AUTORIZADO EL CONSORCIO PARA LA CREACIÓN EN MIJAS DEL CENTRO DE FORMACIÓN DE LAS INDUSTRIAS DEL OCIO

 

El Consejo de Gobierno ha autorizado hoy la creación de un consorcio entre la Consejería de Empleo y Desarrollo Tecnológico y el Ayuntamiento de Mijas para la construcción, en esta localidad malagueña, del Centro Andaluz de Formación Integral de las Industrias del Ocio. Este proyecto, que supondrá una inversión total de 14,38 millones de euros (2.394 millones de pesetas), permitirá atender la creciente demanda de profesionales cualificados en turismo, hostelería y actividades de ocio. En su desarrollo colaboran la Diputación de Málaga y las asociaciones empresariales andaluzas vinculadas a estos sectores.

El futuro centro, que comenzará a construirse a principios del próximo año y entrará en servicio en el curso 2003/2004, sumará a sus instalaciones docentes un albergue, un restaurante y un hotel-escuela de 60 habitaciones para las prácticas de los alumnos.

La oferta educativa incluirá no sólo las enseñanzas clásicas relacionadas con la actividad hotelera y la hostelería (gestión de alojamientos, idiomas, cocina, mercadotecnia o relaciones públicas, etc.), sino también otras materias ligadas al ocio en general y a las nuevas demandas del sector. En este sentido, se impartirán cursos sobre turismo residencial, multipropiedad, planificación, gestión del medio ambiente en empresas, crucerismo y campos de golf, entre otros. También está prevista una amplia gama de programas de perfeccionamiento y especialización con un alto contenido práctico, así como la prestación de asistencia técnica a las empresas del sector del ocio.

El Centro Andaluz de Formación Integral de las Industrias del Ocio de Mijas se sumará a las trece escuelas de formación profesional ocupacional que actualmente funcionan en la comunidad autónoma bajo la fórmula de consorcio entre la Junta de Andalucía y las corporaciones locales, con una oferta total de más de 2.000 plazas y un nivel de inserción profesional que alcanza el 87%.

Cinco de estos centros desarrollan su actividad en la rama de hostelería y se sitúan en Cádiz, Málaga, Benalmádena (Málaga), Islantilla (Huelva) y Baeza (Jaén). El resto se dedica a los sectores del mármol, en Fines (Almería); artesanía, en Gelves (Sevilla); joyería, en Córdoba; madera, en Encinas Reales (Córdoba); soldadura, en San Fernando (Cádiz); comunicaciones y tecnologías de la información, en el Parque Tecnológico de Andalucía (Málaga); protección del patrimonio histórico, en Granada, y formación medioambiental, en la aldea del Rocío (Huelva).