EL CONSEJO DECLARA MONUMENTO LA IGLESIA FORTALEZA DE LA LOCALIDAD ALMERIENSE DE VERA

 

La iglesia fortaleza de Vera (Almería), actual parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación, ha sido declarada bien de interés cultural con categoría de monumento, según un acuerdo adoptado hoy por el Consejo de Gobierno.

El edificio forma parte de la reconstrucción llevada a cabo tras el terremoto que en 1518 asoló la antigua ciudad musulmana. Su aspecto militar se debe a la necesidad, planteada en aquel momento, de construir una fortaleza en el centro de la población para defenderla de los frecuentes ataques de piratas. De este modo, el templo presenta en el exterior la imagen de un castillo con torreones, muros altos y macizos, huecos a modo de saeteras y una decoración extraordinariamente sobria, sin portadas ni exornos que pudieran redundar en la vulnerabilidad del conjunto.

El ahora monumento, en el que se combinan elementos góticos y mudéjares, fue edificado entre 1521 y 1524 por alarifes moriscos bajo la dirección de Francisco Capilla. Se trata de un inmueble aislado, de una sola nave rectangular en cuyos ángulos destacan torres de planta cuadrada.

La protección otorgada al conjunto con su declaración como bien de interés cultural incluye también el retablo mayor del templo, de estilo barroco, y la maquinaria del reloj ubicada en el cuerpo de la torre, obra del siglo XIX.