LA JUNTA AMPLÍA LA DELIMITACIÓN DEL CONJUNTO HISTÓRICO DE PRIEGO DE CÓRDOBA

 

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy un decreto por el que se amplía la delimitación del Conjunto Histórico de Priego de Córdoba, hasta ahora circunscrita al primitivo núcleo medieval del barrio de la Villa y Balcón de Adarve.

Con esta decisión se protegen y se reconocen como Bien de Interés Cultural las zonas edificadas durante la Edad Moderna, que han dado a la localidad su característica imagen barroca, así como diversos ejemplos de la arquitectura regionalista y modernista de los siglos XIX y XX. La nueva delimitación incorpora, entre otros enclaves de valor monumental, el Paseo de Colombia, la Carrera de las Monjas, la calle del Río y la Fuente del Rey y de la Salud, que se suman así al casco medieval reconocido como conjunto histórico-artístico en 1972.

Tanto en el primitivo núcleo como en las zonas urbanizadas con posterioridad, Priego de Córdoba ofrece una valiosa arquitectura religiosa que se remonta al siglo XVI y que alcanza su mejor momento en el siglo XVIII, cuando se realizan obras en todas las iglesias. Destacan la parroquia de la Asunción, de estilo gótico tardío; la iglesia del antiguo convento de San Francisco, fundado a comienzos del XVI, y la iglesia de San Pedro del Convento de los Franciscanos Descalzos (siglo XVII). Junto a ellas, numerosas ermitas y pequeñas iglesias se distribuyen por toda la población. Entre ellas figuran las de la Virgen de la Aurora, Virgen de las Angustias, Virgen de las Mercedes –excelente muestra del rococó– y Nuestra Señora del Carmen, de estilo neoclásico.

Por su parte, la arquitectura civil conoce en el siglo XVIII su principal época de esplendor, representada por el predominio del estilo rococó y por las casas señoriales. Situadas principalmente en la calle del Río y en las carreras de las Monjas y del Águila, estas mansiones testimonian la riqueza que vivió la población durante ese periodo.

La Fuente del Rey, ubicada en la subida del Calvario y ahora también incluida en la delimitación del conjunto histórico, constituye el broche de oro de la arquitectura civil y del urbanismo en Priego de Córdoba. Se compone de dos partes: la Vieja Fuente de Nuestra Señora de la Cabeza o de la Salud, construida en 1586, y la Fuente Nueva del Rey, obra de 1802 donde se encuentran los abundantes manantiales que surten a la población.

Con el decreto aprobado hoy por el Consejo de Gobierno, el Conjunto Histórico de Priego de Córdoba adquiere un nuevo perímetro que comienza en las proximidades de la Plaza del Santo Cristo y recorre, entre otras, las calles Cañada, Barranco, Noria, Loja, Nueva, Caño, Los Frailes, Pasillo de la Zorra, Paseo de Colombia, calle Molinos, San Luis, San Pedro de Alcántara, Cava, Trasmonjas, Lozano Sidro, Magistral, Batanes, Callejón de Gálvez, Estación y Caracolas, para enlazar de nuevo con la Plaza del Santo Cristo.