Archivos de Andalucía

Junta de AndalucíaArchivos de AndalucíaEnlace al directorio institucional de la Cultura (en nueva ventana).

|

Información General

         La Casa de los Tiros comienza a escribir su historia de mano de la figura de Gil Vázquez Rengifo quien, tras participar en la conquista de Granada, comprará a Juan de Gamboa un conjunto de casas y maserías en el barrio del Realejo, zona que alcanzó un gran desarrollo urbanístico durante el siglo XVI.

         A la muerte de Vázquez Rengifo este edificio quedará incorporado a las posesiones del Generalife hasta el año 1921, fecha en la que será cedido al Estado tras un largo pleito con los Marqueses de Campotéjar no sin antes sugerir el destino que debía darse a la Casa: un espacio que reuniera una biblioteca, un archivo y un pequeño museo de temática granadina.
 
         El encargado de llevar estas ideas a la práctica será su primer director, Francisco de Paula Valladar y Serrano (1852-1924), Presidente del Patronato del Generalife, quien creará las primeras colecciones de pintura del museo con los retratos reales que se hallaban ubicados en el Generalife además del archivo y biblioteca de los Campotéjar. En su testamento legará a la institución su propio archivo y parte de su biblioteca.
 
Una vez englobado el Patronato del Generalife en el de la Alambra a partir de 1925, la Casa pasará a depender del Patronato Nacional de Turismo, organismo que sustituye a la Comisaría Regia de Turismo, sufriendo un nuevo impulso gracias a la figura de Antonio Gallego y Burín (1895-1961), historiador del arte que, tras terminar su mandato como alcalde de Granada, sería nombrado Director General de Bellas Artes.
 
Bajo la dirección de esta personalidad, y más tarde de la mano de su hijo, Antonio Gallego Morell (1923-2009), se empiezan a gestar los orígenes de la Casa de los Tiros como museo, sufriendo el edificio las primeras obras de restauración para adaptarlo a sus funciones en 1929, año en que tendrá lugar su inauguración.
 
Burín intentará ofrecer una visión global de Granada a través de colecciones que glutinan retratos, pintura religiosa, escultura, grabados, litografías, fotografías, muebles, ect. uniendo a la función de exhibición la de investigación sobre temas locales mediante el acrecentamiento de los fondos de la Biblioteca y Hemeroteca además de incorporar archivos de personajes de la ciudad entre los que destacan Valladar, Melchor Fernández Almagro o el mismo Gallego Burín, de enorme importancia para conocer el mundo intelectual de la época.
 
         En 1984, mediante Real Decreto 864/1984, de 19 de junio se traspasan las funciones y servicios del Estado a la Comunidad Autónoma de Andalucía en materia de cultura, con lo que el Museo Casa de los Tiros pasará a ser una institución de gestión autonómica y titularidad estatal en virtud del convenio firmado con el Ministerio de Cultura por Resolución de 14 de diciembre de 1984 y actualizado diez años más tarde.
           
Ante la necesidad de llevar a cabo una reforma global del edificio el museo cerrará sus puertas en 1986 para sufrir una remodelación total con el fin tanto de resolver sus deficiencias patológicas como racionalizar mejor el espacio.
 
          Esta intervención hizo que se planteara la necesidad de reconducir su imagen hacia  un museo de contenido más específico en torno a la Granada del siglo XIX, además de suponer la modernización de los servicios de investigación mediante la puesta a disposición de los investigadores su importante Hemeroteca con cerca de mil cabeceras que abarcan desde el siglo XVIII hasta la actualidad, la Biblioteca con unos 8000 volúmenes entre libros y folletos, el Archivo y las piezas en reserva no expuestas.

M. Casa de los Tiros. Tarjeta [320x200]

W3C XHTMLW3C WAIW3C CSS