Junta de Andalucía. Consejería de Educación, Cultura y Deporte
Blog de la Consejería de Cultura
Post con vídeo

Agenda Cultural Publicaciones Tiendas Culturales de Andalucia

Portal profesional Andalucía Tu Cultura

Dióscoro Galindo González. El compañero de Lorca

16 de agosto de 2018

Este artículo pretende ser un acercamiento breve por la vida y muerte de D. Dióscoro Galindo González, el maestro que acompañó a Federico García Lorca y a dos banderilleros ante el pelotón de fusilamiento que acabó con sus vidas en agosto de 1936. Nos basaremos principalmente en su expediente laboral, que se encuentra en el Archivo Histórico Provincial de Granada, complementado con el Expediente de Depuración existente en el AGA. Sirva también como homenaje a los miles de maestras y maestros, simbolizados en la figura de Don Dióscoro, que fueron «depurados» durante la Guerra Civil o la Posguerra.

…Después, el silencio, mudo
de algodón, blanco de vendas,
cárdeno de cirugía,
mutilado de tristeza.
El silencio. Y el laurel
en un rincón de osamentas.
Y un tambor enamorado,
como un vientre tenso, suena
detrás del innumerable
muerto que jamás se aleja.

Miguel Hernández

Exposición de motivos

Establece la Ley 7/2011 (BOJA, 11 de noviembre de 2011) de Documentos, Archivos y Patrimonio Documental de Andalucía que un Archivo Histórico es un archivo cuya función es la custodia y conservación de los documentos calificados como de conservación permanente. Pero flaco favor le haríamos desde los Archivos Históricos de Andalucía a la sociedad si nos limitáramos a ser meros custodios y conservadores del Patrimonio Documental, sin favorecer la divulgación, el conocimiento y el acceso de la ciudadanía a los fondos que se nos tienen asignados.

En el Archivo Histórico Provincial de Granada somos depositarios de los Expedientes Personales de la Delegación Provincial de Educación, entre los que se encuentra el Expediente Profesional de D. Dióscoro Galindo González, producido por el Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes y el Ministerio de Educación Nacional, entre 1922 y 1941.

Archivo Histórico Provincial de Granada

Un amanecer del 36

Clareaba el día en aquella mañana de mediados de agosto. Era el momento designado para reanudar lo que se estaba convirtiendo en una triste rutina de muerte. Siempre igual… y siempre distinta, porque los protagonistas, en número variable, jamás eran los mismos. En esa mañana, se trataba de cuatro varones: unos hombres armados los hicieron subir a empujones al cajón de un camión para recorrer una distancia corta, la que separaba La Colonia (1) de algún lugar indeterminado entre el Barranco de Víznar y Fuente Grande.

Allí los obligaron a bajar. Sonó una andanada atronadora de fusiles. Después, cuatro disparos secos de pistola. Sólo los hombres armados volvieron a La Colonia.

Pendientes del trabajo de los enterradores quedaron los cuatro varones, inertes. Allí, el terror y la sinrazón hizo que unieran sus destinos en una fosa común Dióscoro Galindo González (el maestro cojo de Pulianas), Federico García Lorca (el poeta de Granada) y los banderilleros granadinos Francisco Galadí Melgar y Joaquín Arcollas Cabezas.

Dióscoro Galindo González

Don Dióscoro había nacido en Ciguñuela, cerca de Valladolid, en el seno de una familia acomodada. Fue un 12 de diciembre de 1877. Soñaba con ser veterinario, y para ello se fue a Madrid. Quiso el destino que un día, al bajarse del tranvía, su capa quedara enganchada, y él cayera, no pudiendo evitar que el tranvía pasara sobre su pierna izquierda. A resultas de aquel suceso se la tuvieron que amputar y, con ello, perdió la oportunidad de estudiar veterinaria en Madrid. Volvió a Valladolid y comenzó a estudiar Magisterio. Perdió su pierna, pero encontró su vocación.

