30 Nov
21:00

Orquesta Barroca de Sevilla

A oriente del meridiano cero

Música de Nápoles. Solistas de la Orquesta Barroca de Sevilla

>>> COMPRA TUS ENTRADAS AQUÍ

Leo Rossi, violín  José Manuel Navarro, viola  Mercedes Ruiz, violonchelo  Ventura Rico, contrabajo   Alejandro Casal, clave   Juan Carlos de Múlder, cuerda pulsada   Alberto Domínguez, flauta  Hiro Kurosaki, concertino, director

Programa

ALESSANDRO SCARLATTI  (1660-1725)

Concerto no. 1 en Fa m. para cuerdas y continuo

de los Six Concertos in Seven Parts, 1740

Grave – Allegro – Largo – Allemande

FRANCESCO BARBELLA (1692-1733)

Sonata Terza en Do M. para flauta dulce, 2 violines y continuo

del manuscrito de la Biblioteca del Conservatorio di Musica S. Pietro a Majella, ca.1725

Amoroso – Allegro – Adagio – Allegro

ALESSANDRO SCARLATTI (1660-1725)

Sinfonia Settima en Sol m. para flauta dulce, cuerdas y continuo

de las Sinfonie di concerto grosso, 1715

Moderato – Moderato/Allegro – Grave – Allegro

FRANCESCO DURANTE (1684-1755)

Concerto III en Mi b M. para cuerdas y continuo

del manuscrito de la Biblioteca del Conservatorio di Musica S. Pietro a Majella, ca.1725

Presto – Largo staccato – Allegro – Minuetto/Allegro – Allegro assai – Finale

DOMENICO NATALE SARRI (1679-1744)

Concerto en La m. para flauta dulce, cuerdas y continuo

del manuscrito de la Biblioteca del Conservatorio di Musica S. Pietro a Majella, Nápoles, ca.1725

Largo – Allegro – Larghetto – Spirituoso

Los solistas de la Barroca de Sevilla

Situada incuestionablemente en el primer nivel de las agrupaciones españolas que se dedican a la interpretación de la música antigua con criterios historicistas, la Orquesta Barroca de Sevilla fue creada en 1995 por Barry Sargent y Ventura Rico y desde 2001, su director artístico es Pedro Gandía Martín. Entre las figuras internacionales que se han puesto a su frente se encuentran algunas de talla mítica, como Gustav Leonhardt, Christophe Coin, Sigiswald Kuijken, Jordi Savall, Christophe Rousset, Rinaldo Alessandrini, Monica Huggett, Harry Christophers, Andreas Spering, Diego Fasolis, Juanjo Mena, Eduardo López Banzo, Pablo Valetti, Enrico Onofri…

Protagonista de una intensa actividad concertística en Sevilla y el resto de Andalucía, ha interpretado repertorios en los más importantes escenarios españoles y europeos (Alemania, Francia, Italia, Suiza…).
Tras haber grabado para los sellos discográficos Harmonia Mundi, Lindoro y Almaviva, la Orquesta Barroca de Sevilla ha creado el suyo propio: OBS-Prometeo, objeto de distinciones importantes por los más importantes referentes de la música clásica (Editor´s Choice de la revista Gramophone, Excepcional de Scherzo, Ritmo Parade, etc.).

En el año 2011 le fue concedido el Premio Nacional de Música otorgado por el Ministerio de Cultura de España. Asimismo, ha obtenido el Premio Manuel de Falla 2010, Premio FestClásica 2011 y una Distinción Honorífica del Ayuntamiento de Sevilla.

www.orquestabarrocadesevilla.com

Hiro Kurosaki es un músico austriaco de origen japonés, actualmente uno de los artistas más demandados en el área de la interpretación historicista. Estudió violín con Franz Samohyl en la Escuela Superior de Música y Arte Dramático de Viena, comenzando su carrera internacional como solista junto a orquestas como la Royal Philharmonic Orchestra, la Staatskapelle Dresden, la Wiener Symphoniker y la Mozarteum Orchester. Su trabajo ha sido reconocido con galardones como el ‘Henryk Wieniawski’ de Polonia y el ’Fritz Kreisler’ de Viena.
Ha colaborado con personalidades de la música antigua como René Clemencic, Jordi Savall, William Christie y Linda Nicholson. Es invitado frecuentemente a los más prestigiosos festivales del mundo, participando en giras por Europa, Japón, Estados Unidos y Australia.
Además de su actividad concertística, Hiro Kurosaki desarrolla una intensa carrera docente. Es profesor de violín barroco en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, la Universidad de Música y Artes Interpretativas de Viena y el Mozarteum de Salzburgo.

Sobre la música de Nápoles durante el Barroco italiano

El esplendor del Barroco italiano, forjado en el norte del país, adquiriría en el sur unos matices especiales que harían del Nápoles de inicios del XVIII la gran capital de la ópera. El sistema de conservatorios (instituciones benéficas en las que se conservaba a niños huérfanos y expósitos, pero admitía también estudiantes de pago) impulsaría una enseñanza musical de alta calidad gracias al uso de sistemas pedagógicos innovadores. Alessandro Scarlatti fue un pilar esencial en el desarrollo de esta escuela operística napolitana, hasta el punto de que se le atribuye a menudo la implantación definitiva en el género del aria da capo. Y con la ópera llegó la música instrumental. Los principales géneros que se habían ido produciendo y evolucionando en Bolonia, Roma o Venecia, como las sonatas y los conciertos, arribarían también a Nápoles. Operistas como Scarlatti, Sarri y Pergolesi los cultivaron, y también otros músicos fundamentalmente reconocidos en el ámbito instrumental, como Durante o Barbella, que adaptaron las nuevas fórmulas venecianas, trabajaron en los conservatorios y fueron maestros de toda una generación de nuevos compositores dramáticos.

OBS. 2004, Sevilla. Hiro Kurosaki, director-concertino. Geminiani-Corelli, Sonata Op. V nº 4