Junta de Andalucía. Consejería de Educación, Cultura y Deporte
Blog de la Consejería de Cultura
Post con vídeo

Agenda Cultural Publicaciones Tiendas Culturales de Andalucia

Portal profesional Andalucía Tu Cultura

Rutas para disfrutar de la Alhambra en familia

29 de octubre de 2018

La Alhambra forma parte de nuestras vidas, del paisaje cotidiano con el que nos encontramos a diario. Al ir al cole, a casa de la mejor amiga de Anita que vive en el Realejo, cuando vamos a los entrenamientos de rugby en Fuente Nueva… Sin querer, el skyline de la fortaleza nazarí nos acompaña por cada rincón de la ciudad de Granada. Así que, visitar la Alhambra, al menos una vez al año, es un clásico en nuestra familia.

Hemos intentado esperar que llegara el buen tiempo para hacer la visita, sin paraguas (jajajajajajaja). Y en vista de que la lluvia se ha instalado casi permanentemente en esta primavera, nos apuntamos a un recorrido, dentro del programa de familias, arriesgándonos a las sorpresas climatológicas que podía depararnos el día. Pero fue un éxito. Todos disfrutamos y descubrimos nuevas curiosidades de los palacios de los Nazaríes.

Hay seis itinerarios diferentes, todos ellos guiados por intérpretes del Patrimonio que adaptan sus explicaciones para niños y mayores. Las rutas que puedes escoger son seis: Érase una vez…los Palacios Nazaríes; La Alhambra, una ciudad como fortaleza; La ciudad de la Alhambra: puertas, calles, casas; El agua que fluye: acequias, fuentes, albercas…, ¿Qué pasó después de Boabdil? Alhambra cristiana e Imaginar la Alhambra: cuentos, historias y relatos.

Nosotros elegimos la ruta de los Palacios Nazaríes. Pisar los mismos espacios donde habitaron siglos atrás los sultanes nazaríes era algo emocionante para todos, en especial para los más pequeños. Solo se admite un máximo de 30 personas por grupo. Hay que madrugar un poco y organizarse para estar en el Pabellón de acceso del Generalife, en las maquetas, antes de las 10 de la mañana. A esa hora empieza la visita. Consejo: tomároslo como un día normal de cole.

El grupo lo formábamos mayores y niños, también bebés y peques de 7 a 11 años y otros más mayores de 15 a 18 años. Aunque ya hemos hecho este recorrido otras veces, siempre descubrimos algo nuevo. Es como un viaje en el tiempo, a la Edad Media, a otra época en la que –como me decía mi hija Ana- “es difícil imaginar cómo sería la vida sin móvil ni consolas, sin coches ni televisión”.

Y nos adentramos en el corazón de la Alhambra, en los Palacios Nazaríes. Cada palacio se identifica con el sultán que lo mandó construir, con sus distintas estancias para su propio uso y el de la corte. Nada más entrar, el Mexuar.

Nos cuentan que en época nazarí servía de sala de audiencia y reuniones importantes. Tenía una tribuna elevada donde se sentaba el sultán. Lo construyó Isma´il I (1314-1325) y en época cristiana, con los Reyes Católicos, en el siglo XVI, se transformó en capilla.

No perdáis detalle de los espectaculares azulejos, a base de estrellas, que alternan el lema nazarí en árabe, el escudo imperial español con el águila bicéfala y el de los gobernadores cristianos de la Alhambra, que respetaron y conservaron lo que otra cultura muy diferente creó.

Tras atravesar una pequeña puerta, accedemos al Patio del Cuarto Dorado, que marca la separación entre el ámbito público y el privado. Aquí, el sultán presidía los actos ceremoniales, sentado seguramente en una lujosa jamuga -una silla de doble tijera que podía ser plegada-. Nos cuentan que la fachada del Palacio de Comares es una obra maestra de la carpintería nazarí.

El Patio de los Arrayanes, dentro del Palacio de Comares, es una de mis estancias favoritas de la Alhambra. Este palacio era la residencia del sultán y de su familia.

Algunos hasta nos hicimos foto del recuerdo desde el Pabellón Sur.

Y percibimos el olor de arrayán y a tierra mojada antes de acceder al interior de la torre de Comares, donde se encuentra la mayor estancia del recinto: el Salón del Trono, el ámbito del poder terrenal del sultán.

