Junta de Andalucía. Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico
Blog de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico
Post con vídeo

Agenda Cultural Publicaciones Tiendas Culturales de Andalucia

Portal profesional Andalucía Tu Cultura

Una mirada invernal de la Alhambra

04 de febrero de 2019

Un paseo por la Alhambra y sus alrededores te concilia con el mundo. Con el trajín de vida que llevamos y las prisas para todo, pienso que a veces es necesario parar. Y como hay que marcarse objetivos, este año me he propuesto salir a caminar los fines de semana. Afortunadamente, en Granada, podemos disfrutar de una triple experiencia: pasear, contemplar un paisaje cultural y, además, vivir y sentir nuestro patrimonio más cercano.

Aunque dicen los más veteranos que el invierno ya no es lo que era en Granada, que ya no hace tanto frío como antaño, el sol engaña y las bajas temperaturas te juegan malas pasadas… Hace poco que he salido de un gripazo monumental… Así que os recomiendo que vayáis siempre muy abrigados.
¡Comenzamos! Lo primero es planificar el recorrido. Según leo en la Guía Oficial de la Alhambra, hay tres caminos históricos peatonales que unen el Conjunto Monumental con Granada y sus barrios tradicionales: la Cuesta de Gomérez (acceso desde el centro de la ciudad), la cuesta del Realejo (desde el popular barrio del mismo nombre) y la cuesta del Rey Chico (comunicación directa con el Albaicín y el Sacromonte).

Me apetece respirar aire puro, así que elijo el Bosque de la Alhambra. Quizás me he puesto una meta demasiado grande para empezar, ¡Menuda cuesta empinada! Creo que demasiado para principiantes como yo.
La imagen que nos ofrece el Bosque de la Alhambra nada tiene que ver con la que contemplamos en otoño.

Ni tampoco con la que vemos en primavera, cuando las frondosas arboledas se encuentran en su máximo esplendor…

La Puerta de las Granadas, construida en 1536 por el mismo arquitecto que proyectó el Palacio de Carlos V, Pedro Machuca, nos da la bienvenida. Al atravesarla nos introducimos en el Bosque de la Alhambra, el gran pulmón vegetal de la ciudad.

Las hojas de los castaños de Indias, de los olmos y los álamos centenarios se han caído meses atrás, pero no por ello el paisaje deja de seducirme. Me gusta respirar este aire fresco, me espabila, me pone de buen humor.
Poco tiempo después, descubrimos la Bab al-Ramla o Puerta del Arenal, popularmente llamada Bibrambla o Bibarramla y también conocida como Arco de las Orejas.

La Puerta de Bibrambla fue demolida en su emplazamiento original de la muralla de Granada entre 1873 y 1884. Una foto para instagram bate records en likes, os lo aseguro.
Llegamos al ecuador del bosque y nos encontramos con la escultura homenaje al escritor norteamericano Washington Irving (1783-1859), autor de los famosos Cuentos de la Alhambra.

A los pies de la Puerta de la Justicia, situada en paralelo a la muralla de la Alhambra, el Pilar de Carlos V. Es una fuente renacentista que servía de abrevadero para las caballerías del emperador y desempeñaba una función simbólica para ensalzar la grandeza imperial de Carlos V.

Y llegamos a la Puerta de la Justicia, que es el punto y final de nuestra ruta. Es uno de los símbolos de la Alhambra.

Os recomiendo que accedáis a su interior. Su nombre en árabe Bab al-Sharia significa explanada pero también justicia. Fue mandada edificar por el sultán Yusuf I en 1348.

Fijaros en la mano representada en la clave del gran arco exterior y la llave reproducida encima del arco interior de entrada. Son símbolos islámicos que contrastan con la figura gótica de la Virgen y el Niño que podéis ver sobre la gran lápida que contiene la inscripción árabe fundacional de la puerta, por encima de la llave. El acceso al interior es en recodo y con un pronunciado desnivel.

En la parte superior de los muros podéis ver los soportes o perchas destinadas a que la guardia depositara las armas (picas o lanzas).


Esta es la fachada de la puerta que da al interior de la muralla. Conserva parte de la decoración original en el arco de herradura. Frente a ella caminamos al pie de la muralla hasta llegar a la Puerta del Vino, punto y final de esta ruta mañanera


Espero que os haya gustado el recorrido. ¿Os apuntáis? Seguiré informando, contándoos nuevas experiencias, otras miradas de la fortaleza nazarí.

TEXTO: ANA FERNÁNDEZ RODRÍGUEZ
Responsable de comunicación Patronato de la Alhambra y Generalife
FOTOS: PEPE MARÍN

2 Comentarios

Suscribrime a estos comentarios

RSS 2.0 RSS V .92 ATOM 0.3

  1. Eva Pérez
    09 Feb 2019

    Un truco para sobrellevar Ct Gomérez, tomarla de bajada y no de subida. Magnífico recorrido, gracias.

  2. Daniel
    14 Feb 2019

    Preciosas imágenes

Deja un comentario (*)

(*) Los comentarios y participaciones deberán ajustarse al tema o contenido de la entrada relacionada, y en ningún caso podrán ser ofensivos, difamatorios, publicitarios, pornográficos o ilícitos, de acuerdo con lo especificado en el “Aviso legal”

Si tu comentario incluye enlaces, nuestro equipo revisará que no contenga spam, por lo que no se publicará automáticamente.