CARTAS DESDE ARGÓNIDA

SINOPSIS
El escritor jerezano José Manuel Caballero Bonald, Premio Cervantes 2012, realiza una mirada hacia atrás en su trepidante vida y una reflexión sobre su pensamiento desde el territorio mítico de la Argónida que en su imaginario particular ocupa un lugar real de la geografía andaluza.

FICHA TÉCNICA
País: España
Duración: 84’
V.O. Castellano
Género: Largometraje documental

APTA PARA TODOS LOS PÚBLICOS

Dirección: Juan Luis de No
Guión: Juan Luis de No
Fotografía: César Hernando
Música: Chano Domínguez
Producción: Antonio Hens, César Martínez Herrada

Argónida es aquel paraíso que muy de niño se le metió en el alma a José Manuel Caballero Bonald cuando cruzaba el Guadalquivir para entrar en Doñana, “un mundo ignorado y arcaico” que ya nunca pudo abandonar ni en la vida ni en la literatura. En ese territorio mítico, fuente de inspiración de su obra, pasa hoy la mayor parte de su tiempo el poeta. Desde esos paisajes de horizontes sin límites, el escritor invita al espectador de “Cartas desde Argónida” a un viaje sensorial a través de su memoria y de su pensamiento.

La narración audiovisual parte del momento histórico en que las memorias escritas por José Manuel Caballero Bonald terminan: el momento de la muerte de Franco, en el año 1975. Comienza una nueva era en la vida del escritor; al poeta jerezano le interesa “la literatura considerada como obra de arte, la prosa narrativa de alcance artístico”. En estos primeros años de la transición, que Caballero Bonald vive con gran preocupación, publica su novela más universal y con la que más a gusto se siente: “Ágata ojo de gato”. La vuelta al universo en el que Caballero Bonald descubrió el mundo y al mismo tiempo su mundo creativo. La vuelta a Argónida; es decir, la vuelta a Doñana.

A partir de aquí, las imágenes de Doñana son un vehículo fundamental en la película, que realiza un recorrido por el pensamiento de Caballero Bonald desde esos años de la transición hasta el presente, y urde una serie de incursiones a los momentos cruciales de su pasado que le han forjado como escritor y como pensador.

Una serie de cartas escritas por el poeta especialmente para la película y leídas por él mismo, guían al espectador en esta aventura. Imágenes seleccionadas del Jerez de los 40 evocan una niñez ligada al omnipresente sol gaditano. “Cartas desde Argónida” revive su etapa de estudiante de náutica y posteriormente de letras; su descubrimiento de Espronceda y Juan Ramón Jiménez, autores que desde sus textos hicieron que el joven Caballero Bonald decidiera definitivamente ser escritor. Su aterrizaje en el Madrid gris de la posguerra. Sus vivencias en Bogotá, donde enseña Literatura Española y entabla relación con personajes como Jorge Gaitán Durán o Gabriel García Márquez. Su compleja relación con Camilo José Cela, con el que comparte trabajo diario durante los sombríos años 50. La estancia en la Cuba revolucionaria de los sesenta. Su militancia antifranquista, que se prolonga durante toda la dictadura y le lleva a la cárcel; probablemente el periodo más agitado de su vida. O su intensa relación con el vino, que le lleva a escribir el ensayo “Breviario del vino”, un recorrido inigualable por la cultura vinícola en el planeta, que sirve de homenaje a sus compañeros de generación con los que Caballero Bonald bebió lo suyo. En los 60, su pasión por el flamenco le conduce a ser uno de los primeros en escribir un ensayo profundo y crítico sobre el cante y a ser pionero grabando en los años a artistas hasta ese momento desconocidos; y por supuesto, el periodo desde la transición hasta la actualidad, cuando el escritor se sumerge de nuevo en el universo de Argónida para dedicarse a un trabajo literario incansable y detallista, especialmente en lo que a poesía se refiere. Tiempo en el que además se convierte en un referente del librepensamiento en España y Latinoamérica, el escritor viaja mucho y descubre la Europa exquisita y los países árabes.

La lucidez característica de las palabras de José Manuel Caballero Bonald fluye en una serie de entrevistas realizadas mayoritariamente en su residencia de la desembocadura del Guadalquivir, en las que además de rememorar algunos recuerdos especiales de su vida, Caballero Bonald reflexiona sobre asuntos que le preocupan desde siempre.

El documental recoge, además, reuniones que periódicamente mantiene con los intelectuales con los que se siente cercano, como Paco Brines, José María Velázquez Gáztelu, Chus Visor o José Ramón Ripoll.

Además una voz elegida especialmente para representar cada uno de los momentos creativos por los que ha atravesado el escritor, al que a sus 86 años algunos califican como “el último intelectual completo”, brindará fragmentos de su obra para sumergir al espectador, junto con las imágenes de Doñana, en el mundo onírico del poeta.