Junta de Andalucía. Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico
Blog de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico
Post con vídeo

Agenda Cultural Publicaciones Tiendas Culturales de Andalucia

Portal profesional de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales

Diadema de oro perteneciente al ajuar funerario hallado en la calle Escalzo de Cádiz, en 1997

18 de marzo de 2019

En la excavación de urgencia llevada a cabo en 1997 en la calle Escalzo de Cádiz, por los arqueólogos Francisco Blanco y Francisco Sibón, fue hallada la tumba de una niña romana con un rico ajuar en su interior. El enterramiento consistía en una cista central, con una urna cineraria, protegida por dos grandes sillares de roca ostionera, con cuatro nichos laterales.

El citado ajuar está formado por una colección excepcional de objetos de cristal de roca tallado como jarritas, moluscos, ungüentarios, etc. Objetos de ámbar, plata y oro completan el rico ajuar.

Entre los materiales de oro que fueron ingresados en el museo se encontraba un gran número de fragmentos que fueron depositados como “redecilla de oro”, y así ha constado en las escasas y someras publicaciones que, sobre el hallazgo, han sido realizadas hasta la fecha.

Con motivo de las diversas actividades de conservación que se llevan a cabo diariamente por el personal técnico del Museo de Cádiz, y tras estudiar detenidamente los fragmentos de oro, llegamos a la conclusión de que no se trata de una redecilla sino de una diadema.

En el Museo Nazionale Romano, en el Palazzo Massimo, hay una sala dedicada a la momia de Grottarossa, hallada en 1974 en este lugar, muy cerca de la via Cassia. Se trata de una niña de entre 8 y 10 años, enterrada en un sarcófago decorado con relieves, de gran calidad artística, vestida con una túnica de seda y acompañada de un ajuar también muy rico, con objetos de oro, ámbar y marfil, entre otros. Se trata sin duda de una niña de familia acomodada, rica, igual que la niña gaditana.

Entre el ajuar de la niña romana se encontraba una redecilla de oro para la cabeza, y el paralelismo entre los ajuares de ambas tumbas dio pie para seguir creyendo que los elementos de oro de la niña de la calle Escalzo procedían también de una redecilla.

Sin embargo las hojas de hiedra y otros elementos fueron poniendo en duda que se tratara de una redecilla, y se afianzaba cada vez más la teoría de que se trataba de una diadema como la que lleva la niña retratada en una de las tumbas romanas de El Fayum, actualmente en el Bonn Kunstmuseum und Archäologisches Institut.


Conservación y Restauración

La intervención de la diadema de oro perteneciente al ajuar funerario de la Calle Escalzo de Cádiz ha sido un trabajo de conservación y restauración extremadamente complejo y laborioso. La dificultad de la operación viene dada por la fragilidad del conjunto que está formado por hilos trenzados de pocas micras.

El estado inicial es una masa informe de fragmentos aplastados e inconexos de oro ligados con tierra y restos minerales. La observación del conjunto en el microscopio muestra la problemática de extraer los fragmentos de oro desde el bloque mineralizado para después proceder a su restitución.

Ha sido necesario realizar un lavado químico para separar uno a uno los fragmentos con ayuda de instrumental quirúrgico bajo microscopio. Posteriormente se han eliminado los restos de suciedad incorporados en la trama de hilos trenzados. Finalmente, cada uno de los fragmentos de pocos milímetros se han ido restituyendo laboriosamente para recuperar su forma original.

La totalidad de formas vegetales: hojas simples, trilobuladas, alanceadas, etc, se han dispuesto en torno al “tallo” central que conforma la diadema siguiendo la disposición marcada por el retrato del Bonn Kunstmuseum und Archäologisches Institut. Esta propuesta de presentación ha sido realizada sobre un soporte de metacrilato mecanizado con pequeñas fosas donde se confinan los fragmentos que después son cubiertos por un film rígido de poliester. La conservación preventiva y la movilidad del objeto están garantizados por el sistema de soporte inerte que proporciona dicho material. Con el tratamiento aplicado y la solución expositiva se han seguido criterios no invasivos y de reversibilidad compatibles con los fines de divulgación y didáctica propios del Museo de Cádiz.

María Dolores López de la Orden, conservadora
Luis Carlos Zambrano Valdivia, restaurador
Museo de Cádiz

3 Comentarios

Suscribrime a estos comentarios

RSS 2.0 RSS V .92 ATOM 0.3

  1. Matilde Santurino Duran
    18 Mar 2019

    Que buen trabajo se ha hecho. Gracias por permitirnos disfrutar de una pieza tan bonita, lo que en el estado de deterioro que presentaba era imposible intuir. Gracias.

    • María Dolores López de la Orden
      19 Mar 2019

      Muchas gracias por tu comentario, Matilde, y por apreciar el trabajo de investigación que hay detrás de esta pequeña publicación. Es labor de los museos investigar sus fondos y darlos a conocer, sobre todo los que nos llegan sin una correcta identificación o sin un estudio preliminar antes de su depósito. Y en ello estamos Luis y yo, y saisfechos de los resultados que, hasta ahora, estamos obteniendo con esta y otras piezas arqueológicas.

  2. Ana NIveau de Villedary
    21 Mar 2019

    Impresionante! Enhorabuena a todos

Leave a Reply for Matilde Santurino Duran

(*) Los comentarios y participaciones deberán ajustarse al tema o contenido de la entrada relacionada, y en ningún caso podrán ser ofensivos, difamatorios, publicitarios, pornográficos o ilícitos, de acuerdo con lo especificado en el “Aviso legal”

Si tu comentario incluye enlaces, nuestro equipo revisará que no contenga spam, por lo que no se publicará automáticamente.