AAVV de Encrucijadas


Ángel Domínguez. Nace en Málaga el 23 de Mayo del 81, y es Diplomado en Trabajo Social.
Ha publicado el libro “Adivinando Álora” (editorial Arguval, 2011) y sus relatos han sido recogidos en las antologías “Mi afición desmedida por lo inútil” (editorial Padilla, 2010), “Criaturas creativas” (editorial Mitad Doble, 2012), “Viajes alternativos” (editorial Airon Sesenta, 2013) y “Voces ajenas” (editorial Padilla, 2014).
Bernardino Contreras. Es un escritor malagueño afincado en Florencia. Desde los diecisiete años, cuando leyó “La autopista del sur” de Cortázar supo que quería dedicarse a la Literatura. Ha participado en revistas, fanzines y publicaciones digitales. Acaba de publicar el libro: “Cuentos ordenados”, con mitad doble ediciones.
http://cuentosmedianosycortos.blogspot.com.es
Carmen Enciso. Es natural de Málaga y licenciada en Derecho, aunque siempre quiso ser contadora de historias. Sus relatos forman parte de diversas antologías como: “Lo que no me atreví a contarte” (2009), “Cinco Mujeres y un intruso” (2012), “Criaturas creativas” (2012) y “Viajes alternativos” (2013).
Incansable creadora, acaba de publicar la novela “El Hotel del Inglés”, junto a su compañera, Eloísa Navas. En la actualidad trabaja en otros tres proyectos.
http://musasenpapel.blogspot.com.es/
Eloísa Navas. Nacida en Málaga, en su vida profesional se dedica a la Asesoría Fiscal pero es una enamorada de todo lo relacionado con el arte. La fotografía, la pintura y la música han sido una constante en su vida, aunque es en la escritura donde encuentra su auténtica vocación desde los 8 años en que comienza a escribir cuentos. Ha participado en algunos talleres literarios y colaborado en varias antologías de relatos. Además, es coautora, junto a su compañera Carmen Enciso, de la novela “El Hotel del Inglés”, que acaba de salir a la luz.
Francisco Javier Rodríguez Barranco. Normalmente las personas consideran que han experimentado un segundo nacimiento después de superar un hecho dramático o tras un acceso de lucidez que les permite enfocar su cotidiano devenir de otra manera. En mi caso, esa segunda vida se inició cuando conseguí el título de Doctor en Filología Hispánica, puesto que una vez recibidas las menciones académicas pude leer y escribir lo que verdaderamente quisiera. Desde ese momento he dejado que sea el azar quien guíe mis lecturas mediante el sencillo procedimiento de preguntar a mis amigos por algún libro que les hubiera gustado. En cuanto a la escritura, invirtiendo el postulado de Pirandello, digamos que soy un autor en busca de lectores que, en definitiva, es de lo que se trata todo esto. Dejad que los lectores se acerquen a mí. Prometo no pedir CV.
Gabriel Vargas Zapata. Nace en Puerto La Cruz, Venezuela. En 2007, a la edad de 25 años se radica en Málaga, España, donde inicia estudios de escritura en la academia de la Editorial Mitad Doble. A lo largo de su carrera ha colaborado con más de 30 periódicos de Venezuela, Colombia, Perú, Estados Unidos y España. Ha publicado “Lo que te voy a contar cuando vuelvas” (libro de cuentos). Es crítico de cine del diario El Universal de Caracas. Además es redactor del diario digital lageneraciondemalaga.es, y habitual colaborador de la revista literaria Mitad Doble. Ha participado como guionista y editor en tres series webs en España y Colombia. También es bloguero de hayunapelienmisopa. blogspot.com, dirige en la actualidad la revista literaria Zoque y se desempeña como monitor de talleres de escritura. Ha participado en numerosas exposiciones colectivas como poeta y videoartista. Ha estrenado dos obras de teatro dentro del formato de microteatro, la primera en 2009, “Los monólogos del beso”, y “Señor juez me quiero casar” en 2013. En la actualidad,
combina su trabajo como escritor con sus estudios d


Obras:

Las personas somos matemáticas. No sólo por ser calculadoras o por creernos infinitas, por nuestro número de la seguridad social o por aquello de sumar voluntades y restar importancia: nos definimos como criaturas matemáticas por las encrucijadas.
Las tenemos delante nuestra; quizás acabamos de dejar una a nuestras espaldas ahora mismo. Puede ser que al volver la esquina o el martes que viene nos topemos con una de ellas. Cuando llegamos ante una encrucijada, las líneas rectas y curvas que nos conducen en una sola y tranquilizadora dirección se expanden en varias. Aparece la pregunta que las define, porque si no hay interrogante no hay encrucijada: ¿Adónde voy? Dejamos de caminar, nos detenemos y reflexionamos. Y en ese momento, justo en el instante en que estamos en el centro de la encrucijada, descubrimos que somos ecuaciones sin resolver, abiertas a tantas soluciones o errores como caminos se pueden tomar. Como somos tan matemáticos, somos más humanos que nunca en ese momento.
Este libro es un mapa de encrucijadas, dibujado con palabras y argumentos sorprendentes, con finales inesperados. Por eso atrapan sus historias y somos cómplices de los dilemas de personajes, que son el espejo de nuestras propias dudas.
Porque las personas somos incertidumbre, seres seducidos por la tentación de continuar siempre hacia delante. Lo que jamás sabremos es qué ruta seguir: es decir, que poseemos el tesoro de la libertad, aquella que decía Don Quijote que era uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos.
 

Narrativa
Adulto