Junta de Andalucía. Consejería de Educación, Cultura y Deporte
Blog de la Consejería de Cultura
Post con vídeo

Agenda Cultural Publicaciones Tiendas Culturales de Andalucia

Portal profesional Andalucía Tu Cultura

La diadema de oro de la cueva de los Murciélagos de Albuñol (Granada)

03 de septiembre de 2018

Entre los 150 objetos arqueológicos altamente significativos que conformaron la exposición temporal El Poder del Pasado realizada por el Museo Arqueológico Nacional en celebración de los 150 años de su creación, entre los meses de noviembre del pasado año y abril del presente, estaba incluida la diadema de oro de la cueva de los Murciélagos de Albuñol entre los fondos cedidos por el Museo Arqueológico de Granada para tan magna exhibición.

Hallada en el año 1857, se trata de una cinta de oro fino de forma fusiforme, de mayor anchura en su centro que se estrecha progresivamente hacia los extremos que son redondeados y poseen sendas perforaciones para su sujeción. Está realizada con la técnica del repujado o martilleado en frio. Siendo sus dimensiones 53,5x 5,7 cm.

Este descubrimiento se encuentra vinculado con un personaje clave en los orígenes de la Arqueología andaluza y española, Don Manuel de Góngora y Martínez, catedrático de Historia Universal de la Universidad de Granada, de cuya Facultad de Filosofía y Letras llegó a ser decano, que la dio a conocer en su obra Antigüedades Prehistóricas de Andalucía, publicada en el año 1868.

“[ … ]se hubo de encontrar en ella alguna muestra de mineral plomizo, […] lo cual bastó y sobró para que en el año de 1857 se formase una compañía, al intento de beneficiar la cueva, como depósito de minerales. Dióse principio a las exploraciones despejando la entrada interior de los peñascos que la obstruían; cuando de repente se ofreció a la vista de los mineros un anchurón, y antes de llegar a él, en una corta mina y en sitio especial […] y como privilegiado, tres esqueletos, uno de los cuales, de hombre seguramente, ceñía ruda diadema de oro puro de veinte y cuatro quilates y peso de veinte y cinco adarmes, cuyo valor intrínseco es el de sesenta escudos.

[…] El esqueleto de la diadema vestía corta túnica de tela finísima de esparto; asimismo los otros, aunque algo más toscas, sendos gorros de la propia materia, cuáles doblado su cono, cuáles de forma semiesférica; y el calzado, también de esparto, alguno primorosamente labrado [….] En marzo de 1867, traté yo de visitar la caverna, como lo hice en compañía de D. José Antonio Sánchez, vecino de Albuñol, y de mi fiel dependiente José Cuadrado […] Ávido registré aquella caverna en sus diversos senos, sintiendo vivo gozo cada vez que entre las grietas topaba con algún resto más o menos conservado de huesos, trajes y utensilios; y al instante, armado de brújula, y cinta de medir, púseme a sacar un plano de cavidad tan curiosa….”

Decimonónica descripción de, sin duda, un excepcional hallazgo que constituye el conjunto más importante de cestería prehistórica y más antiguo de metalurgia en oro encontrado en España.

No obstante lo anterior, la atribución cronológica de este objeto es discutida, pues si bien las dataciones radiocarbónicas realizadas sobre los restos orgánicos de la cueva apuntan a Neolítico Final, finales del VIº milenio y primera mitad del Vº a.C. ; se ha escrito, basándose en sus paralelos más cercanos que debió pertenecer a un momento más tardío de la finales del Calcolítico (2700-1800 a.C.) momento en que parece generalizarse la metalurgia del oro y su empleo como bien de prestigio.

Este objeto es uno de las joyas que atesoran los fondos del Museo Arqueológico de Granada y actualmente se encuentra expuesto dentro de la colección que conforma la exposición Tesoros del Museo Arqueológico de Granada, con la que se ha producido la reapertura al público del mismo tras ocho años de cierre.

Isidro Toro Moyano
Director del Museo Arqueológico de Granada

BILIOGRAFÍA

Góngora y Martínez, M. (1868). Antigüedades Prehistóricas de Andalucía. Edición fascímil con comentarios preliminares de Mauricio Pastor Muñoz y Juan Antonio Pachón Romero. Col. ARCHIVUM. Ed. Universidad de Granada.

Un comentario

Suscribrime a estos comentarios

RSS 2.0 RSS V .92 ATOM 0.3

  1. Isabel Salinas cañas
    10 Sep 2018

    Recuerdo que mi padre nos contaba de pequeñas las veces que había entrado en la cueva de los murciélagos yo no e podido llegar a la entrada por distintas razones pero si e visitado su entorno que es una maravilla (las angosturas ) es un entorno maravilloso con sus paredes de mármol sus recovecos Que hacen del lugar un sitio de ensueño. Es una pena que la Junta de Andalucía no lo ponga para que se pueda ver la cueva . Y poder admirar esa maravilla de la naturaleza . Invito ala personas que le gustan esos entornos a visitarlos .

Leave a Reply for Isabel Salinas cañas

(*) Los comentarios y participaciones deberán ajustarse al tema o contenido de la entrada relacionada, y en ningún caso podrán ser ofensivos, difamatorios, publicitarios, pornográficos o ilícitos, de acuerdo con lo especificado en el “Aviso legal”

Si tu comentario incluye enlaces, nuestro equipo revisará que no contenga spam, por lo que no se publicará automáticamente.