17 Nov
20:00

Antonio Lizana Group

Oriente

Organizado por el Ayuntamiento de Cádiz 

Música de raíz, navegando desde el Flamenco hasta los Ritmos del mundo a través del diálogo improvisado del Jazz

>>> COMPRA TUS ENTRADAS AQUÍ

Antonio Lizana, saxo, cante Shayan Fathi, Batería  Jesús Caparrós, bajo eléctrico Daniel García, piano  Mawi de Cádiz, baile y coros

Antonio Lizana Group

Antonio Lizana une las dos grandes ramas de su apuesta musical con un mismo hilo: la improvisación. Flamenco y jazz comparten esta clave, el primero, desde la variación melódica sobre la urdimbre de una rica armonía, el segundo, desde la evolución libre sobre los palos y su sustento rítmico. De esta experimentación compositiva e interpretativa (como cantante y músico) nace el proyecto colectivo de Lizana, paralelo al desarrollo del artista como colaborador en agrupaciones como la Afrodisian Orchestra, o la Afro-latin-Jazz Orchestra de Arturo O`Farril, compartiendo escenario con los hermanos Andy y Jerry González, Dave Valentín, Papo Vázquez y otros.

Sobre el programa

Las grandes autoridades del jazz y del flamenco de nuestro país se descubren ante Lizana, saxofonista, cantaor y creador de canciones, que tras dejar atrás un centenar largo de actuaciones de la gira de su anterior álbum, Quimeras del mar, se metió en el estudio para preparar los once temas que ahora trae debajo del brazo. Es Oriente, el tercer trabajo del músico de San Fernando, un disco en el que se lanza a una ampliación del catálogo de sonidos que enriquecen ese jazz-flamenco que le caracteriza.

Los escenarios son el gran laboratorio de estilo de Lizana. Desde su debut discográfico en 2012 como Antonio Lizana con De viento, ha recorrido innumerables salas y festivales de jazz, ofreciendo siempre un directo que es más que un concierto; es un espectáculo vibrante y lleno de intensidad, que oscila de lo solemne a la fiesta, de la meditación al baile y de Cádiz a Nueva York. Su siguiente trabajo, Quimeras del mar (2015), fue un viaje a través del jazz guiado por la inspiración del flamenco, un álbum que afianzó ese jazz-flamenco que él eleva a la categoría de género. Quimeras fue la excusa perfecta para viajar de escenario en escenario.

En Oriente también crece el de San Fernando como cantante, hasta el punto de que cada vez es más difícil saber si estamos ante un saxofonista que canta o ante un cantaor que toca el saxo. La respuesta tal vez la tenga su paisano Javier Ruibal, que sostiene que Antonio es ambas cosas a un tiempo, y que las practica con una gracia y coherencia “muy difíciles de emular”

Antonio Lizana. Fronteras