Junta de Andalucía. Consejería de Educación, Cultura y Deporte
Blog de la Consejería de Cultura
Post con vídeo

Agenda Cultural Publicaciones Tiendas Culturales de Andalucia

Cultura, economía y control en la modernidad líquida

29 de Enero de 2014

Se habla de modernidad, primero en Europa y después en el resto del mundo, durante la Ilustración para referirse a unas tendencias que anteponen la razón y la ciencia a la predestinación, el pensamiento mágico y la religión. A partir de ahí, se crean instituciones estatales, universidades, cortes o parlamentos que se regulan, sociocultural y políticamente, mediante un orden legal, carta magna o constitución. Era el fin de l’ancien régime y el inicio de los estados modernos.

Cámara de vigilancia

Cámara de vigilancia

Tras la caída del muro Berlín a finales de 1989, Fidel Castro hablaba del desmerengamiento del bloque soviético y Zygmunt Bauman comenzaba a explicarnos que todo lo social y culturalmente sólido se estaba transformando en fluido, –en  líquido o gaseoso-. La modernidad, globalizada y sin muros de contención, hacía aguas por todas partes.

Utilizando las leyes de la mecánica de fluidos, Bauman comenzaba a explicarnos que, a diferencia de lo sólido, lo líquido se adapta con extraordinaria facilidad a las realidades cambiantes y a los recipientes que lo contiene porque los líquidos “se desplazan con facilidad”, “fluyen”, “se derraman”, “se desbordan”, “salpican”, “se vierten”, “se filtran”, “gotean”, “inundan”, “rocían”, “chorrean”, “manan”, “exudan”; a diferencia de los sólidos, no es posible detenerlos fácilmente –sortean algunos obstáculos, disuelven otros o se filtran a través de ellos, empapándolos–. (Bauman, Zygmnunt. Modernidad líquida. México: Fondo de Cultura Económica, 1999).

La “fluidez” o “liquidez” son utilizadas por Bauman como metáforas para entender la naturaleza de la fase actual de la historia de la modernidad. Después de todo, desde el inicio de la Edad Moderna -y la consecuente Ilustración que produjo el conocimiento del llamado Nuevo Mundo- supusieron el principio de un “proceso de licuefacción” de la Edad Media y la antigüedad.

Vigilancia líquida, de Zygmunt Bauman y David Lyon

Vigilancia líquida, de Zygmunt Bauman y David Lyon

La nueva situación nos exige replantear los principios, la cultura y la política que dictaba el discurso narrativo hasta anteayer porque “como zombis, esos conceptos están hoy vivos y muertos al mismo tiempo” y causan profundas incertidumbres vinculadas a la seguridad y el control social, la cultura, el consumo, la desigualdad económica y de otros recursos, tanto en las instituciones como en las personas. Tanto en lo público como en lo privado.

En Vigilancia Líquida (Paidos, 2013) nos demuestra y explica que los detalles más insignificantes de nuestras vidas son registrados y examinados como nunca antes, y con frecuencia los vigilados colaboramos voluntariamente con los vigilantes. Pero se nos plantea una pregunta clásica desde la antigua Roma: ¿Quién vigilará a los propios vigilantes? (“Quis custodiet ipsos custodes? Juvenal, Sátiras. VI 346-348, a finales del siglo I y comienzos del siglo II).

No es del todo casual que en nuestros días los creativos grafiteros del street art repitan su  provocación en los muros de todas las ciudades del mundo Who watches the  watchmen?, ¿Quien vigila a los vigilantes?, Qui surveille les surveillants?

Esta vigilancia suele justificarse como estrategias de marketing  y de seguridad que no son personalizadas sino “algorítmicas, fórmulas matemáticas para el cálculo de probabilidades”  – nos dicen.

