EL CONSEJO APRUEBA EL II PLAN DE ACCIÓN CONTRA LA VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES

 

La nueva estrategia contra los malos tratos, que duplica el presupuesto del primer plan, prestará especial atención al restablecimiento de los derechos de las víctimas

 

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy el Plan de Acción del Gobierno Andaluz contra la Violencia hacia las Mujeres 2001-2004, que contará con una inversión total de 38 millones de euros (6.324 millones de pesetas), el doble de lo destinado al plan anterior.

La nueva estrategia de la Junta para erradicar este tipo de violencia recoge un total de veinte medidas agrupadas en los ámbitos de prevención y sensibilización, atención a las víctimas y coordinación institucional. Respecto al plan anterior, desarrollado entre 1998 y 2000, la principal novedad es la especial atención que se presta al restablecimiento de los derechos de las víctimas y a la reparación de los daños causados por las agresiones.

Entre las veinte medidas programadas destacan la creación de un servicio especializado de 24 horas para asesoramiento jurídico e intervención inmediata; el establecimiento de un sistema de garantías para aquellas mujeres víctimas de malos tratos con especiales dificultades económicas; la consolidación y homogeneización de la Red de Servicios de Atención y Acogida, y el compromiso de la Junta de Andalucía de personarse como acusación particular en los casos más graves.

El Plan también establece medidas para garantizar el cumplimiento de las sentencias judiciales sobre pago de pensiones alimenticias y consolida el sistema de asesoramiento jurídico integral y gratuito a través de los turnos de oficio especializados que funcionan en las ocho provincias andaluzas en colaboración con los Colegios de Abogados. Asimismo, se prevé la constitución, dentro de la Policía Nacional adscrita a la Junta, de un grupo especializado en atención y protección a mujeres maltratadas.

En cuanto al restablecimiento de los derechos de las mujeres que sufren agresiones, el Gobierno andaluz insistirá en la aplicación rigurosa de la Ley de Ayuda y Asistencia a las Víctimas de Delitos Violentos y contra la Libertad Sexual e instará a la modificación de esta norma para que las afectadas por malos tratos puedan percibir indemnizaciones.

Prevención

En el área de la prevención y sensibilización, el nuevo plan enfoca sus prioridades hacia sectores concretos de la población, como las mujeres del ámbito rural y los jóvenes y los niños, a través de iniciativas específicas de concienciación en la enseñanza obligatoria y en la universitaria. Una de las medidas previstas en este campo se dirige expresamente a impulsar la colaboración con los medios de comunicación para fomentar el debate, la reflexión y los valores igualitarios entre hombres y mujeres.

El plan aprobado hoy por el Consejo de Gobierno, que ha sido elaborado con una amplia participación de asociaciones de mujeres, profesionales, grupos políticos parlamentarios y entidades sociales, incluye, finalmente, la constitución de la Comisión Andaluza contra la Violencia de Género, órgano que se encargará de coordinar todas las iniciativas de las distintas administraciones en esta materia, y la creación de la Red de Municipios contra la Violencia hacia las Mujeres.

Balance

Durante la aplicación del anterior plan, que supuso una inversión total de 3.365 millones de pesetas entre 1998 y 2000, los centros de atención y acogida pasaron de 15 a 49, y el número de plazas ofertadas por este servicio se incrementó de 207 a 479. El pasado año fueron atendidas 3.600 personas, incluidas tanto las mujeres maltratadas como sus hijos, frente a las 769 que recibieron asistencia en 1997.

Una de las principales medidas pioneras desarrolladas, que situó a la Junta de Andalucía como administración de referencia en la lucha contra la violencia doméstica, fue la creación en julio de 1998 del Servicio Gratuito de Defensa Legal, que proporcionó asistencia letrada a más de un millar de mujeres hasta el año 2000.