Junta de Andalucía. Consejería de Educación, Cultura y Deporte
Blog de la Consejería de Cultura
Post con vídeo

Agenda Cultural Publicaciones Tiendas Culturales de Andalucia

Murillo y los capuchinos de Sevilla

29 de Enero de 2018

El Museo celebra el acontecimiento cultural del año en Sevilla inaugurando una serie de actos que permitirán al público un reencuentro con la obra del artista mejor representado en sus colecciones, además de tratarse de un pintor que ya en vida gozó de una enorme popularidad sirviendo de inspiración a otros artistas más allá del ámbito local.

San Francisco abrazado a Cristo. Bartolomé Esteban Murillo. Museo de Bellas Artes de Sevilla.

Que sus obras fueron objeto de deseo de coleccionistas e instituciones extranjeras es algo que queda patente en esta exposición, que ha logrado reunir el conjunto completo de obras que Murillo pintó para el convento de capuchinos de Sevilla en un espectacular montaje que muestra cómo fue la distribución de las obras en su lugar de origen: el retablo principal y las capillas laterales de la iglesia. Tras la dispersión de esta serie motivada por la invasión napoleónica cuatro de las obras se separaron del conjunto: el Ángel de la guarda (Catedral de Sevilla), el San Miguel Arcángel (Viena, Kunshistorisches Museum), la Santa faz (colección particular) y la principal de todas por sus dimensiones y calidad, El jubileo de la Porciúncula (Museo Wallraf Richartz de Colonia), obra central del retablo principal que sus propietarios han cedido al Museo de Bellas Artes de Sevilla durante 10 años y que ha sido restaurada para la ocasión junto con otros cinco lienzos de nuestro museo.

Inmaculada Concepción la Niña. Detalle. Bartolomé Esteban Murillo. Museo de Bellas Artes de Sevilla

Uno de los rasgos principales del discurso de la exposición es la ocasión que se brinda al visitante para conocer el proceso creativo de estas obras, desde su misma concepción, a través de varios dibujos que muestran la fidelidad del pintor a su primera idea esbozada a través de unos trazos libres y decididos. A ello se añaden las radiografías que permiten penetrar en el lienzo que ha recibido el pincel del artista. Son ejemplo de la facilidad técnica mediante la que Murillo construye las figuras, modelando las formas con numerosas pinceladas muy ligeras que se van superponiendo con rapidez y gran soltura, hasta mostrar una forma nítida en la superficie del lienzo que contrasta con el trabajo que muestra las radiografías.

San Antonio de Padua y el Niño. Detalle. Bartolomé Esteban Murillo. Museo de Bellas Artes de Sevilla

No cabe duda que el pintor tuvo una extraordinaria capacidad para conectar con el espectador y despertar su emotividad, algo que no fue siempre comprendido. Su pintura fue tachada de dulzona, prejuicio fácilmente superable al contemplar este espléndido conjunto de 24 obras, uno de los mejores salidos de su mano y pintado en su momento de plenitud.

Exposición temporal “Murillo y los Capuchinos de Sevilla”: Desde el 28 de noviembre de 2017 hasta el 1 de abril de 2108.

Museo de Bellas Artes de Sevilla.

+2
0
  

Valora esta entrada

Murillo y los capuchinos de Sevilla
0 votos, 0.00 media (0% valoración)

Comentarios

Suscribrime a estos comentarios

RSS 2.0 RSS V .92 ATOM 0.3

Deja un comentario (*)

(*) Los comentarios y participaciones deberán ajustarse al tema o contenido de la entrada relacionada, y en ningún caso podrán ser ofensivos, difamatorios, publicitarios, pornográficos o ilícitos, de acuerdo con lo especificado en el “Aviso legal”

Si tu comentario incluye enlaces, nuestro equipo revisará que no contenga spam, por lo que no se publicará automáticamente.