Pero  esto tiene que ver con la invasión de la intimidad, con la dignidad de las personas, con la pérdida de los derechos inviolables que le son inherentes y que reconoce la Constitución. Ej. su art 16.2: “nadie está obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias“; Artº 18 “se garantiza el derecho al honor, a la intimidad a la propia imagen” “se garantiza el  secreto de las comunicaciones” “la ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de los derechos“: Todo esto es ya agua de borrajas, seguimos sin estar obligados a declarar sobre la ideología, religión, creencia, opción sexual…, pero no les hace falta que lo confesemos, ya lo saben y los poderes públicos competentes en esta materia, tanto a nivel nacional como internacional, no sabemos si pueden – y quieren- hacer algo para garantizar, en las nuevas circunstancias, la intimidad personal. También podríamos hablar de la obsoleta “Ley de Protección de Datos

Zygmunt Bauman, La Cultura en el Mundo de la Modernidad Líquida

Zygmunt Bauman, La Cultura en el Mundo de la Modernidad Líquida

Las fronteras tampoco están donde estaban”. Ahora están en los aeropuertos o en los ámbitos de cobertura telefónica como nos recuerdan los mensajes al teléfono….“. “Meditel le da la bienvenida a Marruecos” cuando estás en el Mirador del Estrecho de Tarifa, o antes de cruzar el puente sobre el Guadiana: “Telecom Portugal te da la bienvenida” y a continuación tu banco te informa de que se ha cargado en tu cuenta el peaje de las Auto-estradas de Portugal. Evidentemente se produce una cierta incertidumbre al no saber quién, cuándo, para qué y desde dónde, te controlan.

En La Cultura en el Mundo de la Modernidad Líquida (Fondo de Cultura Económica, 2013) se nos advierte que el concepto cultura ha sufrido últimamente. Desde la Ilustración, se otorgaba a la cultura el objetivo de educar a las masas y refinar sus costumbres, cultivarlo para su mejora, progreso social y fortaleza del estado-nación o, en la sociedad industrial, para ser más eficaz en su trabajo y capacitarlo para los objetivos del progreso. En la contemporaneidad de la modernidad líquida, “la cultura ha perdido su rol misional. Ya no busca ni se utiliza para ilustrar e iluminar al pueblo sino para seducirlo.”

Su función actual no consiste en satisfacer las necesidades existentes sino en crear necesidades nuevas y, a la vez, garantizar la permanente insatisfacción de las que ya están afianzadas. Así, la cultura actual se asemeja a una gran tienda cuyos estantes rebosan de bienes deseables que cambian a diario, en competencia por la atención, insoportablemente fugaz y distraída, de los potenciales clientes.
En este contexto, la televisión y las redes sociales, con sus expresivos muros y timelines, actúan como la licuadora perfecta;  todo se deglute y evacua constantemente en una sociedad cuya economía depende de la fluidez creciente del vertedero de residuos. Es decir, en la obsolescencia programada tanto para el hardware y los electrodomésticos, como para el software y los contenidos.

Actualmente, en Cultura podríamos decir que “todo vale” porque las élites estéticas dirigentes se han vuelto «omnívoras», explica Bauman, consumiendo alternativamente formas populares y cultas; y en ese sentido, no sólo no tienen nada que enseñar a nadie, sino que, además, “están tan ocupadas siguiendo hits y otros eventos culturales célebres, desde ópera a hard rock o desde pintura en tablas flamencas a street art, circo, tauromaquia o performances que no tienen tiempo para formular cánones estéticos con los que orientar a otros.”

La metáfora del artista o creador cultural  ya no es el jardinero que cultiva sino el cazador que depreda. La única utopía personal posible sería el escape.

Zygmunt Bauman, ¿La riqueza de unos pocos nos beneficia a todos?

Zygmunt Bauman, ¿La riqueza de unos pocos nos beneficia a todos?

En su última publicación; ¿La riqueza de unos pocos nos beneficia a todos? (Editorial Paidós) Bauman nos explica que la felicidad no es posible valorarla por el PIB, ni por la riqueza que se acumula en los bancos y paraísos financieros, sino por su distribución en todos los estratos sociales. En sociedades desiguales “hay más ansiedad, más suicidios, más depresión, más criminalidad y más miedo”. Aunque florezcan los negocios de la seguridad, la sanidad y la educación privadas y la cultura patrocinada.