Nos imaginamos esta estancia cubierta de grandes alfombras, cojines y cortinas. Y miramos al techo, nos dicen que es una obra maestra de los artesanos de madera nazaríes. 8.017 piezas diferentes componen el diseño, formado por sucesivas ruedas de estrellas que representan los siete cielos que el creyente tiene que superar hasta llegar al octavo, que es el Paraíso, representado por un cupulín de mocárabes.

Ya en el Patio de los Leones, escuchamos el rumor del agua, el vuelo de los vencejos… Naturaleza y arte. Los niños nos contaron que en el cole les han explicado que los doce leones son como guerreros del sultán, que están hechos de mármol blanco y que esta es la fuente más famosa de toda la Alhambra.

Era un palacio residencial y las paredes de sus cuatro salas principales -Mocárabes, Reyes, Abencerrajes y Dos Hermanas- seguro que guardan secretos y cientos de instantes que han pasado a la Historia también en forma de leyendas. En este patio se celebraban actividades de ocio, fiestas, y en el piso superior había otras alcobas donde transcurría la vida cotidiana de la corte nazarí.

Así transcurrieron dos horas, que se nos pasaron en un abrir y cerrar de ojos. La visita terminaba en los jardines del Partal, a la hora del aperitivo… La tropa empezaba a decir que tenía ¡hambre, hambreeeee! Madre mía el arte no calma el apetito. ¡Hasta pronto!

Si te apetece este plan, te recomendamos que reserves con anticipación tu plaza. Puedes hacerlo personalmente en las oficinas del Corral del Carbón (C/ Mariana Pineda, 12) o telefónicamente en el número 958 575 126. El precio de la visita es muy asequible. Para adultos y niños mayores de 16 años el precio es de 6 euros; mientras que para los niños de 9 a 15 años es de 3 euros, y es gratis para los menores de 8 años. Para solicitar una visita debes cumplimentar el formulario que puedes descargarte en http://alhambra-patronato.es/index.php/La-Alhambra-Mas-Cerca/212/0/. Una vez que lo hayas rellenado tienes que enviarlo a la siguiente dirección alhambraeducareservas.pag@juntadeandalucia.es, donde te van a dar todos los detalles e información de la visita que has solicitado.

Itinerarios

1- Érase una vez…los Palacios Nazaríes.
Recorrido: Mexuar, Palacio de Comares, Palacio de los Leones, Palacio del Partal.

2- La Alhambra, una ciudad como fortaleza: Puerta de la Justicia, barrio castrense, Torre de la Vela, Puerta Zirí, Puerta de las Armas, Camino de Ronda, Puerta Tahona, Torre de los Picos, Puerta del Arrabal, Caballerizas y Puerta del Hierro.

3- La ciudad de la Alhambra: puertas, calles, casas
Recorrido: Puerta de la Justicia, Puerta del Vino, Casa árabe, Palacio del Partal y Torre de las Infantas.

4- El agua que fluye: acequias, fuentes, albercas…
Recorrido: Acequia Real, Torre del Agua, Albercones, Medina, Baño de la Mezquita y Palacio del Partal.

5- ¿Qué pasó después de Boabdil? Alhambra cristiana
Recorrido: Palacio de Carlos V, Palacios Nazaríes (Habitaciones del Emperador), Iglesia de Santa María de la Alhambra y Convento de San Francisco.

6- Imaginar la Alhambra: cuentos, historias y relatos…
Recorrido: Puerta del Hierro, Caballerizas, Palacio del Partal, Puerta de los Carros, Camino de Ronda, Casas del Capitán y Puerta de los Siete Suelos.

 

Texto: Ana Fernández Rodríguez
Responsable comunicación Patronato de la Alhambra y Generalife
Fotos: Pepe Marín

Comentarios

Suscribrime a estos comentarios

RSS 2.0 RSS V .92 ATOM 0.3

Deja un comentario (*)

(*) Los comentarios y participaciones deberán ajustarse al tema o contenido de la entrada relacionada, y en ningún caso podrán ser ofensivos, difamatorios, publicitarios, pornográficos o ilícitos, de acuerdo con lo especificado en el “Aviso legal”

Si tu comentario incluye enlaces, nuestro equipo revisará que no contenga spam, por lo que no se publicará automáticamente.