Junta de Andalucía. Consejería de Educación, Cultura y Deporte
Blog de la Consejería de Cultura
Post con vídeo

Agenda Cultural Publicaciones Tiendas Culturales de Andalucia

La Silla del Moro, otra mirada de la Alhambra

16 de Octubre de 2017

¡Nos vamos de excursión! Ya sabéis que me gusta inventar planes familiares los fines de semana. Si no hay partidos de rugby ni cumpleaños (mis hijos, como la mayoría de los niños de esta generación, tienen una vida social tremenda) organizo otras actividades que nos permiten a todos aprender un poquito más de esta hermosa ciudad en la que vivimos: Granada

Hace tiempo que quería subir al mirador de la Silla del Moro. Abre al público gratuitamente todos los fines de semana (sábados de 10-16h y domingos de 10-14 horas). A las 10 estábamos en pie, preparados, con algún pequeño tentempié y agua para el camino.

Os recomiendo que llevéis calzado cómodo y gorra. También que os echéis protector solar, porque como el verano se resiste a marcharse (parece que solo ha salido del calendario) hay que seguir protegiéndose y evitar quemaduras.

¿Cómo se llega a la Silla del Moro? Podéis utilizar el transporte público, venir en coche propio y aparcarlo en el parking de la Alhambra o caminando desde Granada: bien por la Cuesta de los Chinos o por el Bosque de la Alhambra. No os recomiendo estas dos últimas rutas si vais a venir con niños pequeños. El camino es largo y empinado.

Nada más atravesar una barrera de seguridad (conocida como Puerta del Libro) que impide el acceso a los vehículos, comienza nuestra ruta. Comenzamos a caminar por el viejo camino que llega desde la espalda del Generalife, cercano al Cementerio de San José, y por el que se accede al Llano de la Perdiz. Es un trayecto peatonal que discurre entre pinos y frondosa vegetación.

Podéis encontraros ciclistas y gente practicando running.

También, puede que tengáis suerte y se cruce alguna traviesa ardilla. ¡Cómo les gusta posar para las fotos!

El esfuerzo siempre tiene recompensa… Y lo mejor está por llegar. Al final del camino nos encontramos con esta curiosa construcción defensiva.

¿Sabéis por qué se llama Silla del Moro? Se cree que se debe a las formas en que desde Granada se veían los restos arqueológicos desde mediados del siglo XVI, muy parecidos a una banqueta o sillón. A partir del siglo XVII, comenzó a conocerse como Castillo de Santa Elena, y también como Iglesia de Santa Elena, tras la caída del Reino de Granada.

Durante la dominación francesa se convirtió en plataforma de artillería y quedó prácticamente destrozada debido a las voladuras que los invasores realizaron en 1812.

El escritor norteamericano Washington Irving (Nueva York, 1783-Nueva York, 1859) impregnó de leyenda este Mirador y en sus famosos Cuentos de la Alhambra apuntó que fue en la Silla del Moro desde donde Boabdil, el último sultán de la Alhambra, se sentó para contemplar el paisaje que desde allí se divisaba antes de emprender su exilio, en 1492.

¡Mirad qué panorámicas!

El Generalife y el valle del Darro, con la mirada puesta en los barrios del Sacromonte y el Albaicín.

Desde esta atalaya deslumbra no solo la Alhambra y sus palacios, el cauce del río Darro, las casitas blancas del Albaicín…

Las cuevas del Sacromonte, la Abadía y los cerros de Valparaíso; también la Vega y las montañas…

Imposible no inmortalizar el momento. Hacemos una parada en el camino, antes de volver a nuestro punto de partida.

Leemos en la Guía oficial de la Alhambra que la Silla del Moro formó parte del sistema de vigilancia de la Dehesa del Generalife y del Cerro del Sol, al proteger los canales de agua que alimentaban la Acequia Real que entraba hasta la Alhambra y al resto de Huertas y Jardines del Generalife. A su alrededor había fincas de recreo, que eran almunias propiedad de destacados miembros de la corte nazarí.

En 2011, la Silla del Moro fue restaurada y convertida en un mirador que forma parte del Conjunto Monumental de la Alhambra y Generalife y del Parque Periurbano.

Recomendable visita. Un privilegio contemplar estas espectaculares panorámicas y disfrutar de otras miradas de la Alhambra.

DATOS DE INTERÉS
Mirador de la Silla del Moro:
Acceso gratuito
Abierto fines de semana
Horario: sábados 10-16h y domingos 10-14h
¿Cómo llegar?
Transporte público o vehículo propio
TEXTO: Ana Fernández Rodríguez. Responsable comunicación Patronato de la Alhambra y Generalife
FOTOS: Pepe Marín Zarza.

+7
-2
  Ya has votado esta entrada.

Valora esta entrada

La Silla del Moro, otra mirada de la Alhambra
5 votos, 4.20 media (85% valoración)

2 Comentarios

Suscribrime a estos comentarios

RSS 2.0 RSS V .92 ATOM 0.3

  1. miguel
    16 Oct 2017

    Debería estar en prisión el responsable de dicha restauración. Como se puede meter tal cantidad de hormigón en un edificio de tal calado histórico? No se entiende como se restauraron en años pasados parte de la muralla granadina con hormigón y cemento, pero es q esta restauración es relativamente reciente y eso es un crimen. Parece la visita a alguna obra sin terminar debido a la crisis, falta la grua y unos palets de cemento.

  2. Mayte
    20 Oct 2017

    De que caída del Reino de Granada hablas?
    Esta horrorosa construcción debería haber llevado a la cárcel al arquitecto que hizo esta burrada, este señor siempre deja su huella y desde luego, nunca deja lo que toca parecido a lo que se supone que era antes!

Deja un comentario (*)

(*) Los comentarios y participaciones deberán ajustarse al tema o contenido de la entrada relacionada, y en ningún caso podrán ser ofensivos, difamatorios, publicitarios, pornográficos o ilícitos, de acuerdo con lo especificado en el “Aviso legal”

Si tu comentario incluye enlaces, nuestro equipo revisará que no contenga spam, por lo que no se publicará automáticamente.