EL SAS MODIFICA LAS RETRIBUCIONES DEL PERSONAL DE ATENCIÓN PRIMARIA PARA MEJORAR LA ASISTENCIA A LOS CIUDADANOS

 

La medida beneficiará a casi 10.000 profesionales sanitarios y supondrá una inversión anual de 27,6 millones de euros

 

El Consejo de Gobierno ha aprobado el decreto que modifica las retribuciones del personal de los centros de Atención Primaria del Servicio Andaluz de Salud (SAS) para adaptarlas al nuevo escenario surgido con la libre elección de médico y la extensión de la tarjeta sanitaria individual. Esta medida beneficiará a casi 10.000 profesionales y supondrá una inversión anual de más de 27,6 millones de euros (4.600 millones de pesetas), de los cuales 26,4 millones de euros (4.400 millones de pesetas) corresponden a mejoras salariales y el resto a cuotas de la Seguridad Social.

El nuevo sistema retributivo reforzará el objetivo de situar al ciudadano como centro del sistema sanitario público, al otorgarle el poder de determinar parte de las remuneraciones del personal de Atención Primaria en virtud de su elección. De este modo, se establecen complementos salariales de productividad para los profesionales más solicitados por los pacientes y, por tanto, con mayor número de tarjetas sanitarias individuales asignadas, así como para aquellos que desarrollen su actividad en horario de mañana y tarde y para los que se desplacen a otros centros de salud diferentes a los de origen.

La modificación afecta a las categorías profesionales de médico de familia, pediatra, enfermero, odontoestomatólogo, fisioterapeuta, matrona y trabajador social, adscritas a los Equipos Básicos de Atención Primaria y a los Dispositivos de Apoyo de los Distritos Sanitarios, que engloban a casi 10.000 trabajadores en toda Andalucía.

Para la valoración del complemento de productividad de estas categorías se tendrá en cuenta, en su factor fijo, el número de tarjetas sanitarias asignadas a los profesionales, ajustadas en función de la edad del titular. Así, las cantidades se verán incrementadas en los casos en que los pacientes sean niños o ancianos, de acuerdo con la mayor frecuentación y demanda de asistencia de estos colectivos.

Igualmente, la norma establece incentivos para encaminados a potenciar una asistencia más ágil y próxima a los ciudadanos y a mejorar su accesibilidad al sistema sanitario. Estos incentivos beneficiarán a los profesionales que desarrollen su actividad asistencial en consultas de mañana y tarde y a aquellos que se desplacen para prestar asistencia a otros centros de Atención Primaria, residencias de mayores o centros especiales.

El decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, si bien sus efectos económicos tienen carácter retroactivo a 1 de junio de 2001, fecha fijada en el acuerdo alcanzado entre el SAS y los sindicatos con representación en la Mesa Sectorial de Sanidad para la implantación de esta medida.