Social.

La política agraria y pesquera cuenta con un presupuesto de 569 millones de euros. Las principales partidas se destinan al fomento y mejora de las empresas agroindustriales (57,1 millones), transformación y mejora de regadíos (48 millones), protección sanitaria animal y vegetal (35,2 millones) y modernización de explotaciones agrarias (28,8 millones). También se incluye financiación para la modernización de 150 barcos pesqueros.

El presupuesto de fomento económico crece el 21,1% y alcanza los 465 millones de euros. Destacan los proyectos relativos a la internacionalización de la empresa andaluza, que incrementan su dotación en un 64%; promoción turística, que aumenta en un 63%, y fomento del cooperativismo empresarial en actividades relacionadas con los nuevos yacimientos de empleo (32,6% de incremento).

Finalmente, en materia de investigación y desarrollo tecnológico (239 millones de euros), los principales objetivos se centran en el apoyo a la innovación tecnológica de las empresas, especialmente de las pymes, y en la creación y desarrollo de unidades de investigación.

 

Cooperación municipal

La cooperación con las ciudades y los municipios andaluces constituye otra las grandes prioridades del proyecto de Presupuesto aprobado hoy por el Consejo de Gobierno. El esfuerzo presupuestario del Gobierno Andaluz se incrementa un 14,6% respecto a 2001 (21 millones de euros más), frente al aumento del 5,9% incluido por el Gobierno central en la Participación en los Ingresos del Estado.

Los recursos para estas políticas se reparten entre el Plan de Cooperación Municipal, con 565 millones de euros (un 15% más respecto a 2001), el saneamiento financiero de las Haciendas Locales (23 millones de euros) y la dotación para obras y servicios (11 millones).

 

Justicia

Dentro de los capítulos de gastos, destacan también los 263 millones de euros asignados a las políticas de Justicia, Seguridad y Protección Civil, que en términos relativos crecen en un 23,4%, más del doble de lo que se incrementa el Presupuesto.

Las principales partidas, que continúan la apuesta del Gobierno andaluz por la modernización de la Justicia, se destinan a la construcción, mejora y acondicionamiento de sedes judiciales (13,3 millones de euros), el aumento de la plantilla de los funcionarios de la Administración de Justicia en 255 efectivos, la financiación a las corporaciones locales para la creación de 13 nuevos Juzgados de Paz y la culminación del Plan Adriano para la informatización.

Respecto a los créditos asignados a política medioambiental (339 millones de euros), destacan los correspondientes a la ampliación de grandes infraestructuras de tratamiento de residuos para tratar 500.000 toneladas en el año 2002, la repoblación de 4.500 hectáreas, la descontaminación de 2.000 hectáreas de suelos y la continuidad de la regeneración del la cuenca del Guadiamar (10,6 millones de euos).

 

Esfuerzo inversor

El proyecto del Presupuesto para 2002 destina a inversiones un total de 3.220 millones de euros, 548 millones más que en 2001 (20,5% en términos relativos). Esta cifra representa el 16,9% del total de gastos, frente al 15,6% del anterior ejercicio.

Por segundo año consecutivo, las inversiones se situarán por encima del 3% del PIB andaluz. Más de la mitad de ellas, el 57,1%, se concentra en las políticas de modernización del sistema productivo (desarrollo tecnológico, fomento, empleo, infraestructuras y políticas agrarias y pesqueras), que absorben 1.838 millones de euros, lo que supone un crecimiento relativo del 22,3% (335 millones de euros).

En segundo lugar, con el 26% del esfuerzo inversor, figuran el bloque de políticas sociales, que absorbe 868 millones de euros con destino a Educación, Sanidad, Servicios Sociales, Cultura y Deporte, Vivienda y Urbanismo.

Más de la mitad de los recursos que se destinan a inversiones (el 54%), proviene del esfuerzo realizado en la moderación del crecimiento del gasto corriente y en la consiguiente mejora del ahorro bruto. Este ahorro se cifra en 1.741 millones de euros, lo que supone un incremento del 30% (401 millones) respecto a 2001.

 

Inversiones por provincias

Desde una perspectiva territorial, cabe subrayar que el 48,6% de las inversiones del Presupuesto está provincializada, lo que representa un ligero aumento sobre el 2001 (48,3%). En todas las provincias andaluzas se registra un incremento de la inversión con respecto al año anterior.

La provincia de Almería es la que tiene la mayor ratio de inversión por habitante (333 euros, frente a la media andaluza de 214 euros), un impulso inversor que responde a:

El compromiso de la Junta de Andalucía con los Juegos del Mediterráneo Almería 2005, con una dotación de 54,8 millones de euros.

La dotación de infraestructuras adecuadas a su potencial de desarrollo, con inversiones como:

La ampliación y conservación de la red viaria principal (A 92 Sur, A 334 Seron Huercal, C.3325 Cantoria-Albanchez).

