Junta de Andalucía. Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico
Blog de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico
Post con vídeo

Agenda Cultural Publicaciones Tiendas Culturales de Andalucia

Portal profesional de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales

Cultura Crítica para la Gestión de una Crisis

21 de octubre de 2015

Internet, y todo el conjunto de instrumentos y operativas digitales, están propiciando la aparición de nuevos soportes y formatos que no sólo afectan a la conceptualización y la producción de los contenidos artísticos sino también a su difusión y a las formas de acceso de la ciudadanía a la cultura.

En este nuevo escenario se están desarrollando nuevos productos editoriales, musicales, audiovisuales…, -artísticos en definitiva-, que conllevan la hibridación de géneros y formatos consolidados, que están alterando en profundidad la gestión y la economía de la creación y la cultura, por un lado, y creando nuevas demandas y expectativas de un público que se muestra ávido por interactuar, afianzando hábitos y contenidos de creación colectiva, o participada cuando menos.

Las nuevas aplicaciones facilitan al usuario convertirse en creador y consumidor de contenidos según sus necesidades y le permiten integrarse en comunidades y grupos que comparten gustos, habilidades, sueños, sentimientos y experiencias, de una forma que ya no atiende a fronteras espaciales o temporales, generando el ambiente adecuado para una producción y consumo de conocimiento socialmente distribuido. No se trata de colectivos que disuelvan la subjetividad, sino de comunidades que favorecen y a la vez legitiman y necesitan del crecimiento de cada sujeto, mediante la gestión de cada individualidad.

Esto supone un radical cambio de modelo ya que nos situamos ante la llamada “creación o inteligencia compartida” que ofrece nuevas formas de expresión artística, de interpretación e intervención en la realidad y genera entornos globales de asimilación y desarrollo cultural.

Esta hibridación, o nueva sinergia, entre la realidad y el concepto, -o entre la acción y el pensamiento-, se produce prácticamente todos los ámbitos de la sociedad contemporánea, tan móvil y compleja que desborda al gestor, no solo en economía, en política o en transporte e infraestructuras, sino también en la gestión de las catástrofes, del ámbito militar y de la estrategia, de las migraciones o de la religión.

No podemos olvidar, ni pasar por alto, que en los últimos años se ha hecho más frecuente que nunca el adelanto de elecciones antes de finalizar el mandato de los políticos, la dimisión de directivos y gerentes empresariales, la abdicación de monarcas o la renuncia del Papa.

Los artistas y creadores más lúcidos de nuestro tiempo no dejan de reflejar estos hechos y algunas de sus creaciones han visitado nuestras galerias y museos recientemente. El artista chino Ai WeiWei expuso en el Centro de Arte Andaluz Contemporáneo, Sevilla, el pasado año y actualmente su obra puede visitarse en el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga 

weiwei

Entre sus instalaciones artísticas más impactantes figura la alusiva al terremoto que azotó la provincia de Sichuan en 2008, matando a 69.000 personas. Mientras los edificios centenarios resistieron al seísmo, la mayor parte de los edificios destruídos fueron escuelas, hospitales y edificios públicos de construcción reciente, que claramente no cumplían con los requisitos mínimos como consecuencia de la corrupción de los gestores y de su particular burbuja inmobiliaria. Ai se puso en acción y exigió al gobierno chino publicar una lista con al menos los nombres de los escolares que murieron durante el terremoto.

Ante la negativa gubernamental y con la colaboración de muchos particulares y colectivos obtuvo una lista con 5.385 nombres y la publicó en su blog un año después del seísmo. El blog fue bloqueado inmediatamente y Ai WeiWei fue amenazado, golpeado y arrestado.

Hoy, este registro con los nombres de las víctimas y sus instalaciones, evocando el hierro y materiales que la corrupción había sustraído a la construcción de lo público, forman parte de las exposiciones que se suceden en centros de arte de todo el mundo.

La concesión del Premio Nobel de Literatura de 2015, a Svetlana Alexiévich, también apunta en la misma dirección. Por primera vez el galardón no ha destacado la obra literaria de una autora de novela, poesía o teatro sino que ha ido destacar un formato literario híbrido, próximo al periodismo de investigación contextualizado y analizado críticamente y pegado al realismo de catástrofes tan recientes, como la guerra de Chechenia o el accidente nuclear de Chernobil convertido en catástrofe incalculable por la ineficiencia y el desinterés de sus gestores políticos.

https://www.flickr.com/photos/lord_yo/3493740271/in/photolist-6jJkge-8ACRMM-ikXppu-a19kQX-GqE6W-GqDWL-8oXUih-8oXU4y-GqJk4-8oXMX1-8oUJjZ-6NdmkN-8AC55r-GqBNS-GqK8t-a1fo9V-ikXaix-8oUJZz-d4nze-9WAuu8-yAF6EG-8oUCqZ-ikWNax-5mihQe-8AEAqw-ikZRvW-4QuKKZ-EQqfi-a1fk6n-im1wd2-cj71XS-8AEEc7-hx7pa4-8AC1sc-8AAZE6-EQqjB-9J1TsV-xEKC2k-Pm855-ypSiLC-6w5ojz-xVkLWs-6mTt2a-6N8SbR-Pm82j-ikX2LP-6y18Yp-ysjBLw-6w9Be5-6p7yKj

Lenin Square, view from Hotel Polissya in the ghost city of Pripyat near Chernobyl

Como ejemplos más próximos de esta tendencia global podemos citar la exposición del austriaco Oliver Ressler, en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, en la que el autor ha centrado su atención en el seguimiento de las luchas políticas y los movimientos sociales en distintos lugares del mundo. El título -No reivindicaremos nada, no pediremos nada. Tomaremos, ocuparemos- está tomado de una pintada situacionista en París durante Mayo del 68.

Oliver Ressler, Globalizing Protest 2004-2007

Oliver Ressler, Globalizing Protest 2004-2007

El programa Iniciarte, que tiene por objeto apoyar al arte emergente andaluz, nos propone como reflexión, Resaca Nacional, del cordobés José Jurado que acentúa las luces y sombras entre las que habita la llamada “juventud más preparada de la historia” en la España contemporánea.

Resaca Nacional, José Jurado

Resaca Nacional, José Jurado

La crisis económica, la incertidumbre, la inseguridad y la desestabilización de «todo lo que antes era sólido» provoca desafección política y descontento imposibles de gestionar con los parámetros analógicos y las viejas políticas de reacciones causa-efecto. Hoy, en el entorno digital, causas y efectos interaccionan en múltiples direcciones y la realidad se manifiesta tan compleja como global. La cultura, el arte y la creación se reinventan para interpretarla de nuevo dejando obsoletas las miradas anteriores.

La renovación creativa, y la gestión de todos sus entornos y condicionantes, necesita flexibilidad en la relaciones y disposición a cambiar esquemas mentales y hábitos viciados para propiciar la participación, -de colectivos e individuos-, en una construcción común que nos permita vislumbrar el final del intrincado túnel de la incertidumbre.

José Luis Nievas,
Técnico en Gestión Cultural. Agencia Andaluza de Instituciones Culturales

Comentarios

Suscribrime a estos comentarios

RSS 2.0 RSS V .92 ATOM 0.3

Deja un comentario (*)

(*) Los comentarios y participaciones deberán ajustarse al tema o contenido de la entrada relacionada, y en ningún caso podrán ser ofensivos, difamatorios, publicitarios, pornográficos o ilícitos, de acuerdo con lo especificado en el “Aviso legal”

Si tu comentario incluye enlaces, nuestro equipo revisará que no contenga spam, por lo que no se publicará automáticamente.