Junta de Andalucía. Consejería de Educación, Cultura y Deporte
Blog de la Consejería de Cultura
Post con vídeo

Agenda Cultural Publicaciones Tiendas Culturales de Andalucia

Portal profesional Andalucía Tu Cultura

30 años al servicio de todos: El Archivo General de Andalucía

26 de noviembre de 2018

Todos los poderes que a lo largo y ancho del mundo han sido, y en todos los momentos de la historia, lo han tenido meridianamente claro: la custodia de los documentos en los que se fundamentaban las bases de esos poderes -civiles, económicos o religiosos- era una cuestión cardinal e imprescindible para su supervivencia. Eso explica la enorme importancia que, desde siempre, en todos los lugares y épocas, han tenido los archivos. La conservación de esos documentos a través de los siglos, ha determinado que cobren consideración, además, como objetos de valor patrimonial histórico o cultural. Pero la finalidad por la que se crearon los documentos y se conservaron en los archivos no tuvo nunca nada que ver con la cultura, no se guardaron por ser bellos, o antiguos, sino que eran valiosos por ser testimonios y garantías de poder.

En las sociedades contemporáneas, el carácter democrático de los poderes públicos, otorga a los archivos administrativos otro cariz muy diferente, aunque ello no solo no les resta ni un ápice de su importancia, sino que la refuerza: ya no son sólo el fundamento del poder, sino la base del control y la vigilancia ejercidos desde la ciudadanía sobre ese poder, y la garantía de los derechos de esa misma ciudadanía ante las diferentes Administraciones, así como de la transparencia en su actuación.

Por otro lado, como la actuación de las Administraciones públicas se plasma casi exclusivamente en actos administrativos testimoniados en documentos, el conjunto de técnicas especializadas de tratamiento de esos documentos, denominadas “gestión documental”, se ha tornado igualmente imprescindible para el desempeño de la gestión administrativa. Un archivo administrativo público es, en la actualidad, una pieza básica y transversal de cualquier organización administrativa, garante de su eficiencia y eficacia.

Aquellas personas a las que les cupo el privilegio de diseñar los órganos e instituciones de los que se tenía que dotar a nuestra Autonomía en el marco de la Constitución de 1978, tuvieron la clarividencia de tener esto en cuenta, y vieron la necesidad de contar con un archivo en el que se recogieran los documentos de la Administración Autonómica, que por entonces echaba a andar. Por eso, en la Ley 3/1984, de 9 de enero, de Archivos -la primera ley de Archivos promulgada en España- ya preveía la creación de un Archivo General de Andalucía, que el Consejo de Gobierno crearía formalmente mediante el Decreto 323/1987, de 23 de diciembre. Esa es la fecha legal, pero en realidad echaría efectivamente a andar unos meses después, ya en 1988. Se cumplen ahora, por tanto, treinta años exactos de este trascendental hecho.

A lo largo de todo este trayecto, el Archivo General de Andalucía ha ratificado su excepcional importancia: es el archivo que recibe y custodia los documentos de los servicios centrales de la Junta de Andalucía, coordinando funcionalmente los archivos centrales de consejerías y entidades instrumentales, y es el encargado de mantener el cuadro de clasificación funcional de documentos de la Junta de Andalucía, pieza clave para el desarrollo de la Administración electrónica. Por todo ello, no es un mero archivo más -siendo todos los archivos fundamentales en cada nivel de la organización administrativa-, sino que es el principal archivo del Sistema Archivístico de Andalucía y un servicio administrativo esencial para hacer efectivos los derechos y deberes de los poderes públicos autonómicos y de la ciudadanía andaluza, constituyendo una institución imprescindible de una administración democrática y del Estado del bienestar del que queremos disfrutar todos los andaluces.

Esa es su razón de ser fundamental y para la cual se creó. Pero con el transcurso del tiempo se ha convertido en muchas más cosas:

  • Es un archivo histórico, que guarda la memoria documental de la Administración de la Comunidad Autónoma y la Memoria Histórica y Democrática de Andalucía.

  • Es un centro que preserva la memoria documental histórica de Andalucía, bien mediante el ingreso de otros fondos antiguos, bien mediante la reproducción, digital o en microfilm, de documentos de fondos privados (como los documentos andaluces de la Casa de Alba o de la Casa de Medinaceli), o custodiados en otros archivos (como los referidos a Andalucía –masonería y Guerra Civil– del Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca) y que son esenciales para la historia de Andalucía, todo ello con el fin de salvaguardarlos y ponerlos a disposición pública.

  • Su biblioteca auxiliar, con más de 12.000 títulos, es en un centro de referencia especializado en archivística y en historia de Andalucía.

  • Es un centro de formación superior, ya que mediante convenios con universidades acoge a alumnos en prácticas curriculares y extracurriculares para completar su formación de grado (Restauración de documentos) y de posgrado (Máster en Archivos y Documentos).

  • Es un centro de difusión del papel de los archivos y del valor dal Patrimonio Documental de Andalucía, mediante la realización de publicaciones, jornadas, visitas guiadas, exposiciones presenciales o virtuales, etc.

  • Sus usuarios son principalmente los propios organismos e instituciones productores de los documentos, así como los técnicos de archivos, los investigadores y los ciudadanos en general. El acceso es libre y gratuito, con las reservas que marca la normativa vigente para la consulta de los distintos documentos.

Por todo lo anterior, el Archivo General de Andalucía se ha convertido en un centro cultural de primer orden.

Pabellón del Futuro, inminente sede del Archivo General de Andalucía

La celebración de este aniversario coincide con la que, sin duda, es la mejor de las noticias de su historia: en 2018 finalizará la provisionalidad de la sede en la que está ubicado, y pasará de manera definitiva a contar con una excepcional sede definitiva, que actualmente se encuentra en la última fase de las obras de adaptación a sus nuevas funciones: el Pabellón del Futuro de la Expo’92. Con ello se consigue un edificio capaz para que el Archivo General de Andalucía pueda ejercer las funciones que legalmente le han sido otorgadas sin limitaciones ni cortapisas de espacio ni capacidad, y con una representatividad arquitectónica que resalta y refuerza su importancia institucional.

Es el cumplimiento de un gran anhelo demorado tres décadas, que en adelante y para todas las personas, andaluzas o no, deberá pasar a ser el “Pabellón del Presente”.

 

Mateo A. Páez García
Director del Archivo General de Andalucía

Comentarios

Suscribrime a estos comentarios

RSS 2.0 RSS V .92 ATOM 0.3

Deja un comentario (*)

(*) Los comentarios y participaciones deberán ajustarse al tema o contenido de la entrada relacionada, y en ningún caso podrán ser ofensivos, difamatorios, publicitarios, pornográficos o ilícitos, de acuerdo con lo especificado en el “Aviso legal”

Si tu comentario incluye enlaces, nuestro equipo revisará que no contenga spam, por lo que no se publicará automáticamente.