21
22
21:00
Oct

SALA

A

Teatro

TNT/EL VACIE

Fuente Ovejuna

ESTRENO ABSOLUTO

 

De LOPE DE VEGA Dirección PEPA GAMBOA Dramaturgia ANTONIO ÁLAMO.

 

De nuevo las mujeres de etnia gitana del asentamiento chabolista de El Vacie se ponen en las manos de la directora Pepa Gamboa para subirse a los mejores escenarios. Tras la éxitosa y multipremiada La casa de Bernarda Alba, estas mujeres vuelven para ofrecernos otra obra coral de alcance universal.
 

La temporada 2009/10 el paisaje del teatro español quedó marcado por una sorpresa, un hecho escénico singular surgido de la cabeza enfebrecida y no menos comprometida social y escénicamente de Ricardo Iniesta. Hecho realidad por la directora andaluza Pepa Gamboa y la entrega de un grupo de mujeres gitanas que no podían imaginar el alcance que había de tener la propuesta que les hacían una mujer y un hombre de teatro.

 

Se trataba de convertirlas en actrices sin dejar de ser ellas mismas y representar uno de los grandes textos de la dramaturgia andaluza y universal: La casa de Bernarda Alba de F. G. Lorca. Nada hacía presagiar el éxito que cosechó. Nuestros grandes teatros, el Teatre Lliure (Barcelona) o el Español (Madrid), entre otros, hicieron sendas temporadas con esta producción que más tarde viajó hasta Rotterdam para exhibirse en el Festival ICAF. La prensa no reparó en elogios y hasta el Financial Times les dedicó una página.

 

 

Ahora, vuelven a las andadas para demostrar que aquella experiencia no tenía fecha de caducidad.

 

Y vuelven nada más y nada menos que con una de las obras más corales de nuestro teatro clásico Fuente Ovejuna de Lope de Vega. Un texto que, en palabras de la directora del espectáculo situará a estas mujeres en el vórtice  político que inadvertidamente pero con todo el derecho ocupan: el de decir, representar y denunciar las condiciones de exclusión social por todos.

 

Gamboa nos  confiesa sus intenciones a la hora de montar esta pieza con estas palabras: El descarnado triunfo de las desigualdades y el estado de excepción político, social y económico permanente en el que vivimos, en el que nuestros gobiernos comienzan a moverse sin ambages fuera de la legalidad, otorga una vigencia importante a la  obra: uno de los grandes temas, prácticamente el tópico de Fuente Ovejuna, es la rebelión del pueblo contra los atropellos de gobierno tiránico. Sin embargo, aunque  ese aspecto sea interesante, Fuente Ovejuna es bastante más compleja que eso. Y es en esas complejidades, más aún cuando la representa un grupo de mujeres  de un colectivo tradicionalmente marginado, donde quisiera ahondar en este montaje.