Junta de Andalucía. Consejería de Educación, Cultura y Deporte
Blog de la Consejería de Cultura
Post con vídeo

Agenda Cultural Publicaciones Tiendas Culturales de Andalucia

Al-Mariyya. Puerta de Oriente: una experiencia de museo comunicativo

11 de Enero de 2016

La muestra “Al-Mariyya. Puerte de Oriente”, inaugurada en el Museo de Almería el 22 de abril de 2015 con motivo de la celebración del Milenario del Reino de Almería y organizada íntegramente por la Consejería de Cultura, ha supuesto para éste toda una experiencia en cuanto a estudio, organización, financiación y comunicación del contenido de la misma en unos tiempos austeros y de redefinición de nuestras instituciones culturales. Aunque las experiencias y enseñanzas en el montaje de una exposición con recursos propios han sido muchas, nos centraremos en esta ocasión en la estrategia seguida en la comunicación de ésta a lo largo de sus ocho meses de vida.

Al-Mariyya

Al-Mariyya

Bien. Entendemos que la misión final de un museo no es otra que acercar éste a la sociedad, abrirlo a la calle, con la finalidad de provocar experiencias, placeres y conocimientos en los usuarios, amén de otras funciones encomendadas legislativamente. De todos es conocido que la interacción entre el  museo y la sociedad no es fácil, máxime cuando el primero vive dándole la espalda al segundo, al no preocuparse por los contextos y las poblaciones a las que se deben. Para muchos, un museo es algo aburrido, cerrado, incomprensible socialmente hablando, con jerarquías organizativas rígidas, poco transparentes, donde su dirección está alejada de la realidad de la calle, y por tanto, del ciudadano y sus problemas.

Pues bien, desde el Museo de Almería nos planteamos diversas estrategias de comunicación para acercar lo máximo posible la exposición de Al-Mariyya a la población. Éramos conscientes que  no debíamos quedarnos en la mera fase de la exhibición de la cultura material seleccionada, sino que teníamos, por compromiso social, que llegar al máximo número de personas y colectivos. Por el contrario, hay que advertir, sin embargo, que dichas estrategias fueron elaboradas por el propio equipo técnico del Museo, con las limitaciones propias de unos modestos recursos, y sin unos perfiles profesionales sensu stricto especializados en comunicación y mercadotecnia. Aún así, tres fueron las apuestas decididas por el Museo para dar a conocer sus espacios y la exposición:

1.- Redes sociales y medios de comunicación.

Internet ha transformado el mundo de la información y la vida de millones de personas. Las redes sociales, hoy por hoy, son un vehículo fantástico de comunicación para los museos y las instituciones culturales. El Museo de Almería está activo en más de diez de estas redes sociales, siendo las que más seguidores tiene, hasta 16.000, en facebook, twitter, instagram o pinterest. El uso de estas redes no sólo nos ha permitido difundir las actividades relacionadas con la exposición, sino que ha posibilitado mejorar la comunicación con nuestros usuarios, responder en tiempo real a sus dudas o preguntas, escuchar sus inquietudes, recoger sus sugerencias, mostrarles fotográficamente la colección de piezas de la misma o realizar visitas virtuales a la muestra por medio de vídeos o imágenes. Además de esta fidelización en red, hemos logrado algo muy importante para un museo provincial, que no es otro, que romper las barreras fronterizas y llegar a un público nacional e internacional, que se ha relacionado con nosotros subiendo fotos o vídeos en sus respectivas cuentas de su visita a la muestra, mencionando nuestro hashtag o etiqueta de #Almariyya.

Grupo de escolares visitando la muestra de manera didáctica

Grupo de escolares visitando la muestra de manera didáctica

Los medios informativos también han sido unos grandes aliados para la exposición. La efeméride de la taifa almeriense rápidamente despertó el interés de la prensa en todos sus formatos, papel, televisión, radio, o virtual. Así, el Museo ha celebrado una rueda de prensa mensual donde se han presentado las principales actividades del mismo, con un porcentaje importante de éstas relacionadas con la exposición. Los reportajes o las entrevistas han sido también muy frecuentes, lo mismo que el anuncio de la programación en las agendas diarias de los medios, o noticias puntuales y desarrolladas de alguna actividad destacada, como jornadas, conferencias, talleres infantiles, etc.

2.- Cooperación entre personas, colectivos e instituciones.

La celebración del milenario de la taifa almeriense partió de la sociedad civil, y a ella se unieron de manera desigual distintos colectivos e instituciones. En nuestro caso sólo hicimos lo que veníamos haciendo en otros proyectos, es decir, conectar con la calle, las administraciones y las asociaciones. El trabajo de aproximación dio rápidamente sus frutos, y los primeros en reaccionar positivamente fueron nuestros patrocinadores, la empresa Michelín y la entidad bancaria Cajamar. El rotativo Ideal también se sumó a la efeméride sufragando los gastos de la restauración del pergamino de las “Capitulaciones de Almería (1490)”, documento fetiche que ha atraído muchísimo público al museo. La exposición ha contado con la aportación material de la Alcazaba de Almería, el Ayuntamiento de El Ejido, el Archivo Real de la Chancillería de Granada; o con materiales e información del Museo da Ciudade de Lisboa, Museo Arqueológico Nacional, Museo de Son Fornés, Museo Arqueológico y Etnológico de Granada, Museo de la Alhambra o el Instituto de Valencia de Don Juan. Por otro lado, la confección del catálogo de la muestra también ha contado con numerosos colaboradores coordinados por el comisario de la exposición, Manuel Ramos. Hasta quince especialistas participan en su elaboración, que en breve verá la luz de manera on line a través de nuestra página web.

