Saltar al contenido
  • Síguenos
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS

El Consejo Económico y Social de Andalucía emite el dictamen sobre el proyecto de decreto que aprueba el Reglamento de Registros Municipales de Demandantes de Vivienda Protegida y modifica el Reglamento andaluz

Supone la adaptación de la normativa andaluza a la Ley Reguladora del Derecho a la Vivienda y a la Ley de Autonomía Local de Andalucía

  • Fecha: 18/10/2011

El Pleno del Consejo Económico y Social de Andalucía, presidido por Joaquín J. Galán, ha emitido el dictamen sobre el Proyecto de Decreto por el que se aprueba el Reglamento Regulador de los Registros Públicos Municipales de Demandantes de Vivienda Protegida y se modifica el Reglamento de Vivienda Protegida de la Comunidad Autónoma de Andalucía, del que se ha ocupado la Comisión de Trabajo de Consumo, Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del CES andaluz.

El dictamen, aprobado por unanimidad del Pleno con un voto particular, considera positivo el proyecto de decreto por cuanto tiene como doble finalidad, por un lado, dar cumplimiento a lo dispuesto en la Ley 1/2008, de 8 de marzo, Reguladora del Derecho a la Vivienda en Andalucía, en lo que se refiere a la reglamentación de los Registros Públicos Municipales de Demandantes de Vivienda Protegida, y por otro lado, dar respuesta a la nueva realidad competencial de los municipios tras la entrada en vigor de la Ley 5/2010, de 11 de junio, de Autonomía Local de Andalucía, que atribuye a estos competencia en materia de vivienda protegida.

Ahora bien, el Consejo Económico y Social de Andalucía considera que los cambios realizados en el proyecto de decreto van más allá de la adaptación a las citadas nomas, por lo que plantea la necesidad de que se justifiquen las razones por las cuales se llevan a cabo dichos cambios y se aproveche la oportunidad de introducir otras modificaciones que, a juicio de este órgano, contribuirían a mejorar el texto y reforzarían los derechos y garantías de las partes interesadas en el mismo. En este sentido, expresa sus dudas acerca de la eximente de formalizar contratos de arrendamiento en determinados supuestos o la eliminación de parte del contenido de las resoluciones de calificación provisional y definitiva, así como el silencio administrativo como respuesta a la solicitud de calificación definitiva de carácter negativo.

En su dictamen, el CES de Andalucía señala que los Registros Municipales de Demandantes de Vivienda Protegida, que se incluyen en la Ley Reguladora del Derecho a la Vivienda en Andalucía, tienen como objetivo conocer de forma exacta la necesidad de vivienda protegida existente en cada municipio, así como darle la correspondiente respuesta desde los ayuntamientos y la Junta de Andalucía. Además, son un instrumento útil para que los profesionales del sector conozcan igualmente la demanda real y adecuen sus promociones a la misma. Destaca, por tanto, que se trata de “una herramienta imprescindible” para dotar a los andaluces de una “oferta de vivienda suficiente, a precio asequible, que responda fielmente a los niveles de renta y a las necesidades de ubicación, características o tipología de las viviendas”.

En este sentido, estima positivo que se haya atendido la sugerencia del Defensor del Pueblo Andaluz en cuanto a la ampliación de los demandantes que pueden ser inscritos en estos, extendiéndolos a aquellos que aún teniendo una vivienda en propiedad precisen de otra adaptada a sus necesidades familiares o personales.

Igualmente, el Consejo Económico y Social de Andalucía plantea, precisamente por el carácter básico de los registros como instrumento en la política social en materia de vivienda, que se prevea un sistema alternativo a la inactividad municipal que no impida el cumplimiento de uno de los requisitos esenciales para ser demandante de vivienda y financiación protegida, y hace una llamada a la reflexión sobre la flexibilidad en la elección por los ayuntamientos de los sistemas de selección de las personas adjudicatarias, de manera que esa flexibilidad sea compatible con los criterios de justicia y equidad social.

Por otra parte, el CES andaluz propone que, dadas las limitaciones de acceso  al crédito a consecuencia de la actual situación económica, se pongan en marcha medidas coyunturales que permitan la flexibilidad en la financiación crediticia para la adquisición de vivienda protegida, así como de otras medidas de apoyo concreto (avales, créditos reembolsables, etc.) que faciliten el acceso a la vivienda.

Por último y junto a una serie de consideraciones al articulado del proyecto de decreto, el Consejo considera oportuno el establecimiento de un plazo concreto para la publicación de un texto integrado del Reglamento de Viviendas Protegidas de la Comunidad Autónoma de Andalucía, que ya está previsto en la norma.

A este dictamen se ha presentado un voto particular por parte de un miembro del grupo tercero.



© JUNTA DE ANDALUCÍA.
Todos los derechos reservados. 2014