Junta de Andalucía. Consejería de Educación, Cultura y Deporte
Blog de la Consejería de Cultura
Post con vídeo

Agenda Cultural Publicaciones Tiendas Culturales de Andalucia

Portal profesional Andalucía Tu Cultura

Conocer para disfrutar. El Mosaico de Venus

20 de abril de 2015

El Mosaico de Venus, hallado en la población de Cártama (Málaga) y depositado en el Museo de Málaga, ha sido intervenido en el Taller de Arqueología del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH), con el fin de recuperar sus valores culturales mediante la conservación de su estructura y materialidad y su adecuación para su presentación pública en la nueva sede del Museo.

Se ha estudiado con detalle la escasa información, documental y gráfica,  existente sobre el momento del hallazgo cuando se estaban realizando obras en una casa particular  y que, gracias a la responsabilidad de su dueño, fueron paralizadas para extraer este valioso mosaico.

Excavación del Mosaico de Venus de Cártama (Málaga)Fotografía: Archivo Temboury

Excavación del Mosaico de Venus de Cártama (Málaga)
Fotografía: Archivo Temboury

En paralelo, se han realizado los estudios necesarios para conocer las características texturales y determinar la tipología de los materiales con los que se han fabricado las teselas que conforman el mosaico, constatándose la utilización de piedra del entorno y cerámica terra sigillata1 para los detalles.

 

 

Emblema central del Mosaico de VenusFotografía: IAPH

Emblema central del Mosaico de Venus
Fotografía: IAPH

 

 

El mosaico está realizado en opus tesellatum2, con emblema central que representa el nacimiento de Venus, con manto, recostada sobre la concha, y bajo ella dos delfines. Esta alegoría queda dentro de un octógono de donde irradian ocho cartelas con diferentes clases de pájaros, y todo enmarcado en un gran cuadrado (actualmente el mosaico está fragmentado).

En el mundo romano, los mosaicos se emplean como pavimentos de suelos en las casas privadas, en sustitución de las alfombras, y en los edificios públicos, sobre todo en las termas, con una finalidad decorativa y diletante, de acuerdo con el espacio al que van destinadas y con los gustos y las preferencias de quien las demanda. Son indicadores económicos, pero al mismo tiempo sirven de soporte y de medio de transmisión de mensajes que se quieren hacer llegar al espectador ya que, en la mayoría de los casos, es el propietario el que elige los temas en función de su status o de sus intereses económicos, de sus creencias y de sus conocimientos culturales.

Mosaico de VenusFotografía: Archivo Temboury

Mosaico de Venus
Fotografía: Archivo Temboury

 

 

Debido a la inexistencia de datos prodentes de la excavación arqueológica, para la aproximación cronológica, se ha recurrido a las características estilísticas y al estudio de la composición. Según los datos de A. Balil,  propone una fecha severiana3, quizá de finales del primer tercio del s. III d.n.e., apoyándose para ello en las semejanzas existentes entre el tocado de Afrodita y los peinados femeninos que se generalizan en esta época. Aunque no se tiene ningún dato sobre el edificio del que formaba parte, indudablemente su decoración es de temática marina y esto hace pensar que decoraba una zona termal o relacionada con el agua. Según la interpretación de M. Durán como Venus marina, la relaciona con la protección de la ciudad y la familia, por lo que se situarían en alguna zona pública de una vivienda.

El pavimento musivo presentaba multiples alteraciones debidas a problemas específicos de una obra arqueológica y a las numerosas manipulaciones poco afortunadas e inadecuadas. El Mosaico se extrajo según los criterios de la época y se consolidó el tapiz musivo en una cama de cemento. Posteriormente se añadió otra capa de hormigón para su instalación en el patio del Palacio de Bellavista.

La intervención se llevó a cabo con los criterios de mínima intervención, respeto a la autenticidad del original y reversibilidad de los procedimientos aplicados. En primer lugar se realizó un estudio minucioso para recoger y localizar las patologías y las características de cada fragmento,  determinante para establecer unas pautas de actuación. Primero se consolidaron las teselas despegadas de su cama para después eliminar los restos de hormigón y de cementos añadidos en intervenciones anteriores. Se realizó una limpieza superficial para eliminar depósitos terroros, biológicos, resinas, colas.
Tras esta fase, se procedió a unir algunos fragmentos con el fin de obtener piezas más grandes  o dar resistencia a una misma pieza. Es entonces cuando se aplicó el nuevo soporte, consistente en mortero de cal y arena, y otro rígido de un material inerte, Aerolam F-Board, que además de favorecer el traslado aísla de humedades.

Aplicación de capa de protección en el fragmento central del MosaicoFotografía: IAPH

Aplicación de capa de protección en el fragmento central del Mosaico
Fotografía: IAPH

 

 Cartografía temática. Datos técnicosFotografía: IAPH

Cartografía temática. Datos técnicos
Fotografía: IAPH

Cartografía temática. Datos técnicos
Fotografía: IAPH
Ana Bouzas Abad, restauradora, Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico
Yolanda González-Campos Baeza, arqueóloga, Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico

Comentarios

Suscribrime a estos comentarios

RSS 2.0 RSS V .92 ATOM 0.3

Deja un comentario (*)

(*) Los comentarios y participaciones deberán ajustarse al tema o contenido de la entrada relacionada, y en ningún caso podrán ser ofensivos, difamatorios, publicitarios, pornográficos o ilícitos, de acuerdo con lo especificado en el “Aviso legal”

Si tu comentario incluye enlaces, nuestro equipo revisará que no contenga spam, por lo que no se publicará automáticamente.