EL CONSEJO DE GOBIERNO APRUEBA UN REGLAMENTO ÚNICO PARA TODOS LOS ARCHIVOS ANDALUCES

 

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy el Reglamento del Sistema Andaluz de Archivos. Esta norma rige sobre todas las instituciones inscritas en dicho sistema, tanto las de titularidad autonómica, local, privada y universitaria como las de titularidad estatal y gestión autonómica. Estas últimas no estaban incluidas en el anterior reglamento de 1994.

Entre otras novedades, el nuevo texto legal incorpora una estructura jerarquizada de los órganos competentes en la materia y establece la creación de la Comisión Andaluza Calificadora de Documentos Administrativos. Este nuevo órgano colegiado se encargará de fijar la forma de conservar los documentos útiles y de eliminar aquellos que, pasada su vigencia administrativa, pierdan su interés para la información y la investigación.

De acuerdo con el reglamento, la estructura jerárquica está encabezada por la persona titular de la Consejería de Cultura, seguida por la Comisión Andaluza de Archivos y Patrimonio Documental y Bibliográfico, la citada Comisión Andaluza Calificadora de Documentos Administrativos y, por último, la Comisión de Coordinación del Sistema Andaluz de Archivos. Salvo la Comisión Calificadora, de nueva creación, el resto de los órganos quedan como estaban en el anterior reglamento.

Con el objetivo de perfeccionar la organización del sistema, el texto aprobado hoy agrupa en subsistemas los distintos archivos según sean de titularidad autónomica, de titularidad estatal y gestión autonómica o de titularidad de las Universidades andaluzas, de las entidades privadas y de las entidades religiosas.

Los archivos de titularidad autonómica son el Archivo General de Andalucía; los archivos centrales de las consejerías, organismos dependientes y delegaciones provinciales; los del Consejo Consultivo de Andalucía, Parlamento de Andalucía, Defensor del Pueblo y Cámara de Cuentas y todos los creados por la Consejería de Cultura. De titularidad estatal y gestión autonómica son los archivos históricos provinciales y el Archivo de la Real Chancillería de Granada.

Además de aprobar este reglamento, el Consejo de Gobierno ha introducido también varias disposiciones adicionales relativas al censo de fondos y a los documentos de centros sanitarios. Respecto al censo, se prevé la elaboración de un plan para la estimación cuantitativa y cualitativa de cada uno de los fondos y colecciones documentales, con indicación de su estado de conservación y seguridad. Por su parte, los documentos referidos a los usuarios de los servicios sanitarios, serán regulados por un decreto específico cuya elaboración correrá a cargo de las consejerías de Salud y de Cultura.