La rehabilitación del Mercado Central de Abastos (901.000 euros).

La mejora de regadíos (5,8 millones)

Impulso a los servicios de Administración de Justicia, mediante el inicio, en 2002, de la Ciudad de la Justicia de Almería.

La provincia de Huelva es la segunda en inversión per cápita (309 euros por habitante), que se destina fundamentalmente a la consolidación de las infraestructuras ligadas a dos de los sectores más importantes de la provincia, como son la industria agroalimentaria y el turismo y a garantizar el desarrollo sostenible.

Entre las inversiones previstas destacan:

Las de Agricultura y Pesca, con la dotación más alta de todas las provincias (43 millones de euros), que se destinará a la forestación de tierras agrarias, renovación y modernización de la flota pesquera, y mejora de regadíos, entre otras.

Las de Obras Públicas, principalmente las relativas a:

La mejora de la red viaria (Autovía de acceso a Punta Umbría desde Cruce de la Bota, y los nuevos accesos a La Antilla, Islantilla y La Redondela).

Las inversiones relacionadas con el abastecimiento de agua y con el saneamiento y depuración en los municipios costeros.

El desarrollo del Plan Andévalo, una iniciativa de las Consejerías de Obras Públicas, Medio Ambiente y Agricultura, que agrupa las actuaciones para el desarrollo de esta comarca.

La provincia de Granada es la tercera en cuanto a inversión por habitante (245 euros), en el Proyecto de Presupuesto para 2002.

Una parte de estas inversiones se destinan a la potenciación de Granada como centro de investigación, docencia y servicios, con iniciativas como el Campus de Ciencias de la Salud, que, con una dotación de 30,3 millones de euros, prácticamente duplica la cantidad asignada para este ejercicio (16,3 millones en el 2001).

Otro importante bloque de inversiones lo constituyen las relacionadas con la mejora de las infraestructuras de transporte especialmente en el área metropolitana.

También en la provincia de Jaén las inversiones per cápita se sitúan por encima de la media andaluza (231 euros). Destacan en esta provincia las inversiones que se acometerán en:

Obras Públicas, con la ampliación y mejora de la red viaria principal (Eje viario Huesa-Pozo Alcón- A 92 y la autovia A-316 Úbeda-Jaén), y actuaciones relacionadas con la vivienda y el abastecimiento de agua.

Agricultura, con la forestación de tierras agrarias y la modernización de las explotaciones.

El fomento del sector olivarero, con el Parque Tecnológico del Aceite (1,2 millones de euros).

Incremento de las dotaciones culturales, con una partida para infraestructuras del Museo Íbero de Jáen (180.000 euros)

Si se consideran las inversiones en cifras absolutas, Sevilla y Cádiz son las que tienen la mayor dotación (278 y 236 millones, respectivamente).

En Sevilla, destacan las inversiones relacionadas con:

Las infraestructuras de transportes y mejora de la red viaria del área metropolitana (El metro se presupuesta en 15 millones de euros).

La oferta de servicios educativos, fundamentalmente en las inversiones relacionadas con las dos Universidades, y el sistema de enseñanza básica (48,2 millones, la dotación más alta de la Consejería de Educación).

La mejora de los sistemas de saneamiento (Arahal, Morón, Viso del Alcor y Mariena del Alcor, 6 millones de euros)

En la provincia de Cádiz se mantiene, en 2002, el esfuerzo inversor que el Gobierno Andaluz viene realizando en esta provincia, donde se concentra la mayor inversión de tres Consejerías:

Empleo y Desarrollo Tecnológico, con la continuidad de las actuaciones del Plan de Empleo de Cádiz (PLEMCA, 21 millones de euros), y las de promoción y desarrollo industrial (10,2 millones de euros).

Obras Públicas, con actuaciones como:

Las obras de la Autovía Jerez-Los Barrios (53,2 millones €).

El soterramiento del Ferrocarril de Cádiz (1,7 millones).

La construcción de viviendas públicas, la conservación del patrimonio residencial y la transformación y eliminación de infravivienda en Cádiz (11,5 millones).

El abastecimiento de agua al litoral y a la comarca de la Janda (2,1 millones de euros).

Turismo y Deporte, con dotaciones para el Plan de Mejora de la Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre y la construcción de equipamientos deportivos.

La provincia de Málaga es la que tiene un mayor crecimiento del volumen de inversiones (65,2 millones mas que en 2001), que se destinarán a actuaciones como:

La mejora, al igual que en Granada y Sevilla, de la red viaria y la infraestructura de transporte metropolitano.

La autovía A-357 Guadalhorce, y el corredor ferroviario Costa del Sol (Estepona-Nerja y tranvía Vélez-Málaga), y el eje ferroviario transversal Bobadilla-Utrera.

El incremento de la oferta turístico-cultural de Málaga, mediante la inversión destinada la Fundación Museo Picasso (13,8 millones de euros).

