Junta de Andalucía. Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico
Blog de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico
Post con vídeo

Agenda Cultural Publicaciones Tiendas Culturales de Andalucia

Portal profesional Andalucía Tu Cultura

La escultura thoracata de Tharsis (Museo de Huelva)

21 de enero de 2019

En ocasiones, la tierra nos sorprende con apasionantes objetos que el devenir histórico caprichosamente ha querido transmitirnos. Frutos del azar, son descubrimientos que, a pesar de su descontextualización estratigráfica y arqueológica, sin embargo y sorpresivamente, nos ayudan a conocer y profundizar más en nuestra historia y nuestro pasado cultural. Es el caso de la estatua romana con vestimenta militar aparecida en las minas de Tharsis; uno de los objetos más destacados del Museo de Huelva.

El descubrimiento del thoracato tuvo lugar en la segunda mitad del siglo XX en las minas romanas de Tharsis (Alosno, Huelva). Desconocemos la zona concreta de su hallazgo, dado que su aparición casual en el área minera fue silenciada por la compañía, hasta que José Mª Luzón y Pilar León, en el año 1971, la dan a conocer públicamente, pudiendo sólo determinar la procedencia genérica de esas minas.

La escultura está tallada en mármol y se corresponde con un torso masculino sin cabeza al que falta el brazo derecho, el antebrazo izquierdo y las piernas. La cabeza, como en numerosas ocasiones, debió ser tallada aparte del cuerpo. Las medidas del torso son algo mayores que la talla media de una persona. La parte conservada mide de altura 1,37 cm, de anchura 76 cm y la profundidad es de 39 cm.

Escultura Thoracata de Tharsis
(Museo de Huelva. Fotografía: Martín García Pérez)

La particularidad de la escultura es la vestimenta que porta, informándonos de que el representado es un personaje militar, al llevar la coraza militar, lo que la integra en la estatuaria thoracata romana.

Otra prenda que la asocia con el mundo militar es el paludamentum, el típico manto militar, que se aprecia alrededor del cuello, sobre el pecho, y que, disponiéndose por la espalda, se pliega sobre el brazo izquierdo para caer verticalmente en forma de pliegues sobre un sostén, elementos ambos, hoy desaparecidos.

Aunque las extremidades no se han conservado en su totalidad, se aprecia la postura que habría sido concebida para la estatua. La pierna izquierda serviría de apoyo de la escultura, mientras que la derecha estaría ligeramente retrasada. A la vez, el brazo derecho estaría levantado, y el izquierdo se adelantaría sujetando el manto. La pérdida del brazo derecho nos impide conocer si la figura sostendría triunfalmente un atributo o si se representaría al personaje en actitud ad locutio con el brazo levantado, pidiendo silencio a las tropas antes de la arenga, siguiendo la postura de la estatua del emperador Augusto de Prima Porta, la cual, para algunos autores, parece haber sido el modelo.

Desde el punto de vista estético y simbólico, la coraza se decora mediante bajorrelieves con escenas figurativas, dos Victorias aladas de largas túnicas afrontadas a un thymaterion o candelabro. La significativa curva del abdomen asimila la estatua onubense a otros ejemplares de thoracatas procedentes de yacimientos como Itálica, Montoro, Mérida e incluso a la thoracata en bronce de Santi Petri, localizada bajo las aguas, en Rompetimones. La coraza finaliza con la representación de dos hileras de lambrequines colgantes, placas o lengüetas redondeadas metálicas cuya función era permitir el movimiento libre de las articulaciones. Las de la primera fila llevan motivos decorativos alternándose máscaras de lince y Gorgonas, y en la inferior se han representado palmetas y rosáceas.

Bajo la coraza, las launas flequedas, han sido talladas con gran acierto al jugar con varios planos de profundidad. Las centrales se disponen casi verticales mientras que las laterales presentan un ligero movimiento. Las launas eran piezas rectangulares o tiras en cuero, generalmente terminadas en cordoncillos, que a modo de falda, continuaban o finalizaban la coraza.