Estudió Magisterio y Dióscoro Galindo «se estrenó» como maestro del mismo modo que aún hoy en día suelen hacerlo sus compañeros de profesión: de interino. Y lo fue durante ocho meses en la Escuela Incompleta Mixta de Llano (en Cantabria) y en la provincia de Palencia, en Itero de la Vega, durante siete meses y veinte días.

El 13 de septiembre de 1906, el Rector de la Universidad Literaria de Valladolid (Didio González Ibarra) firmaba el nombramiento de Dióscoro Galindo: «…Por cuanto, y atendiendo al mérito y circunstancias de D. Dióscoro Galindo González ha sido nombrado con esta fecha en virtud del concurso único Maestro en propiedad de la Escuela pública elemental incompleta mixta de Ullibarri [sic], provincia de Álava, dotada con el haber anual de trescientas cincuenta pesetas y demás emolumentos legales». Así pues Ullíbarri-Arana (Uribarri Harana) fue el primer destino «definitivo» de Dióscoro Galindo. Y lo entrecomillamos porque, viendo su expediente laboral, poco parecían gustar al maestro los destinos «definitivos». En Ullíbarri-Arana prestó su servicios durante cinco meses y veintidós días. Una oposición libre le llevó a ser nombrado maestro en Aya, Guipúzcoa (Aia, Gipuzkoa) con un sueldo anual de 825 pesetas el 23 de marzo de 1907. Allí residirá hasta el 11 de marzo de 1911. Y en este punto tiene lugar su primera toma de contacto con Andalucía: mediante un concurso de traslados llega a la Subbética Cordobesa, concretamente a la localidad de Zuheros, donde residirá hasta el 30 de abril de 1916. Algete (Madrid) y Caravaca (Murcia) serían sus siguientes destinos (¿qué decíamos de «definitivo»?). En Algete estará dos años y siete meses, y en Caravaca, dos años y cuatro meses.

Archivo Histórico Provincial de Granada / Fondo Delegación Provincial de Educación / Expedientes personales / caja 12117, legajo 1215

A continuación… el destino fue más lejano, y con un océano de por medio: Tejina. Tejina es una entidad de población del municipio de San Cristóbal de La Laguna, en la isla de Tenerife. Tomó posesión de su plaza el 1 de septiembre de 1918. De ahí pasó a La Orotava, con un sueldo anual que llegó a 3.500 pesetas, hasta el 31 de agosto de 1921.

Y vuelta a la península: concurso de traslados y a Osuna, en la Sierra Sur de Sevilla, durante siete meses. El 1 de abril de 1922 toma posesión del nombramiento del destino más largo de su carrera: Daimiel, en Ciudad Real. Allí llegó a desempeñar la Regencia de la Escuela graduada de Daimiel.

En la Hoja de Servicios de Dióscoro Galindo existente en el Archivo Histórico Provincial de Granada figura Íllora (en el Poniente Granadino), concretamente su Escuela Unitaria nº 3, como destino del siguiente traslado. A pesar de que el sueldo anual llegaba a 4.000 pesetas anuales, el maestro Dióscoro en 1928 solicita permiso (y lo obtiene) para dar clases particulares. En un documento trasladado por el Ayuntamiento de Íllora al Sr. Inspector Jefe de Primera Enseñanza solicita «autorización para dar clases de Magisterio y Bachillerato».

Archivo Histórico Provincial de Granada / Fondo Delegación Provincial de Educación / Expedientes personales / caja 12117, legajo 1215

Dicha solicitud es respondida el 4 de Octubre desde la Dirección General de Enseñanza (Sección 14) de Madrid: «se autoriza al interesado para dar clases particulares, siempre que no sean de primera enseñanza».

Nuevo destino de Dióscoro Galindo: el 1 de octubre de 1930 toma posesión de su nueva plaza en Santiponce, en el Aljarafe sevillano. Figuran ya en su expediente como servicios computables 23 años, 2 meses y 10 días como maestro propietario de la plaza, y de 1 año, 3 meses y 20 días como interino.