Hoy, el mundo, en toda su diversidad, está ya en nuestros pueblos y ciudades, en ocasiones, segregado por barrios. El fenómeno cultural más importante que está sucediendo en la vieja Europa, -como antes sucedió en América, Asia y Oceanía-, es el migratorio. Emergen nuevas formas culturales y las estructuras políticas y sociales están desconcertadas mientras vivimos procesos profundos de contrarreforma democrática.

Las generaciones que ha habido tras la II Guerra Mundial, diferentes entre sí todas ellas, han superado el bienestar de sus padres. Y esta va a ser la primera generación que se enfrente a la posibilidad no ya de no superar el bienestar de sus padres sino de mantenerse en el mismo nivel o incluso de retroceder”, alerta.

Sería deseable que Zygmunt Bauman errase en sus últimos pronósticos, aunque sus previsiones se hayan cumplido, casi a rajatabla, hasta ahora. La esperanza, nos apunta, está en unos jóvenes muy bien formados, en lo que denomina “la inteligencia sobrante y sin futuro” que considera el germen de las revoluciones con éxito. Las instituciones públicas, y otros activos culturales, deberían estar vigilantes ante la actual situación y su evolución, que sin duda alguna se precipitará.

 

José Luis Nievas,
Técnico en Gestión Cultural, Agencia Andaluza de Instituciones Culturales

 

 

+99
0
  

Valora esta entrada

Cultura, economía y control en la modernidad líquida
18 votos, 4.94 media (98% valoración)

22 Comentarios

Suscribrime a estos comentarios

RSS 2.0 RSS V .92 ATOM 0.3

  1. Carlos Artundo
    29 Ene 2014

    lúcido, pertinente, oportuno… enbuenahora José Luis!

    • J Luis Nievas
      29 Ene 2014

      Gracias!, espero que también resulte inspirador.
      Y gracias también a quienes habeis opinado y comentado, a favor o en contra, cuando este post estaba en elaboración. En el resultado final están también vuestros comentarios y experiéncia!

  2. Andrés
    29 Ene 2014

    Felicidades al autor y también mi agradecimiento. Ahora entiendo mejor lo de “modernidad líquida”, que últimamente se escucha por todas partes pero no siempre se entiende, ni se siente tan cerca.

    • J Luis Nievas
      30 Ene 2014

      Me alegro de que este artículo te haya servido para comprender la metáfora de Bauman. Fue Premio Príncipe de Asturias en 2010, pero parecer ser ahora 2013 -2014, cuando más se están publicando sus reflexiones sobre distintos aspectos de la realidad: vigilancia y control, cultura, distribución de la riqueza, educacion como negocio…
      Gracias por tu comentario Andrés.

  3. Pilar
    30 Ene 2014

    Estoy verdaderamente consternada por la realidad que estamos viviendo en todo el mundo. Y no se puede ir hacia atrás, solo queda adaptarse a los cambios que van llegando para “sobrevivir”. Aún es difícil pensar como antes que el futuro esté en manos de los jóvenes, que Dios los ilumine y los proteja. Eso sí, es claro que las cosas van a cambiar y pronto.

    • J Luis Nievas
      30 Ene 2014

      Así lo esperasmos muchos, Pilar. Y algo está empezando a cambiar. Hoy mismo he leído en prensa que el ex-analista de la Cia, Snowden, reclamado por espionaje en Estados Unidos, -pero; ¿Quienes eran los verdaderos espías? fue propuesto por dos diputados del Partido de la Izquierda Socialista Noruego. argumentando que Snowden ha contribuido a un orden mundial “más pacífico y estable” al destapar una trama masiva de espionaje, “Ha reinstaurado la confianza y la apertura como principios fundamentales en la política de seguridad”, dice el documento enviado al Comité Nobel… Y cada día hay más ejemplos como Julian Assange o Hervè Falciani quien desveló vergonzosas cuentas corrientes en Suiza que estafan fiscalmente a media Europa… Algo está empezando a cambiar cuando una nueva cultura del servicio público, brota por los márgenes del sistema. Gracias por tu comentario.

