Orquesta Filarmónica de Málaga

Obras de Juan Francés de Iribarren y Wolfgan Amadeus Mozart

María Eugenia Boix, soprano  Antonio del Pino, órgano Federico del Sordo, director

>>> Descarga las letras del concierto de la Orquesta Filarmónica de Málaga aquí

Programa

W.A.MOZART (1756-1791)

Sonata da Chiesa No. 3 para órgano y cuerdas en Re mayor, K.69

JUAN FRANCÉS DE IRIBARREN (1699-1767)

Virgo Prudentissima (1753)
Manjar divino (1751)

W.A. MOZART (1756-1791)

Sonata da Chiesa No. 1 para órgano y cuerdas en Si bemol mayor, K.67

JUAN FRANCÉS DE IRIBARREN (1699-1767)

Con qué dulzura el alma (1736)
Salve Regina (1752)

W.A. MOZART (1756-1791)

Sonata da Chiesa No. 10 para órgano y cuerdas en Re mayor, K.245

JUAN FRANCÉS DE IRIBARREN (1699-1767)

Lamentación 2ª del Jueves Santo (1747)
Si el mar proceloso (1755)

La OFM dirigida por Federico del Sordo con Eugenia Boix y Antonio del Pino

La Orquesta Filarmónica de Málaga es una de las grandes orquestas sinfónicas de Andalucía. Como tal, es para la OFM fundamental nocircunscribirse únicamente a la programación habitual en su sede,  siendo así que ha desplegado entusiastas propuestas paralelas entre las que cabe contar con la participación de esta agrupación en el Festival de Música Española de Cádiz.
En 2017 la Diputación de Málaga concedió a la OFM la Distinción de Honor de la Provincia por la amplia activudad cultural y social que desarolla.

En este encuentro es Federico Del Sordo el director invitado que acompaña a la OFM, siendo el director titular y artístico Manuel Hernández Silva. Federico es concertista organista y cembalista,habiendo estudiado piano, órgano, composición, música sacra y dirección de coros, a la par que Sociología. Junto a su labor musical destaca su desarrollo como investigador  en el ámbito de las ciencias sociales y la musicología –en especial el período barroco–publicando libros y artículos sobre ello. Actualmente es profesor de Órgano en el Conservatorio Santa Cecilia de Roma y del Pontificio Instituto de Música Sacra de Roma.

Eugenia Boix es una soprano que, pese a su juventud, cuenta con una semblanza destacada. Fue Premio Extraordinario Fin de Carrera en el Conservatorio Superior de Música de Salamanca, primer premio en las Becas Montserrat Caballé – Bernabé Martí, y semifinalista en el prestigioso concurso Operalia, organizado por Plácido Domingo. Ha cantado bajo la batuta de nombres como Federico Maria Sardelli, Carlos Mena, Mónica Huggett, Juan Carlos Rivera y otros destacados directores, interpretando importantes roles vocales.

Junto a Eugenia, completa el elenco solista el organista Antonio del Pino, licenciado en Teología además de en las especialidades de Viola y Órgano. Director y organista segundo del coro de la Catedral de Málaga, es también maestro en canto gregoriano por el Pontificio Instituto Ambrosiano de Música Sacra de Milán. Dirige la Capilla Maestro Iribarren, autor sobre cuyas Lamentaciones de Juan Francés realiza su tesis doctoral, y ha publicado varias transcripciones de la música instrumental malagueña del s. XVIII.

Notas al programa de la Orquesta Filarmónica de Málaga:

Entre los años 1772 al 1780 Wolfang Amadeus Mozart compuso sus diecisiete Sonata da Chiesa. Estas piezas breves en un solo movimiento estaban realizadas para acompañar el servicio religioso, aunque a menudo se interpretaban en las iglesias en concierto. La mayoría están compuestas para dos violines, órgano y bajos, es decir para fagot ad libitum, violonchelos y contrabajos, salvo tres que en la plantilla incluyen oboes, trompas, trompetas y timbales.
La Sonata No. 1 probablemente fue compuesta cuando tenía dieciséis años de edad y fue nombrado Domkonzertmeister en 1772 por el Príncipe-arzobispo de Salzburgo y es la única lenta de sus Sonatas da Chiesa. La Sonata No. 3 fue escrita en el mismo año y la Sonata No. 10 en 1776.

Juan Francés de Iribarren natural de Sangüesa (Navarra) se trasladó siendo niño a Madrid donde ingresó en el Colegio de Niños Cantorcitos, institución dependiente de la Real Capilla, desde donde pasó a la edad de 18 años al puesto de organista de la Catedral de Salamanca hasta que en 1733 obtuvo por concurso oposición la plaza de maestro de capilla en la Catedral de Málaga donde permaneció hasta su fallecimiento en 1767.
Desde su llegada hasta el final de sus días estuvo trabajando intensamente al servicio de la Catedral de Málaga, componiendo un gran número de obras. A través de su catálogo puede verse una evolución de recursos polifónicos propios de la época, hasta alcanzar una mayor simplicidad con melodías más diáfanas y equilibradas que denotan ya el clasicismo.