El día 1 de noviembre de 1934 toma posesión del que será su último destino, en Pulianas, en la comarca de la Vega de Granada: «…ha tomado posesión el día uno de noviembre de 1934 del cargo de maestro propietario de la Escuela nacional núm. 1 de niños de esta localidad…»

Archivo Histórico Provincial de Granada / Fondo Delegación Provincial de Educación / Expedientes personales / caja 12117, legajo 1215

Don Dióscoro era un hombre ateo y de izquierdas, formado en las ideas de la Institución Libre de Enseñanza. Como recoge Francisco Vigueras en Los «Paseados» con Lorca: El Maestro Cojo y los Dos Banderilleros (Comunicación Social Ediciones y Publicaciones, 2007), no tenía inconveniente en dar clases por la noche a los hijos de los jornaleros que tenían que trabajar con sus padres durante el día. Al comenzar en su nuevo destino tuvo sus diferencias con el secretario municipal de Pulianas, Eduardo Barrera, cuando le asignaron una casa infame para él y su familia (su esposa y tres hijos), tanto que se vió obligado a alquilar una casa en las afueras del pueblo. Impidió activamente que los caciques del pueblo cometieran fraude en las elecciones del 16 de febrero de 1936, cuando representó al Frente Popular en la mesa electoral. Además trataba de dar a sus alumnos una formación humanista y crítica, en particular en cuanto a la existencia de Dios. Con todos los poderes fácticos del pueblo en su contra, en Granada estalla el golpe de estado contra la República el 20 de Julio de 1936.

Guerra y represión

El golpe de estado de 1936 y el régimen que consolidó no tenía viso alguno de legalidad. Por ello se construyó sobre la derrota, en todos los ámbitos, de la Segunda República. Y a esa derrota se llegó mediante la represión, en todas sus formas (cultural, económica, social, administrativa, política y de género). La enseñanza había sido considerada uno de los buques insignias de la Segunda República, y por ese motivo fueron objeto de una represión y depuración desmedida. Según señala Vigueras, unos cincuenta maestros fueron fusilados en Granada y las comarcas limítrofes durante la Guerra Civil, aunque esa depuración y exterminio no acabaría con la guerra.

En el caso que nos ocupa, Don Dióscoro tuvo una primera visita de los falangistas(2) casi al mes de comenzar la sublevación, registraron su casa, y se marcharon. Dos días después, de madrugada, volvieron para llevárselo. Y nunca regresó, no se sabe con certeza dónde fue asesinado, ni dónde está enterrado. Sea donde fuere, allí sigue él, el poeta, y los banderilleros.

Visos de legalidad

El día 5 de Septiembre de 1936 el Boletín Oficial de la Provincia de Granada (número 183) publica una circular de Gobernador Civil franquista José Valdés Guzmán, otro nombre trístemente célebre en aquellos años. En él se comunica a 32 maestros y maestras que quedan suspendidos de empleo y sueldo con efectos retroactivos desde el 1 de Agosto, y se les ordena que «…en cuanto tenga conocimiento de esta circular, harán entrega de la Escuela a la Autoridad municipal correspondiente, con inventario del moviliario y enseres de enseñanza existentes, y desalojarán la casa vivienda que se les tuvieran asignada…» [sic]. A pesar de todo, algunos de los maestros y maestras suspendidos por el Comandante Valdés jamás «harán entrega de la Escuela con el inventario del moviliario», por el inexcusable y doloroso motivo de que, al igual que Dióscoro Galindo, llevaban semanas muertos y «desaparecidos».

Boletín Oficial de la Provincia de Granada. Año 1936.Sábado 5 de Septiembre. Número 183.