En la del Museo de Huelva percibimos también parte del colobium, vestimenta masculina que se colocaba sobre la túnica íntima, tratándose, de una camisa o túnica con mangas muy cortas o sin mangas, que en la figura de Tharsis asoma por debajo del faldellín de launas, que descansan en el colobium, y por encima de las rodillas.

El estilo de esta vestimenta de tipo militar y la manera de representar a esta escultura de Tharsis las relaciona con otras estatuas militares, siendo muy semejante las esculturas de Montoro de la calle Cervantes y a la de la Colección del Marqués de Loring en Málaga. Similares figuras han sido halladas en la Villa Albani en Roma, la conservada en el Museo Nacional de Roma o la del Museo de Ostia, además de las ya citadas.

Estas figuras han sido relacionadas con talleres de época de Trajano, como la que aquí nos ocupa de las minas onubenses. En concreto la de Tharsis representa un personaje masculino ataviado con la vestimenta militar; la actitud de la escultura, los posibles atributos, la indumentaria y el estilo de la estatua la asimila, probablemente, con la representación de un emperador ataviado con la indumentaria que lo identifica como comandante supremo de las legiones. Un somero análisis del estilo de la pieza ha permitido atribuir la datación de la pieza al periodo trajaneo, por lo que resultaría probable que la escultura pueda relacionarse con el mismo emperador Trajano que gobernó el Imperio desde el año 98 hasta el 117, año de su muerte.

Cabeza de Calígula, Tharsis
(Museo de Huelva. Fotografía: Martín García Pérez)

La importancia del hallazgo en sí, se refuerza no sólo por el hecho de que la escultura se vino a sumar al conjunto de estatuas thoracatas peninsulares, sino que su hallazgo, único, por el momento, de esta tipología en la provincia de Huelva, es un testimonio singular para probar la existencia en las minas de Tharsis del ejercicio del poder imperial de forma directa en el control de la explotación y producción de las minas onubenses, en una etapa cronológica en la que las minas de Huelva supusieron un álgido en la producción minera dentro del Imperio romano. El thoracato se une al tipo de producciones artísticas idealmente estandarizadas que tenían una funcionalidad propagandística de la grandeza política y militar del Imperio romano y de la familia imperial, ubicándose este tipo de estatuaria en espacios públicos de exaltación a la familia imperial. El torso thoracato de Trajano se suma a otros hallazgos, tales como la cabeza de Calígula, procedente también de las minas de Tharsis, y a las esculturas de Claudio y de Livia aparecidas en las minas de Riotinto, todas ellas representativas de la presencia del culto imperial, como culto público, institucionalizado en los centros mineros para exaltación del poder centralizado por la administración imperial en las minas romanas onubenses.

Elena Aguilera Collado
Conservadora
Museo de Huelva


BIBLIOGRAFÍA

Acuña Fernández, P. (1975). Esculturas militares romanas de España y Portugal, I Las esculturas thoracatas. Consejo Superior de Investigaciones Científicas (Biblioteca de la Escuela Española de Historia y Arqueología en Roma, 16), 1975, pp.98-99, Fig.70.

Hertel, D. 1982: Calígula. Bildnisse vom Typus Fasanerie in Spanien. Ein Archäologischer Beitrag zur Geschichte des Kaisers Caius. Madrider Mitteilungen, 23: 258-29.

Luzón Nogué J.M. y León Alonso M.P.(1971) “Esculturas romanas de Andalucía” Habis 2 Universidad de Sevilla 2-1971, p. 245.

Pérez, J.A., Schattner, TH., Gimeno, H. y Stylow, A.U. 2008: « ¿Claudius und Livia in Urium? Ein Statuenfund im Erzrevier von Riotinto (Prov. Huelva)». Madrider Mitteilungen: 49, 302-340.

Comentarios

Suscribrime a estos comentarios

RSS 2.0 RSS V .92 ATOM 0.3

Deja un comentario (*)

(*) Los comentarios y participaciones deberán ajustarse al tema o contenido de la entrada relacionada, y en ningún caso podrán ser ofensivos, difamatorios, publicitarios, pornográficos o ilícitos, de acuerdo con lo especificado en el “Aviso legal”

Si tu comentario incluye enlaces, nuestro equipo revisará que no contenga spam, por lo que no se publicará automáticamente.