EL CONSEJO APRUEBA UNA REVALORIZACION DEL 20% PARA LAS PENSIONES ASISTENCIALES EN EL AÑO 2002

 

El Consejo de Gobierno ha aprobado una nueva ayuda económica complementaria de carácter extraordinario para las pensiones asistenciales (Fondo de Asistencia Social y Subsidio de Garantías de Ingresos Mínimos de la Ley de Integración Social de los Minusválidos –LISMI–), con objeto de proporcionar a los ciudadanos andaluces más desfavorecidos un aumento real de sus recursos. Esta aportación complementaria asciende a una cuantía media individual de 419,51 euros (69.800 pesetas), lo que supone una revalorización del 20% respecto a la cuantía fijada por el Estado para 2002, que es de 2.098,07 euros (349.090 pesetas).

La ayuda aprobada supera en más del 12% la subida que la Junta aplicó el pasado año. Su importe total, que se fraccionará en cuatro pagas trimestrales durante el año 2002, asciende a 15,56 millones de euros (unos 2.600 millones de pesetas).

Andalucía es la única comunidad autónoma española que complementa estas pensiones con ayudas económicas complementarias, de carácter extraordinario y personales e intransferibles. La medida se viene aplicando desde 1990, como expresión de solidaridad hacia las personas con recursos insuficientes. Actualmente, más de 35.000 andaluces tienen derecho a percibir estas pensiones, dirigidas a mayores, enfermos y discapacitados que carecen de posibilidades laborales.

La Ley de Servicios Sociales de Andalucía, de 4 de abril de 1988, prevé que el Gobierno andaluz pueda establecer prestaciones económicas, periódicas o no, para que las personas con escasos recursos puedan atender sus necesidades básicas. Esta ley responde a la potestad que el Estatuto de Autonomía atribuye, con carácter de exclusividad, a la comunidad autónoma en materia de asistencia y servicios sociales.