Junta de Andalucía. Consejería de Educación, Cultura y Deporte
Blog de la Consejería de Cultura
Post con vídeo

Agenda Cultural Publicaciones Tiendas Culturales de Andalucia

Viva Antonio Vivo

22 de Abril de 2016

A4-DLResulta complicado elegir tan sólo uno de los distintos semblantes literarios y humanos que nos brinda Antonio Gala. Su persona es poliédrica. Y tan heterodoxa como su biografía y su pensamiento. Creo que es un acierto que su distinción como Autor del Año en Andalucía coincida con el cuarto centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, de William Shakespeare y del Inca Garcilaso.

Gala fue, como tantos otros, un niño de la guerra, crecido en una familia acomodada y que se permitió el lujo de licenciarse en Derecho, Filosofía y Letras, Ciencias Políticas y alguna carrera más que le habrían llevado de la mano hasta el cuerpo de Abogados del Estado si la rebeldía que le caracterizó siempre no se hubiera cruzado por su sangre. Él eligió Andalucía como patria profunda y, al mismo tiempo, se situó en el mismo plano que cuatro siglos antes escogiese Miguel de Cervantes, el del ras de suelo, el de abajo, el de aquel que escribe en la complicidad de quienes nunca tuvieron voz en las tribunas del poder absoluto. De William Shakespeare heredó el gusto por la palabra certera y por la musicalidad de su verso, pero también de su prosa. Del Inca, una Andalucía universal que amanece en América y desemboca en Montilla.

Cartujo durante un breve periodo de su vida, a Antonio Gala le atrajo tanto la mística como la bohemia, pero es bastante probable que su poderoso instinto vital no cupiera bajo la orden de un monasterio o, sencillamente, bajo ninguna orden. La literatura fue, por lo tanto, una salida natural al largo río de su libertad individual, empeñado en abrirse paso a pesar de la dictadura.

Se dio a conocer primero como poeta –con el premio Adonais como referente–, luego como dramaturgo y siempre como articulista. Pero también como guionista de televisión, donde dejó escrita alguna de sus mejores páginas audiovisuales. Por no hablar, desde luego, de su narrativa, a partir de que obtuviese el premio Planeta por su primera novela, “El manuscrito carmesí”.

Su obra ha dado para leyendas –corrió el rumor de su temprana muerte en Murcia–, para libros de memoria, óperas, musicales y canciones que han llevado hasta el vinilo voces como la de Clara Montes. Sin embargo, a veces olvidamos su perfil cívico, su firme compromiso ciudadano a favor de las libertades, de los derechos civiles o de Andalucía, de cuya bandera autonómica formó parte desde mucho antes de que existiera la autonomía, cuando a nuestra comunidad se le negaba incluso el derecho a ser por sí, por España y por la humanidad. Así, todos recordamos su discurso en el congreso de cultura andaluza de Córdoba, tan vigente en muchos de sus párrafos: “Andalucía es, sí, la Bella Durmiente”. Pero una “Bella Durmiente” se muere o se despierta. Son demasiados años los que lleva dormida; demasiados, los que lleva aguardando ese beso de amor, justamente lo contrario de lo que ha recibido. Y el despertar sin vueltas ha de suceder ¡ya! ¡Ya ha sucedido! Yo he apoyado mi oído en el corazón de nuestras gentes y sé que late con alarmante irritación. Yo conozco a mi pueblo, porque le pertenezco y él me asume, y se que está muy harto, que le duele la cal de los huesos de ver a la que ama mal vestida y hambrienta, con lo tibia, lo hermosa y bien dotada que la hizo Dios un día”, eso dijo entonces, con sobrado conocimiento de causa.

Antonio Gala pronunció esas palabras en la mezquita catedral de Córdoba, el 2 de abril de 1978. También, entonces como ahora, sigue vigente su grito: “Viva Andalucía Viva”. Habría que jalearle hoy, en justa reciprocidad, “Viva Antonio Vivo”. Por mucho tiempo y por mucha gloria.

Juan José Téllez
Director de contenidos y programas del Centro Andaluz de las Letras

Valora esta entrada

Viva Antonio Vivo
0 votos, 0.00 media (0% valoración)

Comentarios

Suscribrime a estos comentarios

RSS 2.0 RSS V .92 ATOM 0.3

Deja un comentario (*)

(*) Los comentarios y participaciones deberán ajustarse al tema o contenido de la entrada relacionada, y en ningún caso podrán ser ofensivos, difamatorios, publicitarios, pornográficos o ilícitos, de acuerdo con lo especificado en el “Aviso legal”

Si tu comentario incluye enlaces, nuestro equipo revisará que no contenga spam, por lo que no se publicará automáticamente.

Compartir

F T

Categorías

Libros y lectura

Etiquetas