EL ALJIBE BERMEJO DE CAMPOHERMOSO, DECLARADO BIEN DE INTERÉS CULTURAL

 

El Aljibe Bermejo de Campohermoso, situado en el municipio almeriense de Níjar, ha adquirido hoy la condición formal de monumento tras su declaración como bien de interés cultural por el Consejo de Gobierno.

Esta edificación del siglo XIII constituye uno de los depósitos de agua más grandes de cuantos conserva el patrimonio histórico andaluz, con 23 metros de largo por 4,6 de ancho. A su antigüedad y a sus grandes dimensiones, el Aljibe Bermejo añade otras singularidades que lo diferencian de otras construcciones de su estilo, como el uso de sillares y el hecho de haber constituido un importante lugar de descanso y abastecimiento de ganado en la vía pecuaria denominada Cordel de Almería.

Construido en mampostería trabada con mortero, el aljibe sólo ofrece visible al exterior la cubierta abovedada y las dos fachadas principales, mientras que el resto de la edificación permanece semienterrado. En su bóveda de bajo cañón presenta tres aberturas destinadas a la extracción del agua. La fachada principal tiene en el centro un hueco de acceso al interior, al que se llegaba a través de unas escaleras para proceder a la limpieza y mantenimiento del vaso.

El Aljibe Bermejo de Campohermoso es un ejemplo de las numerosas construcciones realizadas a lo largo de la historia en la provincia de Almería para aprovechar al máximo los escasos recursos hídricos disponibles. Algunos de estos pozos, cisternas, norias y aljibes siguen estando en uso pese a su antigüedad.