      • Carlos Rubio
        30 Ene 2014

        Muy buen artículo José Luis! Snowden, Assange, Falciani…son los verdaderos héroes de nuestro tiempo. Sin embargo, son pintados como traidores y villanos por muchas naciones. Son perseguidos y amenazados por todo el Mundo. Han decidido, en contra de lo común, llevar esta vida por la defensa de la verdad.

        • J Luis Nievas
          30 Ene 2014

          Pues sí! y fíjate que estos “heroes de nuestro tiempo” están el el exilio o escondidos y refugiados en embajadas… Mientras muchos poderosos no se recatan y alardean de tener sus fortunas en Suiza o en las Islas Caiman, y ¡que es legal!… Mientras la usura, la estafa y la ocultación financiera sea legal -solo para los más ricos y privilegiados o para las mafias… estaremos en crisis de moral, de salud, de bienestar y de justicia… Gracias por tu observación!

  4. ezequiel martinez jimenez, periodista y escritor, blog: paseante slow
    30 Ene 2014

    Interesantisimo este articulo sobre cultura y modernidad. El ojo vigilante, el gran hermano que vigila, pero quien vigila al gran hermano? El iva terrorifico que amordaza a la cultura. Y la clase politica y su relacion con la cultura. Que pidemos esperar de politicos que hablan mas de futbol que de cuktura

    • ezequiel martinez jimenez
      30 Ene 2014

      Estupendo articulo de jose luis nievas sobre cultura y modernidad y secuestro de esta por la clase politica, mas pendiente del futbol que de la cosacultural. Hace cuanto que no oimos una cita culta en un discurso politico? Ezequiel Martinez

      • J Luis Nievas
        30 Ene 2014

        ¿Cita culta dices? creo que temen hacer una cita culta…¡les llamarían culturetas!

  5. J Luis Nievas
    30 Ene 2014

    Gracias Ezequiel, ¡ya ves en que tiempos nos toca vivir!, el poder se globaliza y la política, -o la capacidad de cambiar la realidad, se fragmenta y desautoriza… mientras se generaliza un “estado del malestar” e incertibumbre… Pero sobreviviremos.

  6. Juanj
    31 Ene 2014

    Mi enhorabuena y agradecimiento por este texto que a much@s nos ha enseñado algo que no teniamos muy claro. Además te diré que tus palabras está dando muchas vueltas ciberespaciales ya. Menos mal que nuestras futuras generaciones no están hundidas, sino todo lo contrario, y no precisamente gracias a nuestros dirigentes sino a ellos mismos. Tu final hizo que un grupo de jóvenes hicieran una chapa y se la van a colocar. Gracias Jóse

  7. J Luis Nievas
    31 Ene 2014

    Pues muchas gracias!

  8. Daniel Vázquez
    31 Ene 2014

    Interesantes reflexiones, didáctico y conciso, desde l’ancien régime a los días que vivimos… y uno se plantea: ¿dónde reside realmente la felicidad?
    Citas: “La esperanza (…) está en unos jóvenes muy bien formados, en lo que denomina “la inteligencia sobrante y sin futuro” que considera el germen de las revoluciones con éxito”. Yo cada vez tengo más claro que se está produciendo en nuestros días un gran salto de consciencia, un pasar de buscar “fuera” a reencontrarse “dentro”, y que poco a poco, la masa crítica necesaria se hace lo suficientemente grande como para cambiar el destino del mundo.
    Comparto tu artículo en Fcbk. Enhorabuena!

