Museo de Bellas Artes de Córdoba. versión imprimible

colecciones: restauración y conservación

2016 | 2014 | 2013 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2003 | 2002
subsección intervenciones en las piezas
Imposición de la casulla a San Ildefonso. Imagen de la obra restaurada
Imposición de la casulla a San Ildefonso

Antonio del Castillo Saavedra

Imposición de la casulla a San Ildefonso.
Óleo sobre lienzo.
230 x 125 cm.

Mal clavado en un bastidor más pequeño que la pintura, con multitud de parches tapando rajas y agujeros y con gran cantidad de repintes y barnices oxidados, se optó por forrar el cuadro a la gacha, montarlo en un bastidor nuevo con cuñas mecánicas, limpiar la superficie pictórica, estucar y reintegrar.


La conservación del patrimonio,
una responsabilidad común.

        Logotipo del Iccrom. Pulsar para descargar 
 (pdf 54 kb  Nueva Ventana)


Fondos arqueológicos Colección Romero de Torres. Imagen de la obra restaurada
Fondos arqueológicos Colección Romero de Torres

Fichas Diagnóstico de los fondos arqueológicos de la Colección Romero de Torres

Los fondos arqueológicos de la Colección Romero de Torres se adquieren por la Junta de Andalucía, junto a toda la colección, en 1988. El estado general de estos fondos es bueno, aunque hay algunas necesidades de conservación entre varias piezas, que es necesario concretar a través de este estudio diagnóstico.


Virgen con el niño. Imagen de la obra restaurada
Virgen con el niño

Anónimo

Virgen con el Niño.
Óleo sobre cobre.
16,3 x 13,6 cm.

La obra presentaba la capa pictórica bastante desprendida del soporte, lo que le ha provocado multitud de pérdidas. El tratamiento de conservación consistió en sentar el color con un adhesivo y proteger superficialmente la pintura con barniz.


Bendición Sánchez. Imagen de la obra restaurada
Bendición Sánchez

Julio Romero de Torres

Bendición Sánchez.
Óleo sobre lienzo.
100,6 x 85 cm

La obra presentaba un ligero levantamiento del color con riesgo de posible desprendimiento en caso de manipulación. Solicitada la obra para figurar en la exposición de Julio Romero de Torres celebrada en 2003, los organizadores de la exposición pagaron a Rosa Cabello para que realizara un sentado de color.