Desarrollo del taller infantil “Bajo nuestros pies Al-Mariyya”

Desarrollo del taller infantil “Bajo nuestros pies Al-Mariyya”

Por otro lado, en el Museo se celebró con gran éxito el XXII Simposio Anual de la Sociedad Española de Estudios Árabes. También, en colaboración con el Departamento de Árabe de la Escuela Oficial de Idiomas, se proyectó un ciclo de cine sirio con cuatro películas. La proyección documental “Almariyya. Puerta de Levante”, producida por Segundo Plano y la Fundación Ibn Tufayl de Estudios Árabes, nos ha servido como recurso didáctico para los miles de colegiales que han pasado por el museo. La Filmoteca de Andalucía también ha colaborado en este milenio, con proyecciones tan pioneras como “Las aventuras del príncipe Achmed (1923)”.

También hemos contado con la participación, el aliento y el entusiasmo de tres asociaciones importantísimas en la celebración del Milenio, como son los Amigos del Milenio del Reino de Almería, la Asociación Luis Siret de Amigos y Amigas del Museo de Almería, y finalmente, los Amigos de la Alcazaba de Almería.

3.- La exposición como recurso didáctico.

Junto a la accesibilidad y la atención a la diversidad funcional de las personas, el Museo viene trabajando en la educación no formal, es decir, en el uso de éste como recurso didáctico por parte de la escuela en sus distintos ciclos educativos establecidos. Así, de esta manera, hemos elaborado una “Guía didáctica infantil” impresa, y un cuaderno de apoyo al profesor para el entendimiento de la exposición. La guía combina actividades y juegos para facilitar la comprensión de Al-Mariyya, y por medio de la superación de diez etapas guiadas por el personaje Bessam -todo un éxito entre el público infantil-, los escolares se han acercado a la religión, la ciudad, la casa, el palacio, la artesanía, el comercio o la guerra, relacionando el aprendizaje con las piezas expuestas, o lo que es lo mismo, se han familiarizado con los modos de vida y las costumbres de los andalusíes de hace mil años. Por la muestra han pasado más de cien colegios que en todo momento han sido guiados por el personal propio del museo preparado para tales efectos.

Bessam, nuestro personaje guía en la exposición

Bessam, nuestro personaje guía en la exposición

Como complemento, haciéndolo extensible a la exposición permanente del Museo, en el mes de octubre organizamos el curso Educando en el Museo de Almería, en colaboración con la Delegación de Educación y el Centro del Profesorado de Almería. Los resultados han sido magníficos para el profesorado, al haber convertido una institución museística vista de manera pasible, en un recurso didáctico de vanguardia como complemento educativo en el diseño curricular de la escuela.

A su vez, la exposición ha estado complementada con visitas comentadas para adultos y talleres infantiles como por ejemplo Bajo nuestro pies Almariyya, un juego donde los pequeños han conocido la procedencia de las piezas arqueológicas expuestas, y el método para recuperarlas, la arqueología. También hemos desarrollado un taller intercultural organizado por AL:M.A (Almería: Museos y Arte) con la Sección de Educación Permanente El Puche y otros colectivos de mujeres de Almería, bajo el lema Un museo para una sociedad sostenible.

En suma, y para finalizar, han sido cerca de 40.000 personas las que han visitado la muestra de “Al-Mariyya. Puerta de Oriente”, y a falta de desmenuzar los datos, podemos decir, que más de la mitad de nuestros visitantes lo han hecho dentro de alguna de las actividades organizadas por el Museo o en cooperación con éste.

Arturo del Pino Ruiz
Director del Museo de Almería

Valora esta entrada

Al-Mariyya. Puerta de Oriente: una experiencia de museo comunicativo
2 votos, 5.00 media (97% valoración)

2 Comentarios

Suscribrime a estos comentarios

RSS 2.0 RSS V .92 ATOM 0.3

  1. Miguel ángel Jiménez cerdan
    06 Feb 2018

    No se ha editado algún catalogo de esta exposición estaría muy interesado en saberlo y si lo hubo comprarlo

    • Equipo de redacción
      01 Mar 2018

      Estimado lector, el catálogo se está preparando. Para más información puede contactar con el Museo de Almería:

      Teléfono: 950 10 04 09
      Correo: museoalmeria.ccul@juntadeandalucia.es

      Muchas gracias por su interés y saludos.

Deja un comentario (*)

(*) Los comentarios y participaciones deberán ajustarse al tema o contenido de la entrada relacionada, y en ningún caso podrán ser ofensivos, difamatorios, publicitarios, pornográficos o ilícitos, de acuerdo con lo especificado en el “Aviso legal”

Si tu comentario incluye enlaces, nuestro equipo revisará que no contenga spam, por lo que no se publicará automáticamente.