A pesar de ello, con idea probablemente de dar algún viso de legalidad a una desaparición y muerte carente de tutela efectiva de juez o tribunal alguno, la Comisión Depuradora de Magisterio de Granada abre el expediente nº 70 «del Maestro Galindo González, D. Dióscoro, con destino en Pulianas». Este expediente de depuración es actualmente de titularidad del Ministerio de Cultura y Deporte (Archivo General de la Administración, Fondo Ministerio de Educación, caja 32/12601, legajo 176, expediente 20). En él podemos ver los informes remitidos por el cura párroco de Pulianas y Pulianillas, por el cabo de la Guardia Civil de Maracena, por la Comisaría de Investigación y Vigilancia y por el alcalde de Pulianas (Juan Olmedo) que dan cuenta de las actitudes y comportamientos del maestro (bajo su punto de vista, claro). Así, José Tovar Castillo (el cura) dice de él que «…antes del movimiento glorioso, en su Escuela hizo una labor pesima enseñando a los niños cosas contra la Religión diciendoles que no Existe Dios…»[sic]. Por otro lado, Antonio Ramírez (el cabo) asegura que «…demostraba ideas de extrema izquierda siendo un individuo muy poco comunicativo y a los pocos días del Movimiento Salvador de España, se ausento del citado pueblo de Pulianas, ignorando se su paradero, creyendose se encuentre en la actualidad con los Rojos…» [sic].

Archivo General de la Administración / Fondo Ministerio de Educación / caja 32/12601, legajo 176, expediente 20

La resolución del Expediente nº 70 de la Comisión Superior Dictaminadora de Expedientes de Depuración resolvió, a propuesta de la Comisión Depuradora de Magisterio Primario de Granada, la «separación definitiva del servicio y baja en el Escalafón respectivo» (13 de mayo de 1941). El documento donde aparece la citada resolución tiene una anotación escrita con lápiz, a mano. En ella se puede leer: «Condenado a Última Pena», muy similar (aunque con menos rotundidad) que la que aparece en la carátula del Expediente de Depuración, un expeditivo y subrayado «Fusilado».

Archivo General de la Administración / Fondo Ministerio de Educación / caja 32/12601, legajo 176, expediente 20

Los últimos documentos de este expediente existentes en el Archivo Histórico Provincial de Granada datan de 1941. En el fechado el 17 de julio, se requiere a Julia Monje Andrés, viuda de Dióscoro Galindo González, para que aporte diversa documentación a la Sección Administrativa de 1ª Enseñanza de Granada con objeto de «resolver el expediente de pensión de la viuda del citado Maestro».

Archivo Histórico Provincial de Granada / Fondo Delegación Provincial de Educación / Expedientes personales / caja 12117, legajo 1215

Notas:

(1) La Colonia era una antigua residencia de huérfanos (situada en las afueras del municipio de Víznar) que, tras el golpe de estado, se transformó en un siniestro corredor de la muerte de las escuadras negras comandadas por el capitán José María Nestares Cuéllar.

(2) Falangistas: Militantes de Falange Española de la JONS que, especialmente al inicio de la Guerra Civil, se constituyeron en grupos paramilitares.

Código de Referencia del expediente:

ES-18-131 AHP Granada / Delegación Provincial de Educación / Expedientes personales / Caja 12117, leg. 1215
Título: Expediente Profesional de D. Dióscoro Galindo González (65 p.)
Fecha: 1922-1941
Nivel de Descripción: Unidad documental compuesta.
Nombre del Productor: Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes / Ministerio de Educación Nacional.
Nota del Archivero: Alfredo Gómez Rubio

Bibliografía:

GARCÍA VIGUERAS, F. (2007). Los «Paseados» con Lorca: el maestro cojo y los dos banderilleros. Salamanca: Comunicación Social Ediciones y Publicaciones.
GIBSON, I. (2003). Vida, Pasión y Muerte de Federico García Lorca (2 vol.). Barcelona: Ediciones ABC.
GIBSON, I. (1987). El asesinato de García Lorca. Esplugues de Llobregat: Plaza & Janés Editores S.A.
ORTEGA CASTILLO, F. – SANCHIDRIÁN BLANCO, C. (2013). VIII Encuentro Internacional de Investigadores del Franquismo: El profesorado normalista y la depuración franquista: Revisión bibliográfica. Barcelona: CEFID, UAB – C. Molinero, J. Teba.
NEGRÍN FAJARDO, O. (1998). Los Expedientes de Depuración de los profesores de Instituto de Segunda Enseñanza resueltos por el Ministerio de Educación Nacional (1937-1943) http://hispanianova.rediris.es/7/dossier/07d017.pdf

Crédito de la fotografía:

Alfredo Gómez Rubio. Flores para Federico. Alfacar, 26 de Agosto de 2007. Imagen con licencia Creative Commons (Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.0)

Agradecimientos:

A Juan Martín López Sánchez, asesor técnico del Archivo Histórico Provincial de Granada, por su inestimable ayuda.
A Juan José Villar Lijarcio, del Archivo General de la Administración (Departamento de Referencias), por su colaboración.

