Junta de Andalucía. Consejería de Educación, Cultura y Deporte
Blog de la Consejería de Cultura
Post con vídeo

Agenda Cultural Publicaciones Tiendas Culturales de Andalucia

Las relaciones entre los clubes y entrenadores ¿Vinculo laboral o asociativo?

Post publicado en el antiguo Blog de la Cultura y el Deporte

26 de Diciembre de 2014

En estos últimos dos meses los clubes y entidades deportivas andaluzas “del deporte base”, y, en especial sus dirigentes, están en una situación de desconcierto e inseguridad total ante las contradicciones en las que está incurriendo el Gobierno de la Nación, administración competente en materia de empleo y seguridad social y, en algunas parcelas del deporte, centrados prácticamente en el ámbito profesional.

En cuestión de semanas, se ha pasado de la laboralización de todas las relaciones entre entrenadores y clubes, independientemente de la situación concreta de cada una de ellas,  a la “validación verbal” y publicación de un modelo de acuerdo de voluntariado genérico, orientativo y sin visos de oficialidad o reconocimiento por parte de las administraciones Estatales competentes. Mediante éste, supuestamente, una entidad deportiva se puede comprometer a entregar una cuantía económica al entrenador sin necesidad de guardar comprobantes de gastos, quedando al margen de las obligaciones laborales y fiscales si la cuantía “es razonable para el inspector trabajo” y siempre que cumplan las normas autonómicas en materia de voluntariado.  ¿Es posible una afirmación más inconcreta y carente de fundamento técnico? Seguramente la intención ha sido calmar los ánimos, pero al final han generado más inseguridad jurídica y económica a los clubes y entidades deportivas.

sofia martos full contact

Es cierto que las notas que definen la existencia o no de una relación laboral en cualquier tipo de ámbito llevan siendo las mismas desde hace muchos años. Pero no es menos cierto que los mismos años, más aún, llevan los clubes deportivos de base, a través de dirigentes, entrenadores y entrenadoras,  voluntariosos y desinteresados, incrementando con su labor el número de deportistas de cada deporte y, por ende, el número de licencias deportivas día a día y año a año recibiendo además numerosos  éxitos.

Una de las piezas clave son esos entrenadores y entrenadoras que en la gran mayoría de los casos, acertada o desacertadamente (la profesionalización de los servicios deportivos no es objeto de este artículo) han venido desempeñando esa función dentro de “su club” de forma voluntaria y a cambio de una cuantía que en la mayoría de los casos no cubre ni por asomo el coste económico de realizar esta función y, menos aún, el coste del tiempo invertido en preparar entrenamientos. Esa realidad es la que está en este momento completamente perdida.

Torneo Ibérico rugby en La Cartuja

Dentro de un mismo club, pueden existir relaciones como las que he definido antes y relaciones en las que los servicios prestados, a veces incluyen también funciones de coordinación o dirección deportiva, reciben una contraprestación mayor a los gastos que el desempeño de esas funciones le ocasiona. Así si el Club le retribuye más que los gastos que le ocasiona, además de reunir el resto de notas características de una relación laboral, estaremos posiblemente ante un vínculo laboral que podrá ser general, regulada en por el Estatuto de los Trabajadores, o de carácter especial sometida al Real Decreto 1006.

Si esto es así desde siempre, ¿por qué ahora? ¿Por qué tantas prisas? En la normativa actual la delimitación entre compensación de gastos y relación laboral, en los casos de cuantías no muy altas, depende de tantas variables que serían necesarias tantas explicaciones como entrenadores y entrenadoras hay en los clubes y entidades deportivas, siempre valorando, en cada caso concreto, teniendo en cuenta donde viva el entrenador, calendario de partidos, etc.) y si se reúnen los requisitos o no de una relación laboral.  Por lo tanto, no es de rigor publicar un documento de acuerdo o vinculación y pretender que se entienda resuelto el problema del desconcierto generado. Menos aún cuando el Estudio realizado hace mención expresa excepcionalidad de la figura del voluntariado.

TM podio infantil fem

Jurídicamente, no es válida una solución genérica y global. Los límites de la compensación de gastos no pueden establecerse desde fuera y de forma general. Jurisprudencia reiterada y la Doctrina afirman que éstos dependerán de cada caso concreto (los gastos que le ocasione) y de la finalidad de la retribución (compensar y no retribuir el servicio prestado). Los gastos son, por naturaleza, difícilmente iguales y homogéneos para todas las personas vinculadas a una entidad de forma voluntaria y desinteresada.

En definitiva, el Estudio publicado el pasado 30 de Julio por el Gobierno Central, supone haber perdido una oportunidad de oro de realizar una labor clarificadora, pedagógica  y orientativa real a los clubes “de base”.  Cierto es que no pueden dar cantidades exactas, sin cambiar las normas aplicables, porque cada caso es diferente, pero podrían haber definido o explicado, cuándo a través de un vínculo asociativo se pueden compensar los gastos que te genera formar parte de esa causa sin necesidad de generarse un vínculo laboral y cuándo se genera un vínculo laboral, especial o general. Así, concluye sin dar una solución concreta y acorde a la realidad del deporte base.  Se echan en falta menciones a una posible regulación de un régimen especial de cotizaciones a la seguridad social, que parecía inicialmente la intención del Consejo Superior de Deportes según noticias de julio del año 2013, o a las normas que ya regulan las relaciones laborales especiales en el ámbito del deporte profesional que podrían haber clarificado algunas cuestiones.

Real Sociedad de tenis de Granada y Real Club Recreativo de tenis de Huelva.

Mientras tanto, es muy recomendable que los clubes analicen de forma concreta sus realidades, porque la de cada entrenador o entrenadora será la que defina qué gastos les ocasiona colaborar con el club que podrán ser abonadas previa presentación de los comprobantes acreditativos de los gastos, sin necesidad de firmar el acuerdo modelo porque el vínculo entre club y técnico lo genera su ficha de asociado o la licencia federativa. Cubriendo ciertas responsabilidades a través la suscripción de un seguro de accidentes y de responsabilidad civil.  En definitiva, si la cuantía excede de los gastos que le ocasione de forma efectiva la práctica del deporte, como técnico, debéis replantearos vuestro vínculo hacia la laboralidad o ajustar la compensación sólo y exclusivamente a los gastos reales y acreditables.

ana mingorance

Ana Mingorance Martín
Licenciada en Derecho. Experta en Derecho Deportivo

Optimist

Valora esta entrada

Las relaciones entre los clubes y entrenadores ¿Vinculo laboral o asociativo?
7 votos, 4.29 media (86% valoración)

Un comentario

Suscribrime a estos comentarios

RSS 2.0 RSS V .92 ATOM 0.3

  1. Víctor
    28 Dic 2014

    Gracias Ana por el articulo, pero con tanta jerga jurídica seguramente algunos clubes se habrán quedado igual. ¿Podrías resumir en llanas palabras a partir de ahora que actuación debe llevar un club deportivo? ¿están obligados al alta en SS?…