La dotación de servicios empresariales avanzados, como el Centro Integral de Formación de Mijas, y el Palacio de Exposiciones y Congresos de Málaga.

La mejora de los servicios a los ciudadanos, con la construcción de la Ciudad de la Justicia y la rehabilitación y construcción de otras sedes administrativas.

Finalmente, la inversión en la provincia de Córdoba, crece 6 puntos por encima del incremento medio de la inversión provincializada. Entre las inversiones previstas, se encuentran:

Las relacionadas con el fomento y promoción de la actividad industrial, como el Parque Joyero y el nuevo Recinto Ferial.

La mejora de los servicios de Salud, con la reordenación funcional del Hospital Reina Sofía, y de Educación, con las inversiones en la Universidad de Córdoba.

Las de la red viaria, con las variantes de Montalban y Posadas (751 mil euros)

Las medioambientales, como el centro de tratamiento de residuos de Rute (1,2 millones de euros)

 

Autonomía financiera

En el estado de ingresos, la nota más destacada es el avance en la autonomía financiera que ha supuesto el nuevo sistema de financiación autonómica adoptado en julio de este año, ya que permite que los recursos de origen tributario conformen por primera vez la principal fuente (un 37,5%, frente al 9,4% en 2001).

Los recursos que proporciona el nuevo sistema de financiación autonómica suponen un total de 11.570 millones de euros, 1.347 más que en el modelo aplicado al presupuesto de 2001.

En segundo lugar, se recoge un incremento del 7,8% de los ingresos propios por antiguos tributos cedidos, debido a la mejora de su gestión por parte de la Junta de Andalucía y pese a que no se plantea la creación de nuevos impuestos incluso se prevé reducir la imposición en materia de juego.

En cuanto a los ingresos por operaciones de capital, los fondos europeos registran un aumento del 17,7% respecto al ejercicio anterior, ya que se incorpora la anualidad 2002 de la programación del Marco de Apoyo Comunitario 2000-2006. Por el contrario, el Fondo de Compensación Interterritorial sufre un recorte de casi el 3% en relación con los recursos recibidos en 2001.

 

Escenario económico

La economía andaluza continuará, por noveno año consecutivo, en un ciclo de crecimiento económico, aunque con un ritmo más moderado que en el año 2001. El mayor dinamismo de la economía andaluza en relación a la zona euro supondrá la continuidad del proceso de convergencia real. A diferencia de lo que históricamente ha ocurrido en otras situaciones de ajuste de la economía, en las que el crecimiento económico andaluz se resentía más que los demás, ahora esa tendencia de se ha invertido y confirman que Andalucía se encuentra mejor preparada que sus economías de referencia para afrontar situaciones de recesión.

El escenario económico previsto para el 2002 se sustenta en tres pilares: la evolución reciente de la economía andaluza; las perspectivas del contexto exterior y, finalmente, las actuaciones de la política económica incorporadas al Presupuesto de la Junta de Andalucía.

Los acontecimientos del 11 de septiembre han acentuado la incertidumbre sobre el futuro de la economía mundial. Las estimaciones de la Junta de Andalucía se plantean en dos escenarios distintos: el mantenimiento de la situación económica existente en este año, es decir, fase de ajuste de la economía, y, de otro lado, otro posible escenario de recuperación de la economía internacional. En función de esas previsiones, las variables económicas de Andalucía para el año 2002 previstas en el Presupuesto autonómico son las siguientes:

Crecimiento real del PIB: 2,5%-3,%

Crecimiento del empleo: 2,3%-2,6%, lo que supondrá un aumento de la ocupación de unas 55.000 personas, alcanzando la cifra histórica de 2,3 millones de ocupados.

Estas previsiones se fundamentan en un triple análisis, correspondiente a la evolución de la oferta, la demanda y de los precios.

Desde el punto de vista de la oferta se prevé una contribución positiva al PIB regional de todos los sectores productivos, aunque, en todo caso, a un ritmo menos expansivo que en el 2001, desaceleración que puede ser más acentuada en el sector de la construcción y el turismo.

Desde el punto de vista de la demanda, se espera un crecimiento más equilibrado entre los componentes internos y externos. La demanda interna reflejará previsiblemente un crecimiento más moderado que en el año 2001, debido al efecto sobre el consumo del menor ritmo en la creación de empleo y el que sobre la inversión tenga la caída de las expectativas empresariales del 11 de septiembre. La demanda externa, igualmente, se verá afectada por el menor dinamismo del contexto exterior, que condicionará un menor crecimiento de las importaciones y exportaciones.

En lo que se refiere a los precios, se estima que los factores que los han impulsado al alza últimamente (precios de las materias primas, demanda interna) contribuirán a una trayectoria de desaceleración de los precios andaluces. El IPC, en consecuencia, debe tender hacia los niveles medios existentes en la zona euro (2%).