Alfredo Gómez Rubio
Archivo Histórico Provincial de Granada

7 Comentarios

Suscribrime a estos comentarios

RSS 2.0 RSS V .92 ATOM 0.3

  1. María Jiménez Uceda
    16 Ago 2018

    Un trabajo de investigación excelente y muy necesario. La Educación es el pilar para la democracia, ayer, hoy y siempre, por eso el poder se ensaña con quienes creemos en la educación cuando ven que los tiempos convulsionan y no juegan a su favor. soy maestra escuela, como el maestro Dióscoro, con más suerte que él por ser de otra época, pero sé lo que se siente cuando el entorno te censura tu trabajo por enseñar a tu alumnado a pensar y a dudar de todo.
    Enhorabuena al investigador y al autor de este artículo que tan generosamente comparte sus conclusiones. Es un gran homenaje, no sólo a este Maestro Escuela, sino a cuantos ejercemos la docencia y creemos en ella para cambiar el mundo.

  2. jose maria lopez blanquez
    16 Ago 2018

    Un trabajo de investigación necesario, estos trabajos permiten aportar luz a la oscuridad de la represión que sufrieron miles de personas inocentes y desconocidas, y que a través de trabajos como este se les haga justicia. Gracias al autor, Sr Alfredo Gómez Rubio y al Archivo Histórico Provincial de Granada.

  3. M.J. Cachazo
    16 Ago 2018

    Un artículo de investigación muy interesante sobre un personaje, del que sabíamos mucho subre su muerte y muy poco de su vida.

    Mi enhorabuena al autor y al Archivo, que preserva nuestra Historia.

  4. Margarita López
    18 Ago 2018

    Nos dejaron huerfanos de cultura, asi seguimos, un pais de borregos

  5. Javier Corro
    28 Ago 2018

    Enhorabuena por el trabajo de investigación y por el artículo. Desgraciadamente el trabajo en las instituciones culturales deja poco tiempo para la investigación, por lo que es muy de agradecer el esfuerzo del autor por compartir tanta información sobre la vida y muerte de Dióscoro Galindo, información que no debe quedar en el olvido y que es tan necesaria en la actualidad.

  6. Javier de la Puerta
    01 Sep 2018

    Gracias por esta excelente investigación.

  7. Alfredo Gómez Rubio
    13 Sep 2018

    En algunas ocasiones, cuando algún conocido se enteraba de que trabajaba en un archivo, había veces que exclamaban: “¿Allí, entre tantos papeles viejos?”.
    Nuestro archivo (AHPG) no es un almacén de papeles viejos, ni siquiera de papeles antiguos. Nuestro archivo es el resultado de la vida de muchísmas personas: de sus alegrías, sus tristezas, sus esperanza, sus ilusiones, sus trabajos, sus temores… Y en él reside parte de nuestra memoria: la individual y la colectiva. Por eso merece ser conocido y disfrutado por toda la ciudadanía. Este artículo pretende contribuir a ello, modestamente.

    Muchas gracias por sus comentarios y su atención.

Leave a Reply for jose maria lopez blanquez

(*) Los comentarios y participaciones deberán ajustarse al tema o contenido de la entrada relacionada, y en ningún caso podrán ser ofensivos, difamatorios, publicitarios, pornográficos o ilícitos, de acuerdo con lo especificado en el “Aviso legal”

Si tu comentario incluye enlaces, nuestro equipo revisará que no contenga spam, por lo que no se publicará automáticamente.