LA JUNTA DECLARA BIENES DE INTERÉS CULTURAL UN FUERTE IBÉRICO DE LUCENA Y UN YACIMIENTO PREHISTÓRICO DE JEREZ

 

El Consejo de Gobierno ha declarado como Bienes de Interés Cultural, con el rango de Zonas Arqueológicas, los restos del fuerte ibérico de Las Laderas de Morana, en Lucena (Córdoba), y el poblado prehistórico de Mesas de Asta, en Jerez de la Frontera (Cádiz). Con la protección oficial otorgada a estos dos yacimientos, los Bienes de Interés Cultural declarados en Andalucía alcanzan ya la cifra de 1.518.

El yacimiento de Las Laderas de Morana responde a un modelo de fortificación en lugar elevado muy característico de la población protohistórica del valle del Genil. Aunque no se han encontrado huellas arquitectónicas anteriores a la presencia ibera, los restos cerámicos recogidos permiten datar la primera ocupación del enclave en la época tartésica. Del período ibérico han quedado vestigios de una doble línea de muralla y de un baluarte defensivo, a los que se suman otros hallazgos procedentes de la ocupación romana (cisternas, tumbas hipogeas, un almacén y otros elementos constructivos).

En cuanto a Mesas de Asta, esta zona arqueológica se asienta sobre una pequeña meseta aislada que en su día fue orilla del desaparecido Lago Ligustino. Desde las primeras excavaciones emprendidas a mediados del pasado siglo, el enclave es citado habitualmente en la literatura científica como uno de los yacimientos más interesantes del sur peninsular, sobre todo en lo relativo a estudios sobre el Bronce final y el periodo orientalizante. Su recinto alberga estructuras de habitación de distintas épocas, los restos de la muralla iberorromana de Asta Regia, una necrópolis y diversas áreas de producción dedicadas a la fabricación de utensilios cerámicos.