    • J Luis Nievas
      03 Feb 2014

      ¿Muchas gracias Daniel!, la felicidad debe ser un proceso…, que no reside en ninguna parte, es cambiante!
      Todos los sistemas tienden al equilibrio, nos dicen los científicos, pero al mismo tiempo, los cambios de presión y de temperatura alteran ese equilibrio y provocan cambios “termodinámicos”…, buscando nuevos equilibrios
      Como pasa en economía, -tú eres experto en ello, que se enfría o se calienta, se contrae o se expande…, se produce liquidez o…, se volatiliza!
      La expansión de conocimiento nos está descubriendo que las leyes de la física también aplican a los sistemas biológicos, sociales, culturales y se ponen en evidencia desequilibrios y la necesidad de cambios…, tanto de primer orden -que afectan al sistema sin cambiarlo, como de segundo orden los que lo transforman… y son las energías/inteligencias sobrantes/excedentes los agentes del cambio…, nos explican los científicos!
      Gracias Dani!

  9. Paqui
    02 Feb 2014

    Fantástico artículo, Jose Luís.
    Me ha gustado mucho como “desmenuzas” la obra de Zygmunt Bauman, magnífico autor que conocí gracias a una buena periodista, MIlagros Pérez Oliva, y al que procuro leer siempre que puedo. Debo decirte también que tus reflexiones facilitan enormemente su lectura, aspecto muy de agradecer, por cierto.
    ¡Ojalà! Nuestros políticos hicieran reflexiones sobre nuestro presente y nuestro futuro como las que nos ofreces y dejaran de decir trivialidades, cuando no tonterías y/o falsedades.
    Muchas gracias y muchas felicidades por este excelente trabajo, Jose Luís.

    • J Luis Nievas
      03 Feb 2014

      Gracias!, creo que no digo nada nuevo sobre lo que escribe Bauman , solo lo relaciono con ejemplos, lo pongo en contexto, lo explico… Una deformación profesional como cualquier otra!… Didáctica, desarrollo conceptual, guionización, asesoría y…, ¡muchos años!
      Repito: Grácias!

  10. Carmele
    15 Feb 2014

    Me ha parecido realmente interesante y además, inesperado.

    • J Luis Nievas
      18 Feb 2014

      Gracias Carmele. Me alegra saberlo

  11. Xisco Bernal
    20 Mar 2014

    Muy intersante. Los acontecimientos en Crimea ponen de rabiosa actualidad tu artículo. Los estados – Rusia en este caso, USA en tantos otros, Francia en África, Israel, Palestina, España en Somalia, etc. etc. – se convierten en terroristas y los terroristas se convierten en héroes.
    En cuanto al arte, discrepo de tu opinión del artista como jardinero. No creo que lo haya sido nunca. Siempre a sido un depredador. Un rompedor de moldes. Un pionero amplificador de los límites de la belleza hacia lo que académicamente era considerado menos bello.
    En cuanto a la inteligencia sobrante de Bauman como germen revolucionario me parece de una ingenuidad espantosa. Desde Mayo del 68 no hay tema del que se haya ocupado más la política represiva de los Estados.

    • J Luis Nievas
      20 Mar 2014

      Me alegra que te haya interesado y, de lo que no cabe duda es, de su actualidad – rabiosa o no… Las técnicas de vigilancia que comuienzan a aplicar algunas empresas y entidades, el terrorismo de estado o lo que denominas la ingenuidad – de Bauman …, también está siendo muy debatida en muchos ámbitos del conocimiento.
      Respecto a los hechos constatables; la creciente – e indisimulada desigualdad tanto entre personas como entre estados ¡es insostenible! ¡A ver que pasa!

Deja un comentario (*)

(*) Los comentarios y participaciones deberán ajustarse al tema o contenido de la entrada relacionada, y en ningún caso podrán ser ofensivos, difamatorios, publicitarios, pornográficos o ilícitos, de acuerdo con lo especificado en el “Aviso legal”

Si tu comentario incluye enlaces, nuestro equipo revisará que no contenga spam, por lo que no se publicará automáticamente.